Política Monetaria18.05.2017
(0)guardarlectura zen
Carstens teme que los sueldos empiecen a crecer y sube la tasa para contener la inflación
LPOEn línea con lo estimado por el mercado, subió la tasa en 25 puntos. El empleo, la nueva inquietud.

El mercado ya anticipaba la decisión que efectivamente Agustín Carstens tomó hoy jueves: un incremento en 25 puntos porcentuales en la tasa de interés, ubicándola así en 6.75% y con espacio a otro incremento más.

Como suele suceder, la decisión no convence a todos y las críticas vienen desde distintos frentes. Una tensión evidente ha sido con la Secretaría de Hacienda, pues aumenta sus presiones para lograr sus objetivos de no endeudarse más y lograr un superávit primario para este año. 

Para el economista del FMI Alejandro Werner, esta confrontación es natural. Y es él uno de los detractores de las políticas monetarias que ha tomado el Banxico, pues señala que con el tiempo, estas decisiones podrían verse precipitadas.

"El Banxico no se da cuenta de que esas expectativas ya están mejor ancladas de lo que ellos creen", dijo recientemente uno de los favoritos en el mercado para suceder a Carstens en un encuentro con economistas.

Pero los defensores de estas políticas apuntan a que la junta de Gobierno del banco central "no está exagerando". Alegan que hay serias presiones inflacionarias en panorama y varios son los temas que preocupan al Banxico.

En su comunicado, el organismo financiero hizo énfasis en dos temas: el traslado de la depreciación de la moneda que aún se sigue viendo en los precios al consumidor y el efecto visto por el incremento en el precio de las gasolinas a inicio de año, con la apertura de ese mercado.

En diálogo con La Política Online, el economista en jefe de Signum Research, Ismael Capistrán, opinó que hay un tercer tema que ya figura entre los miembros del Banxico: el empleo.

"No se aprecian presiones significativas sobre los precios provenientes de la demanda agregada, aunque el mercado laboral parecería ya no tener holgura", dice el organismo en su comunicado. En la interpretación del economista, esta es una tercera presión que apuntala a la probabilidad de un incremento en el salario.

"Cuando el Banxico dice que en el mercado laboral ya no ve holgura, es que ven que la economía está en pleno empleo y por tanto vienen presiones salariales al alza. Y ya es un tema que está en la discusión pública", advirtió Capistrán.

Aunque el economista tiene una postura más mesurada, pues él pensaba que el Banxico aguantaría un tiempo más antes del incremento, señala que entiende por qué lo realizó: "En estos días volvió a verse una crisis de volatilidad por el tema de Trump y Rusia, es entendible que por eso el Banco de México se quisiera adelantar a la FED (Reserva Federal, por sus siglas en inglés), porque les preocupa que esto siga pasando. Con Trump todo puede pasar".

Con todos esos elementos, el economista coincide en que son necesarias las alzas, aunque reconoce las presiones para Hacienda: "Afecta al Gobierno, porque es un deudor y con esto se van a endeudar más".

Pero al mismo tiempo recuerda "llevamos diez meses con un nivel de tipo de cambio que tiene efectos sobre la inflación y está va en incremento, lo que le incomoda al Banxico", cuyo objetivo ya fue rebasado casi al doble en este año.

Coincide además con la opinión del resto del mercado en que sería de esperarse otro aumento más en este año. "Ahora quizá ya esperaría a la Fed, que ha dado claras señales de que en junio subirá tasas. Yo pienso que hará otro aumento de 25 puntos porcentuales a finales del año". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.