Morena05.11.2017
(0)guardarlectura zen
Silencio hermético de Monreal mientras analiza con su equipo si debe reconciliarse con AMLO
LPOSus asesores tienen diferentes posturas. Senado o Presidencia de Morena, las claves para salir del callejón.

Ricardo Monreal eligió construir su novela de ruptura con Andrés Manuel López Obrador de a poco, a fuego lento, como se cocinan las comidas más sabrosas de México. Pero esa ruta llegó a una bifurcación, que quizás se pueda convertir de un día para el otro en un callejón sin salida.

La Política Online reveló meses atrás en exclusiva que Monreal ya se reunía con caciques del PAN para intentar un desembarco en el Frente Ciudadano. Ya contaba con un apoyo total de Dante Delgado, el líder de Movimiento Ciudadano.

El delegado se encontró un escollo clave: la relación siempre tirante entre Miguel Ángel Mancera y Alejandra Barrales. Allí hay una posibilidad, una puerta que se abre, pero un vínculo tan inestable no da garantías de una definición clara.

LPO pudo saber que Mancera no está del todo feliz con los movimientos autónomos de su ex Secretaria de Educación. "Si ella me quiere hacer competir con Anaya, entonces que ella compita con Monreal", habría dicho en las últimas semanas a sus más cercanos.

Los militantes de Morena se cansaron de repetir que Monreal jamás dejaría Morena, porque sin AMLO "no es nada". Quizás con un olfato de líder, AMLO decidió abrir el paraguas y avisó en más de una oportunidad que se reuniría en los próximos días con su ex coordinador de campaña.

¿Qué le ofrecerá? La coordinación -y la candidatura- en la Ciudad es irreversible: Claudia Sheinbaum será la postulante de Morena. En eso parece haber una coincidencia total.

En los equipos de Morena no hay coincidencia. Los asesores tienen dos posturas diferentes. De un lado, dos de los hombres de máxima confianza de Monreal plantean que quedarse en Morena, sea cual sea la oferta, sería una derrota absoluta.

Del otro lado, existe una postura más moderada, que plantea esperar para ver qué pone sobre la mesa AMLO. "Mas vale Morena en mano que mil Frentes Ciudadanos volando", resumen en este sector del monrealismo. El propio Monreal estaría más cercano a este planteo.

Cuidado: esto no significado que la decisión esté tomada. Incluso entre este ala más abierta a la negociación con López Obrador hay límites. "La Segob, como plantea Yeidckol no una opción seria. Es una condición futura de realización incierta. Y sería validar que es un ambicioso vulgar", explicaron a LPO.

Existen dos opciones para este grupo. La primera es que AMLO le ofrezca una senaduría pluri pero que incluya también la coordinación de la bancada de Morena en la Cámara Alta. "Ricardo no puede ser un subordinado de Martí. Eso no sería serio", argumentan.

La otra opción, menos viable, es la presidencia de Morena una vez que el tabasqueño se vaya se campaña. "Y debería incluir en los hechos la coordinación de campaña", explican. ¿Por qué este escenario es menos posible? Porque AMLO ya demostró que no quiere que Monreal maneje su partido, ni se perfile como un potencial sucesor de su liderazgo.

En las próximas semanas, el delegado de la Cuauhtémoc tendrá que tomar una decisión. Empezar a enfilarse hacia el Frente Ciudadano o decidir si finalmente reconstruye su relación con AMLO. El tiempo corre, el margen de maniobra se estrecha. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.