JUAN HUGO DE LA ROSA
"Que AMLO se dé una vuelta por Neza y verá que se puede lograr la paz sin amnistía a criminales"
El alcalde de Nezahualcóyotl explicó su estrategia global en materia de seguridad.

Algunos años atrás, Nezahualcóyotl llevaba la triste medalla de ser -al menos en el imaginario colectivo- uno de los municipios más inseguros. Pero en los últimos años, el municipio consiguió quizás sin mucha publicidad bajar sus índices delictivos, volviéndose referencia en la zona oriente del Estado de México, donde otros -como Ecatepec- siguen sufriendo muy fuerte ese flagelo.

En una extensa plática en exclusiva con La Política Online, el alcalde de Neza Juan Hugo De la Rosa explicó cuáles fueron las medidas que consiguieron bajar los niveles de inseguridad, justo en medio del debate por la Ley de Seguridad Interior, los mandos policiales y las posibles amnistías a criminales.

Hoy muchos analistas reconocen el exitoso modelo de su municipio, después de décadas de ser señalado como uno de los lugares más inseguros. ¿Qué ocurrió y cuáles fueron los logros en estos últimos años?

Durante muchos años, el problema era que hacia afuera lo único que se conocía de Neza era la nota roja. Cuando Neza salía en la prensa era por un asalto o un asesinato. Sin embargo, porque a mí me tocó vivirlo, la verdadera historia de Neza es la de gente trabajadora, de mucho esfuerzo.

De ahí que en estos 54 años de existencia del municipio, el desarrollo que ha tenido ha sido exponencial. Ningún municipio podría decir que ha tenido un desarrollo tan grande en un periodo tan corto, y los gobiernos del PRD han jugado un papel importante luego de 20 años.

Pero creo que depende, sobre todo, de la gente que vino a poblar este municipio, que necesitaba salir adelante, y deseaba encontrar un mejor camino para su familia. Y lo encontraron.

Que Andrés Manuel venga a Neza, para que vea que sí se puede conseguir la paz sin esa amnistía, que sí se pueden mejorar la seguridad con una estrategia. No es necesario perdonar a los delincuentes.

¿En qué décadas se generó esa imagen de Neza en la nota roja?

Diría que desde los 70, también 80 y sobre todo en los 90.

Casualmente, en los 90 también hubo una escalada de inseguridad y violencia en la Ciudad de México...

Lo que pasa es que estamos inmersos dentro el área metropolitana. Compartimos todo, desde los problemas de agua, medio ambientales, de transporte, problemas viales. Todo. Y desde luego, también la inseguridad.

Con la Ciudad de México nos divide una calle, y los delincuentes no diferencian. Y es complicado, porque no somos una isla. Te digo, nos separa una calle de Ecatepec, de Iztapalapa o de Gustavo A. Madero.

Entonces, ¿qué hizo diferente el gobierno de Neza para obtener buenos resultados en materia de prevención y combate al delito, logros que quizás otros de esos territorios que menciona no consiguieron?

Sí hemos logrado diferenciarnos. Desde el 2003 hasta la fecha se empezó a construir todo un modelo de seguridad en el municipio. Tampoco empezamos ayer, esto se vino construyendo. La diferencia con otros municipios -o incluso con el gobierno estatal y federal-, consiste en que nosotros sí tenemos todo un modelo. Es una estrategia basada en la proximidad social, en una policía vecinal, que está totalmente ligada a la población.

Es una de las grandes dificultades, que aparecen en los estudios de opinión pública: los vecinos no confían en las fuerzas policiales. ¿Cómo generar ese acercamiento?

Desde el 2003 hasta la fecha se empezó a construir todo un modelo de seguridad en el municipio. Es una estrategia basada en la proximidad social, en una policía vecinal, que está totalmente ligada a la población.

Bajo distintos mecanismos. Por ejemplo, nuestra administración implementó las redes vecinales por cuadra, y no por manzana como se venía operando. Tenemos casi 11 mil cuadras. Se fomenta así la comunicación entre vecinos y la buena la convivencia. Los propios habitantes se convirtien así en nuestros ojos y en nuestros oídos.

Además de que nuestros policías, en una inmensa mayoría, son también vecinos, y eso da la certidumbre que se comprometerán porque en ello está inmerso la seguridad de sus familias y sus amigos.

Somos también el único municipio donde las patrullas nunca se detienen, entonces desarrollamos una capacidad de respuesta muy veloz. Cada patrulla tiene su cuadrante, y los vecinos tienen el teléfono directo de su patrulla correspondiente. No pasan más de 3 minutos desde que se reporta algún problema hasta que la policía llega al lugar.

Al mismo tiempo apostamos por la tecnología: instalamos cámaras de videovigilancia -ya tenemos más de 2 mil, muchas con tecnología 4K-, botones de emergencia para que la población los instale en su unidad o en su negocio, también GPS en el transporte público, y desarrollamos la aplicación "Neza Segura" desde donde pueden pedir el auxilio.

Como veras, es una estrategia integral, no es solo un elemento, sino un proyecto global para ir generando condiciones de seguridad, prevención y confianza en los vecinos.

Habla de la policía de proximidad, justo en medio del debate del mando mixto o mando único, ¿cuál sería su posición frente a estas propuestas?

Nosotros no entramos dentro del mando único que ya se está implementado en el Edomex. Solamente tres municipios no entramos en esta estrategia, si es que se le puede llamar estrategia, porque -desde mi punto de vista- no hay una plan real ni del gobierno estatal, ni del gobierno federal en materia de seguridad. Sólo están tratando de sumar fuerzas, y eso no se traduce necesariamente en eficiencia.

¿Y la Ley de Seguridad Interior que acaba de aprobar el Senado?

No encuentro que eso sea una estrategia. Es una forma de darle cobertura a lo que ya hicieron durante años, que es militarizar. Quieren proteger al Ejército, después de estos años en las calles. De hecho, el mismo Ejército no es lo que ha preferido. Simplemente es lo que políticamente se la impuesto.

No encuentro cómo esto implicará más seguridad para la población. Al contrario, esta estrategia lo único que ha traído es más violencia. A los grupos delictivos, en lugar de exterminarlos, los multiplicaron. En el 2006 había cuarenta y tantos. Hoy se habla de más de 300 grupos delictivos. No ha servido para controlarlos. Ha servido para crear un monstruo de mil cabezas. Ese es el problema.

No encuentro que eso sea una estrategia. Es una forma de darle cobertura a lo que ya hicieron durante años, que es militarizar. Quieren proteger al Ejército. No veo cómo implicará más seguridad para la población.

En los primeros meses de su gestión, Alfredo Del Mazo no consiguió bajar los niveles de índice delictivo, sino todo lo contrario. ¿Cómo le impacta eso a Neza? ¿Qué cifras manejan ustedes?

Con los propios datos del Sistema Nacional de Seguridad, nosotros hemos venido reduciendo en los últimos años de manera importantísima nuestra incidencia delictiva, a pesar de que somos uno de los municipios más grandes del país. Hemos logrado estar por debajo de la media nacional.

No digo que no tengamos problemas: hay asaltos, hay homicidios, hay problemas de ventas de droga, desde luego. Tenemos retos importantes, pero a diferencia de otros municipios, hemos avanzando.

Por ejemplo, en el robo de autos: en todo el año hasta el mes pasado, los datos oficiales dicen que a nivel nacional hubo un incremento de un 28%; a nivel de la Ciudad de México un incremento del 24% y en cambio, nosotros subimos sólo 1%. Quiere decir que hay una contención importante, incluso con un entorno desfavorable.

¿Qué evaluación haría de los primeros meses de gestión de Del Mazo en materia de seguridad?

Son muy pocos elementos que han dado a conocer. Espero, de corazón, que tengan una idea hacia dónde van en materia de seguridad. Hasta ahora lo único que han retomado es el tema de las cámaras en el transporte público y la videovigilancia. Ese tipo de cuestiones, que como chispazos, no son una solución. Tiene que haber un proyecto integral.

AMLO propuso en poner sobre la mesa la posibilidad de amnistiar a narcos para lograr la paz. ¿Qué opina de esa propuesta?

Yo invitaría a Andrés Manuel a que viniera a Neza, para que conozca lo que hemos hecho, para que vea que sí se puede conseguir la paz sin esa amnistía, que sí se pueden mejorar las condiciones de seguridad de la población con una estrategia, con un modelo de policía de proximidad. No es necesario perdonar a los delincuentes.

Además, no me parece una estrategia adecuada, de ninguna manera, porque no nos va llevar más que al fortalecimiento de las propias organizaciones delictivas.

Muy cerca de aquí se construye el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. ¿Cómo impactará en Neza?

En primer lugar, a nosotros nos preocupa que una buena parte del agua que consumimos en el municipio proviene precisamente del subsuelo de esa zona. Esa zona era de recarga, porque ahí existían lagunas y cuerpos de agua que cumplían ese papel. Pero lo están eliminando, construyendo o asfaltando. Sí me preocupa esta situación, No dudo que traerá beneficios, pero nosotros no tenemos por qué pagar las consecuencias negativas de la construcción. Ya sufrimos de abasto de agua, y podría acentuarse.

La construcción del Nuevo Aeropuerto nos preocupa porque nos afectará en el abasto del agua, además de generar una enorme presión sobre nuestras vialidades.

Por otra parte, no están preparadas nuestra vialidades para soportar la cantidad de personas que circularán forzosamente por nuestro municipio para ir hacia el Aeropuerto.

Tengo entendido que el Gobierno planea la construcción de vialidades rápidas, ¿no?

El problema que tenemos es que sólo pensaron en vialidades de cuotas. No están pensando en vialidades libres. ¿Qué es lo que ocurre? Ellos dicen que nos van a aislar. Que se van a aventar una autopista por arriba. Pero al final de cuentas, una cantidad importante no va a usar esas vialidades.

Se habla de que en su mejor momento el nuevo aeropuerto va a emplear a 400 mil personas. ¿Esa gente usaría las vialidades de cuota todos los días? Perderían gran parte de su salario. Van a buscar forzosamente otras vialidades. Y no habrá forma de llegar al aeropuerto sin pasar por Neza. Todo ese tránsito nos afectará. Es un problema complicado.

Sí es posible que beneficie en materia de empleo, pero hasta ahora la mayor parte de ese empleo es para empresas que viene de otros territorios y contratan trabajadores de otras zonas. Y en cambio, también nos hará presión social en materia de vivienda. Porque mucha de esa gente querrá vivir cerca. No estamos preparados para garantizar todos los servicios.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.