Análisis06.11.2017
(0)guardarlectura zen
Petroleros dicen que se necesitan 11 pozos como Ixachi-1 para estabilizar la producción de Pemex
LPOSe celebró como el primer gran hallazgo de Pemex con la Reforma Energética. Expertos muestran prudencia.

Enrique Peña Nieto festejó con fuerza el descubrimiento del yacimiento Ixachi-1. El Presidente prometió que ese pozo le dará a México un volumen total de 1,500 millones de barriles. Aunque no se trata de un yacimiento grande -se ubica muy lejos de Cantarell-, se trata de una medalla para la cuestionada Reforma Energética. Es el primer hallazgo que hace Pemex desde que se implementó. 

El anuncio, sin embargo, fue recibido con mucha cautela en el sector petrolero. Los analistas afirman que no es la primera vez que el Gobierno hace anuncios sobre el encuentro de nuevos yacimientos pero que no logran producir. Por eso ahora, en el mercado prevalece la mesura.

"Parece más bien un acto político que una afirmación técnica", opinó la experta en el sector Miriam Grunstein, haciendo referencia precisamente a este antecedente, por lo que hay una fundamentada sospecha de que las cifras estén infladas.

Arturo Carranza coincide hasta cierto punto con la apreciación de Grunstein: "Incluso Pemex reconoce que puede no tener las dimensiones anunciadas y no está exento de riesgos", dijo a LPO el analista del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

La cantidad de petróleo en Ixachi-1 no está confirmada. Puede ser menor, puede ser mayor. O puede ocurrir que frente a otros hallazgos similares se postergue el momento clímax de su producción. Hay que darle tiempo.

Al ser consultado sobre este anuncio, Carranza también reconoció que sin duda hay un mensaje político pues ocurre en un momento en el que aún persisten dudas y críticas hacia la Reforma Energética y sus resultados. Eso ha sido visible en las recientes comparecencias de funcionarios y autoridades de este sector en el Congreso, los cuales han sido fuertemente cuestionados en este punto, principalmente por la oposición.

Por eso, el mensaje va en la vía de resaltar las ventajas de esta reforma para la propia empresa que dirige José Antonio González Anaya, opina Carranza: "Es un mensaje de que no solo las empresas privadas están haciendo descubrimientos sino que Pemex también está compitiendo". 

Como sea, cuando se analiza los aspectos técnicos de este descubrimiento aparece la moderación. "La cantidad de petróleo en ese pozo todavía no está confirmada. Puede ser menor, también puede ser mayor. O puede ocurrir que frente a otros hallazgos similares se postergue el momento clímax de su producción. Hay que darle tiempo", explica el analista.

Según Carranza, el pico de producción de un pozo de estas características puede tomar hasta cinco años en el mejor de los escenarios. "Y de llegar a ese punto, representaría apenas el 7% del total de la producción de Pemex". 

"Necesitaríamos al menos 11 yacimientos con características similares a Ixachi-1 para que Pemex pudiera estabilizar su producción petrolera", estimó Carranza. 

Y concluyó: "Aún con todos esta condicionantes, no deja de ser una noticia beneficiosa. El costo de producción es muy barato, se calcula en por debajo de los 25 dólares por barril. Y el precio actual ronda los 53 dólares".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.