Héctor Vasconcelos17.07.2017
(0)guardarlectura zen
"Peña Nieto no tiene la legitimidad para negociar el TLC, debería hacerlo el próximo gobierno"
Por Jesús Pérez GaonaEl diplomático reveló una nueva gira de AMLO, la cual incluirá a EU, América Latina y Europa.

El diplomático mexicano tiene una herencia que revela su apellido. Como hijo del célebre educador José Vasconcelos, el politólogo devolvió su título de Harvard en protesta contra su alma máter por otorgarle una estancia académica al ex presidente Felipe Calderón.

Amigo íntimo de Andrés Manuel López Obrador, Héctor Vasconcelos es el secretario de Mexicanos en el Exterior de Morena. En esta plática con La Política Online, el militante de la izquierda mexicana compartió sus observaciones sobre la gira de AMLO por Estados Unidos, nos adelantó su regreso al país del norte y, sobre todo, anunció una nueva gira de trabajo del tabasqueño por América Latina y Europa.

López Obrador presenta desde hace un mes un nuevo libro sobre su último viaje por Estados Unidos. ¿De qué va?

El libro Oye Trump es resultado de una gira por ocho ciudades norteamericanas, entre febrero y marzo de este año. La idea original era hacer presencia con nuestras comunidades y compatriotas en los EU para hacerles sentir que no están solos, que compartimos sus preocupaciones y que López Obrador desea ayudar en lo posible.

Estuvimos en Los Ángeles, Chicago, Nueva York, Phoenix, El Paso, Laredo, y más tarde en Washington para interponer una demanda ante la CIDH por las políticas migratorias de Estados Unidos. La respuesta de nuestros compatriotas fue muy positiva y de entusiasmo.

López Obrador nunca ha tenido expresiones y nunca ha planteado políticas de confrontación con EU. Ni en 2006 ni en 2012 planteó eso, como es el caso de otros países.

Finalmente, Andrés Manuel les ofreció el establecimiento de oficinas de ayuda a los migrantes, para canalizarlos hacia abogados y traductores que puedan acompañarlos en sus luchas legales. Hasta ahora hemos abierto 16 oficinas.

¿Al planear esta gira se pensó en afianzar el voto de Morena en tierras de Trump, puesto que así lo interpretaron los líderes de otros partidos y realizaron sus propias mini giras?

No era este el caso. De todas maneras, nosotros venimos trabajando desde hace tiempo con simpatizantes de López Obrador y de Morena en EU. Pero es un esfuerzo que ya existe de tiempo atrás. En este momento contamos con más de 30 comités de Morena en el exterior. Y de repente aparecen las nuevas políticas migratorias de Trump, lo que originó la gira. Nos acompañaron incluso el padre Solalinde y Elena Poniatowska, pero no para promover el voto. De hecho, AMLO va a volver (calculo que en septiembre). Y ahora irá para presentar su libro en Los Ángeles.

Poco después de revelar en Piedras Negras las 10 medidas para contrarrestar las políticas de la nueva administración de EU, AMLO afirmó que estaría dispuesto a respaldar a Peña. ¿La oferta sigue en pie?

López Obrador nunca ha tenido expresiones y nunca ha planteado políticas de confrontación con EU. Ni en 2006 ni en 2012 planteó eso, como es el caso de otros países. Simplemente queremos que no intervengan en los asuntos internos de México (EU o cualquier otro país). Lo que deseamos es el respeto a la soberanía nacional, lo deseamos y la defenderemos, y si hay expresiones del gobierno en este último sentido nos sumaremos.

Eso sí, algunos de nuestros adversarios han querido meternos en ese cajón de conflictos o enfrentamientos con Norteamérica, y no corresponde con la realidad.

Estamos a punto de iniciar la renegociación del TLC. ¿En caso de ganar la presidencia, cuál sería su proyecto respecto de este acuerdo trilateral?

Hay un problema de calendarios, no sólo del lado mexicano, pues en EU tienen elecciones intermedias en noviembre de 2018. Entonces, nadie sabe con certeza cuándo podrían concluir las negociaciones. Y esto no es una decisión que puedan tomar Peña o Trump.

Además, creo que este gobierno no tiene la legitimidad necesaria para encausar el proceso. Desde mi punto de vista, debería ser el gobierno que resulte electo de las presidenciales el que tendría el respaldo social, la credibilidad, para estar en la mesa de negociación.

Peña Nieto no tiene la legitimidad necesaria para encausar la negociación del TLC. Debería ser el gobierno que resulte electo en 2018, porque tendría el respaldo social y la credibilidad para estar en la mesa de negociación.

Lo que se haga, lo hará un gobierno que tiene el mayor índice de desprestigio e impopularidad que cualquier gobierno haya tenido desde que estas cosas se miden en México.

Pero encima de todo, precisamente en un año -¿a qué estamos hoy?- será otro país, porque ya tendremos resultados electorales. Y lo que ocurra va a ser un verdadero parte aguas, o blanco o negro; 2018 no es una elección más. Vamos hacia un nuevo proyecto (y una alternativa), o vamos a más de lo mismo. Nada más que sabemos por la física que las cosas nunca se mantienen estableces sino tienden a degenerar: la ley de la entropía, o sea, lo que no mejora, empeora. Entonces, en un año sabremos si México va hacia ese proceso entrópico a una mayor decadencia, o si va a haber un cambio. 

¿Dramático no, en un año? Hay fechas así. Nadie va estar en una situación de rutina en una año, pase lo que pase. Van a ser días dramáticos.

Las prioridades del gobierno esencialmente giran en torno al comercio, remesas, migración y seguridad; casi las mismas del gobierno norteamericano. ¿Cuáles son las prioridades de Morena dentro de la renegociación?

Nosotros pensamos en una alianza con los EU para el crecimiento económico, no tanto una colaboración acotada a los asuntos de seguridad -como hasta hoy ha sido la prioridad de ambos gobiernos-, sino una alianza para el desarrollo económico.

Porque al crear nuevos empleos y mejor pagados, y al haber una mejor distribución de la riqueza nacional, se impedirá que México siga viviendo en un ambiente de violencia tan grave como el actual. Queremos ir a las causas del problema, no solamente con tanques, con rifles y soldados.

¿Pero cómo van a lograr que en la abultada agenda de EU para la renegociación se contemplen sus propuestas, aparentemente en el lado opuesto de lo que se ha acordado hasta ahora?

El problema es que las generaciones de los últimos 25 o 30 años que han estado en los cargos de mayor responsabilidad en cuanto a política económica -y a veces en política exterior-, son las de tecnócratas demasiado cercanos a la perspectiva norteamericana (muchas veces más convencidos que los propios norteamericanos), el Consenso de Washington. Son más papistas que el Papa, y están convencidos de que ese es el único enfoque válido, en términos de políticas económicas y sociales. Se puede negociar mientras se tenga firmeza, claridad y se respete la soberanía de ambos países.

¿Habla de Meade y Videgaray?

Y de otros. Ahora, es curioso, yo también fui formando en escuelas de EU, yo me formé en la Universidad de Harvard, nada más que yo no abandoné mis raíces mexicanas, mi sentimiento de hondo nacionalismo; en definitiva, mi identidad. Y yo no creo que sólo lo que se piensa en Washington o Londres sea el único modo de ver el mundo o el mejor enfoque de gobierno.

¿Y qué hay respecto de la Alianza del Pacífico, cuya última reunión se celebró hace unas semanas en Colombia?

Hay muchas posibilidades por explorar para desarrollar la relación económica y política con países de América Latina. En lo personal, me dio gusto que no se aprobara el Acuerdo Transpacífico (TTP, por sus siglas en inglés), propuesto cuando era presidente Obama. Porque de aprobarse tal acuerdo comercial, habría dañado la soberanía y los recursos naturales de nuestro país.

Como Meade o Videgaray, también fui formando en escuelas de EU. Estudié en Harvard, pero yo no abandoné mis raíces mexicanas, mi identidad. No creo que sólo lo que se piensa en Washington o Londres sea el único modo de ver el mundo o el mejor enfoque de gobierno.

Hay muchísimo por explorar, y por eso López Obrador iniciará una gira por América Latina (Sudamérica y Centroamérica). Estamos todavía definiendo los países que recorrerá, que serán países con gobiernos progresistas, pero que no están inmersos en enfrentamientos insalvables sino en la cooperación para el desarrollo.

¿Eso quiere decir que AMLO no va a visitar Venezuela?

No. No va a visitar Venezuela, eso sí lo puedo decir.

¿Y hay contacto con el gobierno venezolano? Lo digo por el escándalo que suscitaron las palabras de Héctor Díaz-Polanco sobre Morena y el país bolivariano.

No. Mire, como le decía antes, esto es parte de lo que yo veo como una conspiración de nuestros adversarios políticos para encontrar semejanzas entre López Obrador y los últimos gobernantes de Venezuela. Y no hay ninguna similitud, y no ha habido ningún contacto con el gobierno de Nicolás Maduro.

Recuerde que los verdaderos héroes de López Obrador son Benito Juárez, el general Lázaro Cárdenas y, principalmente, Francisco I. Madero (su esposa Beatriz acaba de publicar un libro relacionado con el maderismo). Un hombre puede conocerse por las personas a las que admira. Y un hombre que tiene tal admiración por «el apóstol de la democracia» cómo podría ser un dictador, o cómo podría eternizarse en el poder, o violar el estado de derecho de un país. Eso es inconcebible.

¿Y hará alguna parada por Argentina?

Ya van a ver muy pronto, y les va a parecer interesante...

La Política Online reveló hace un par de semanas que Poncho Romo está considerando algunas fechas para que AMLO visite China y presente 2018. La salida. ¿Qué nos puede decir sobre esto?

Tampoco de eso les puedo asegurar cuándo y si va tener lugar esto...

¿Y podría adelantarnos algo de Europa?

Sólo que sí va a estar de gira de trabajo por Europa. Ya hay planes muy concretos para este otoño. Pronto vamos a dar a conocer los países y las fechas.

Por último, el español Juan Carlos Monedero de Podemos vino hace unos meses a invitación de "Por México hoy", y el líder del Partido Laborista inglés, Jeremy Corbyn, visitó al propio AMLO en Tabasco durante el fin de año pasado. ¿Él devolverá el gesto a ambos y los visitará durante esta gira?

Yo no sé que se esté preparando ningún encuentro en los próximos meses con ninguno de ellos. Y no ha habido un contacto sostenido, permanente, salvo por algunos miembros de Morena que en el ámbito de su vida privada lo hacen.

Y claro que estuvo el líder del Partido Laborista con él. Se entrevistaron en Palenque. Pero nada más son visitas para intercambiar puntos de vista. Y no creo que se vean durante esta gira, porque López Obrador es un hombre que cree profundamente en no intervenir en los asuntos de otros países. Entonces, como él exige que ningún país extranjero intervenga en los asuntos de México, él no participa, ni siquiera da declaraciones sobre la vida interna de otros países.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.