Banxico01.12.2017
(0)guardarlectura zen
El mercado presiona a Díaz de León para que mantenga las tasas altas
LPOEl nuevo gobernador de Banxico prefiere bajarla para activar la economía, pero preocupa la alta inflación.

La elección de Díaz de León calmó a los mercados que seguían con inquietud el descenlace del relevo de Agustín Carstens al frente del Banco de México (Banxico). Representantes del mundo financiero no ocultaron su afinidad por la trayectoria del nuevo gobernador de la institución que debe resguardar el valor de la moneda.

"Ha sido una elección muy sólida", señaló a LPO Alberto Ramos, economista senior de Goldman Sachs Group Inc para Latinoamérica. "Es un respetado tecnócrata con una larga trayectoria profesional en el Banco Central".

Debido a la incertidumbre generada por factores políticos y económicos, el nuevo gobernador del Banxico deberá hacer frente a un escenario complicado el cual requerirá tomar medidas activas y certeras para controlar la inflación y mantener la estabilidad de tipo de cambio.

Particularmente, a muchos analistas les preocupa la extrema volatilidad del peso el cual se muestra especialmente sensible ante las amenazas de Trump de romper con el TLCAN y a la incertidumbre que plantea la posible victoria AMLO.

En este sentido, voceros de Credit Suisse Group AG fueron categóricos al afirmar que si los Estados Unidos aumenta la tasa de interés de referencia en diciembre (algo prácticamente confirmado), México no tendrá más opción que aumentar la tasa de interés para evitar una devaluación que, a su vez, podría impactar sobre la inflación.

Díaz de León es conocido en el mercado por su preferencia por las políticas "Dovish", término que se utiliza para aquellos que defienden la baja de tasas para motorizar la economía.

También señalaron que, independientemente de la decisión de la Fed, el Banxico deberá subir la tasa si la inflación se mantiene por encima del 6%, tasa que duplica la meta establecida recientemente por dicha institución.

Por supuesto, el aumento de la tasa de interés tenderá a producir un efecto recesivo sobre la economía el cual, de no ser compensado por otros factores, afectará las optimistas proyecciones sobre el crecimiento confirmadas por la Secretaría de Hacienda la semana pasada.

Con respecto a esto último, no es un dato menor que el nuevo gobernador del Banxico es conocido en el mercado por tener una posición "Dovish", término utilizado para definir a personas que prefieren mantener bajas tasas de interés y que evitan subirlas para no afectar la economía.

"También el término suele utilizarse en forma peyorativa para definir a alguien "blando" que no tiene la voluntad de hacer lo que se necesita para controlar la inflación ya sea subir las tasas o contraer el circulante. Igualmente no creo que esto último se aplique para el caso de Díaz de León. Tomará las medidas necesarias", agregó un portfolio manager de un fondo de inversión consultado por LPO.

Según Marco Oviedo, jefe de economistas para México de la compañía financiera Barclays, Díaz de León "siempre ha sido uno de los miembro más "dovish" de la junta del Banxico. Ahora bien, el desafío de bajar la inflación hasta un 3% requerirá que su actitud "blanda" tenga sus límites". Igualmente, Oviedo destacó que el nuevo gobernador del Banco Central cuenta con la experiencia de mercado para hacer frente a los desafíos venideros.

Ante una caída del producto en el tercer trimestre, surge el interrogante de si realmente el Banxico procederá a tomar medidas recesivas. Algunos analistas sostienen que, como la decisión debe tomarse a través de una votación entre los miembros de la junta del Banco Central, al tratarse de cuatro personas, finalmente se llegué a un empate de dos contra dos que imposibilite implementar alguna medida.

Nos obstante, según Ramos todo dependerá de cómo evolucione la inflación y el peso. "Si ellos ven que hay riesgos que exigen una respuesta monetaria, estoy seguro de que la totalidad de la junta se pondrá de acuerdo", sostuvo el economista a LPO.

Agregando presión sobre este aspecto de la política económica, Carstens advirtió que sería contraproducente para el próximo presidente de México cambiar la prioridad actual que tiene el Banxico de controlar la inflación. Es decir, indirectamente, abogó por la autonomía del Central para que la institución no sea una herramienta para implementar políticas de demanda y desarrollo, algo a que los economistas ortodoxos siempre se han opuesto.

Carsten advirtió que será contraproducente que el próximo presidente de México desvíe al Banxico de su objetivo de mantener a raya la inflación y lo utilice para apalancar un crecimiento de la economía.

"Lo que ha creado espacio para una autonomía sólida es el hecho de que las personas quieren tener una institución dentro del Estado cuyo único mandato consiste en mantener una inflación baja y estable", afirmó Carstens en una reciente entrevista.

Efectivamente, el hecho de que el recientemente nombrado gobernador vaya a permanecer en su cargo hasta el año 2021 garantizará la continuidad de las medidas independientemente de quien gane las elecciones en 2018.

No por nada la consultora Eurasia Group afirmó en forma muy confiada que el nombramiento está en la línea con el perfil tecnocrático que el actual gobierno ha favorecido y "muy probablemente no habrá cambios en la postura de política monetaria del Banxico".

"Si uno ve la trayectoria profesional de los miembros de la junta y la de los últimos presidentes del Banxico, se puede ver que todos salen de universidades de elite como la ITAM y universidades internacionales conocidas por bajar línea en cuanto a políticas pro mercado. Por eso el mercado está tranquilo con el nombramiento de Díaz de León, en el fondo es uno de sus chicos por más dovish que sea", afirmó el portfolio manager consultado por LPO.

Esta semana, Díaz de León señaló en una entrevista con Reuters que la trayectoria de la desinflación no está yendo como se esperaba y que la función del Banxico es la de controlar la inflación.

Esto último tranquilizó al mercado y al mismo tiempo dejó en evidencia, una vez más, la discordancia de objetivos entre ésta institución y la Secretaría de Hacienda que está más preocupada por garantizar que el año electoral asegure tasas de crecimiento mayores a un 2%, para favorecer las chances del candidato del PRI, José Antonio Meade.

El 14 de diciembre la junta del Banco Central se reunirá para decidir un eventual aumento de las tasa de interés.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.