Negociación
Slim cabildea en EU para que el TLCAN limite a sus competidores extranjeros
En Estados Unidos buscan eliminar restricciones para sus empresas. Los puntos más duros a negociar.

En el mercado de telecomunicaciones cabe la impresión que ha sido vaga la postura de parte del Gobierno y de las empresas mexicanas implicadas en este campo de frente a las negociaciones del TLCAN, en tanto que en Estados Unidos los jugadores pretenden apretar las tuercas. Acaso el más interesado tendría que ser Carlos Slim, con presencia en ambos países.

Lo cierto es que el magnate no se ha quedado atrás en la discusión y La Política Online pudo saber que América Móvil desplegó su cabildeo entre los senadores mexicanos y de Estados Unidos para evitar que el nuevo TLCAN facilite en exceso el desembarco de competidores extranjeros, como el caso de ATT&T o Sprint.

Y es que varios son los temas que desde el país vecino del norte se instalan en esta negociación y que, a decir de los expertos, tienen un sentido bastante provechoso para ellos, buscando tumbar ciertos límites o barreras que la ley aún tiene para los inversionistas extranjeros.

Uno de los temas en que más se enfatiza desde el mercado de telecomunicaciones estadounidense es el de los centros de datos. Los empresarios piden que no se les obligue a poner infraestructura para estos centros en territorio mexicano.

Sucede que con ello, el tráfico de Internet ya no llegaría a Estados Unidos. Al México eso le permitiría asegurar información pero además, abarataría el servicio, pues ese tránsito ya no lo cobraría el país vecino.

Otro tema que las empresas norteamericanas observan como una "restricción" es el impuesto que se les cobra a empresas como Netflix por operar en el país. En este sentido, piden eliminarlo y en todo caso, que su pago sea por transacción, es decir, el usuario sería el que tendría que desembolsar ese dinero.

Además de esas restricciones, también hay dos puntos que se debaten y no precisamente serían negativos para el país, en opinión de Jorge Bravo, analista de MediaTelecom Policy and Law.

Por un lado, se trata de la petición que hacen los estadounidenses de que exista un regulador independiente. En México se trata del IFT que depende en cierta medida, de las decisiones del Ejecutivo y del Congreso. Ellos buscan garantizar decisiones independientes.

El otro punto, es que piden una tarifa de interconexión "razonable" para los competidores. Y es que todo apunta para que este miércoles, al tiempo en que inician las negociaciones del TLCAN, la Corte dé resolución a las demandas interpuestas por América Móvil y Telmex, ambas de Slim.

Es público ya que el ministro Javier Laynez Potisek ya tiene el anteproyecto en el que se fallaría a favor de las empresas del magnate mexicano, es decir, de la eliminación de la conocida "tarifa cero".

Esto implicaría que las empresas podrían cobrar a otras por el servicio de red, lo que se prohibió en 2014 por la misma Corte y el Congreso. Sin embargo, la demanda es que esta debería ser una decisión del regulador mexicano que comanda Gabriel Contreras.

Todo apunta, a que este anteproyecto sin embargo, contempla que no será retroactiva respecto al tiempo en que operó la tasa impuesta por el legislativo, dejando al magnate sin un cobro de aproximadamente 20,000 millones de pesos. Además, se relegaría al IFT la decisión del cobro de la tarifa. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.