TLCAN12.11.2017
(0)guardarlectura zen
México ante el complejo desafío de construir un futuro sin el TLCAN
LPOAumento de importaciones de Sudamérica, triangulación con Canadá e incorporación del tratado a la ley local, algunas de las alternativas.

 Ante la posibilidad de un futuro sin TLCAN, el gobierno de Peña Nieto intenta desplegar un menú de opciones futuras, pero el camino no es sencillo. De hecho, casi todas las proyecciones de bancos y consultoras especializadas indican que un escenario de ruptura golpeará fuerte a México.

Las alarmas se dispararon ante la decisión de Estados Unidos de impulsar la llamada cláusula del crepúsculo (sunset clause) que anula el tratado a menos que éste se renegocie cada cinco años.

Frente a este escenario, un primer reflejo fue buscar la apertura de nuevos mercados. Si bien es cierto que México es fuertemente dependiente de tanto las importaciones como de las exportaciones norteamericanas, ha importado más maíz amarillo de Brasil y Argentina en septiembre que en todo el 2016. "La incertidumbre va a jugar un rol muy importante en la toma de decisiones de las empresas y si ya no tienen una fuente confiable de donde importar, van empezar a buscar en otros lados", advirtió un oficial del gobierno mexicano que pidió no ser identificado. "Los números por el momento son pequeños pero son solo una muestra de lo que podrían hacer", agregó.

Sólo en septiembre, México compró más de 100 mil toneladas de maíz amarillo a Brasil y 41 mil millones a la Argentina, más que todo lo comprado a esos países en 2016.

México compró más de 100 mil toneladas de maíz amarillo de Brasil en septiembre y 41 mil de Argentina (un gota en el océano si se lo compara con los 10.5 millones de toneladas importadas de los Estados Unidos). Sin embargo, según datos oficiales, ha comprado un 11% más que en 2016. "Esto importante porque muestra que México tiene otros países a los que puede acudir para sustituir sus importaciones de granos", señaló Juan Carlos Anaya, director General de la consultora CGMA.

Parte de este fenómeno ha sido adjudicado a la caída de los precios de los granos debido a las cosechas récord que han tenido lugar tanto en Brasil como en Argentina. En este sentido, el Consejo de Granos de los Estados Unidos no ha mostrado preocupación alguna ante esta maniobra al considerarla "un fenómeno coyuntural", según afirmaron sus voceros. "Aún no estamos nerviosos por este fenómeno", destacó Ryan Legran, director en México del Consejo Estadounidense de Granos. "No creemos que se vuelva una tendencia. Esperamos que los Estados Unidos continúe dominando, siempre y cuando logremos un acuerdo en el TLCAN".

Sin embargo, con una última ronda marcada por el desacuerdo, economistas están dándole una rigurosa ojeada a los posibles costos de perder el TLCAN. El secretario de Economía, Idefonso Guajardo, le comunicó al congreso la semana pasada que dadas las difíciles condiciones, una salida del TLCAN "no puede ser descartada". Según una proyección del Banco Santander, la salida del tratado podría ocasionar una contracción del PBI del 2,6%. 

Al mismo tiempo, en caso de que el tratado se disuelva, se prevé que los Estados Unidos adoptará una posición extremadamente hostil en vez de adoptar las tarifas establecidas por la OMC, que serían favorables a México.

El secretario Guajardo y el negociador estadounidense Robert Lighthizer,en la última ronda de negociaciones.

Según Moody's la economía podría retroceder incluso hasta un 4%. Ante este escenario, funcionarios mexicanos han comenzado tantear la idea de incorporar las protecciones incluidas en el TLCAN en la ley nacional con el fin de dar algún tipo garantía a los inversores, para los cuales el tratado representa un marco protector. "Han tenido lugar charlas". Señaló Gerónimo Gutiérrez, embajador de México en los Estados Unidos. "México está obligado a analizar todos los posibles escenarios y a prepararse para lo que sea", agregó.

"Ciertamente, sería posible crear una ley de inversores que aluda a protecciones universales que estén amparadas por una constitución", destacó Melinda Hodgson, socia de la firma Foley Hoang la cual se especializa en inversores institucionales y arbitraje comercial y, de hecho, es una de las firmas que arbitra el TLCAN.

Luis de la Calle, un ex negociador del TLCAN dijo, sin embargo, que replicar compromisos de un tratado internacional en una ley doméstica sería imposible. Aun así, señaló que, aunque Estados Unidos se retirará del tratado, si Canadá y México permanecen en él y se mantienen las garantías para el comercio internacional, entonces las empresas norteamericanas tendrían incentivos para invertir en México vía Canadá.

Por ahora México no planea retirarse de la mesa. "México no le dará a Donald Trump la excusa para decir que somos los culpables por la ruptura del TLCAN", declaró categóricamente el alto funcionario del gobierno mexicano. E incluso si el TLCAN perece, "la mitad de lo que exportemos a los Estados Unidos gozará de ausencia de aranceles porque las tarifas para esos productos ya están en cero", agregó.

No obstante, cálculos realizados por el Banco Santander sugieren que el proceso dolería bastante. Se proyectan caídas del 15% de las exportaciones y de un 16% de las importaciones en caso de que el TLCAN colapse y se inicie una "guerra" comercial.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.