EU12.05.2017
(0)guardarlectura zen
Trump amenazó con cancelar ruedas de prensa para evitar malentendidos
LPOEl republicano reaccionó así al escándalo por el despido de Comey del FBI. Afirmó que usar boletines era suficiente.

"Los Fake Media están trabajando horas extras hoy", escribió Donald Trump, con lo que iniciaría una serie de tweets donde hablaría de la posibilidad de cancelar temporalmente las ruedas de prensa en la Casa Blanca y sustituirlas por mensajes a través de Twitter. Esto sucedió como reacción a la cobertura de los medios sobre el despido de James Comey del FBI, entre dimes y diretes, y reacciones del nuevo director que contradijeron lo dicho por el propio presidente norteamericano.

"Comey contaba con amplio apoyo al interior del FBI y aún lo tiene al día de hoy", dijo el director interino del FBI, Andrew McCabe, en respuesta a la subsecretaria de prensa de Trump, Sarah Huckabee Sanders, quien días atrás aseguró que a Comey ya no lo querían ni los demócratas, ni los republicanos y "más importante, los miembros del FBI perdieron confianza en su director". McCabe no estaba de acuerdo con la visión de Huckabee. "Ha sido el más grande privilegio y honor de mi vida profesional trabajar con él", remató.

De inmediato, los medios acudieron al propio presidente para saber la versión de los hechos tras la salida del ex director de FBI. Trump ratificó de viva voz que la decisión había sido sólo suya. En entrevista con la NBC, el magnate neoyorquino también confirmó que el despedido de Comey fue para sepultar la investigación de sus nexos con Putin.

"Iba a despedir a Comey. Mi decisión, lo iba a despedir sin importar la recomendación. [Rosenstein] hizo una recomendación. Es muy respetado, un muy buen tipo, un tipo muy inteligente. Les gusta a los demócratas. Les gusta a los republicanos. Él hizo su recomendación. Pero sin importar su recomendación, yo iba a despedir a Comey", expresó el mandatario estadounidense, aludiendo y contradiciendo a Rod Rosenstein, la mano derecha del Fiscal General Jeff Sessions, quien supuestamente hizo una recomendación a través de una carta al despacho de Trump donde explicó la necesidad de remover a Comey del buró. 

Hoy, tras este cruce de versiones entre los personajes más importantes de la presidencia, el republicano en la Casa Blanca acudió a Twitter para desquitarse contra la prensa por el festín que el entramado del despido de Comey provocó entres analistas, periodistas y presentadores de noticias.

 "Como un muy activo Presidente con muchas cosas sucediendo, ¡no es posible para mis representantes frente a los podios que tengan una precisión perfecta!", descargó Trump en un primer tweet.

A continuación, el presidente de una de las naciones militares más poderosas del mundo amagó a los medios con cancelar todas las futuras ruedas de prensa y emitir boletines en su lugar, "en nombre de la exactitud".

"...Quizá lo mejor que podríamos hacer es cancelar todas las ruedas de prensa futuras y repartir respuestas escritas en nombre de la exactitud. ¡La prensa falsa está trabajando horas extra hoy!", recriminó Trump.

Para más tarde amenazar al propio Comey, de quien -aseguró- espera que no tenga grabaciones sobre sus conversaciones, porque podrían filtrarse a la prensa, haciendo referencia al caso Watergate.

"¡James Comey mejor espera que no haya 'cintas' de nuestras conversaciones antes de que él comience a (hacer) filtraciones a la prensa!", concluyó, por ahora.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.