Migración
Desde el pleno, Pelosi exige compromiso con dreamers
La líder demócrata exigió un compromiso de Paul Ryan para abrir el debate migratorio en la Asamblea.

 Hoy los demócratas en el Senado, liderados por Chuck Schumer, alcanzaron un acuerdo con la facción republicana, al mando de Mitch McConnell, para extender el presupuesto del gobierno federal durante dos años, rompiendo un estira y afloja que arrancó con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y que en enero empujó al gobierno a un shutdown de tres días. Mañana a la media noche vence el plazo para aprobar un nuevo presupuesto, y aunque originalmente los demócratas se habían comprometido a no aprobar nada a largo plazo que no incluyera protección para los dreamers, parece que Schumer ya cedió.

El nuevo presupuesto contempla un incremento de $85 mil millones de dólares al presupuesto del Ejército y $65 mil millones más para gastos domésticos, además de $140 mil millones para la defensa y $20 mil millones para emergencias domésticas. Se trata de incrementos que rebasan los límites de gasto establecidos por el Congreso, por lo que difícilmente serán aprobados por el ala radical del Partido Republicano.

Ya son más de cinco horas las que Pelosi ha hablado, y por reglas parlamentarias nadie puede obligarla a dejar el micrófono

La historia es otra en la Asamblea de Representantes, donde la líder demócrata Nancy Pelosi expresó su rechazó a un acuerdo que no contemplara un debate formal en el piso del Congreso sobre la protección para los jóvenes indocumentados.

Pelosi tomó el podium para abocar a favor de los dreamers y exigir que el líder republicano en la Asamblea, Paul Ryan, haga el mismo compromiso que hizo McConnell: abrir el debate migratorio. Ya son más de cinco horas las que Pelosi ha hablado, y por reglas parlamentarias nadie puede obligarla a dejar el micrófono. A esta práctica en el Congreso norteamericano, una forma de protesta parlamentaria, se le conoce como filibuster y tiene el objetivo de bloquear la aprobación de alguna ley o simplemente -como en el caso de Pelosi-llamar la atención de la nación hacia un problema en particular.

El récord del filibuster más largo en la historia lo mantiene el senador Strom Thurmond, quien en 1957 tomó el piso y no paró de hablar durante 24 horas y 18 minutos continuos, en protesta por la aprobación de la ley de los derechos civiles que buscaba acabar con el racismo institucional en el sur de Estados Unidos. El senador y ex candidato presidencial republicano Ted Cruz aparece en el cuarto lugar del el top 10 de los filibusters más largos. En 2013 Cruz habló durante 21 horas y 18 minutos en protesta de un presupuesto federal que otorgaba fondos al sistema de salud Obamacare.

Demandamos un compromiso de [Paul Ryan] para avanzar legislación bipartidista para proteger a los dreamers como el que hizo [Mitch McConnell].

La congresista ha leído cartas de jóvenes dreamers que narran sus experiencias como norteamericanos indocumentados. A partir del mes de marzo 800 mil jóvenes podrían ser deportados a naciones que apenas y conocieron cuando eran niños.

Hasta el momento Pelosi no tomó ningún descanso ni bebió una gota de agua.

El ala progresista del Partido Demócrata está muy molesta con la decisión de sus colegas en el Senado de alcanzar un acuerdo sin antes proteger a los dreamers.

"Simplemente no puedo explicarles a los dreamers o a mis colegas por qué debemos ser miembros de segunda clase en este Congreso sin el compromiso por parte de [Paul Ryan] que Mitch McConnell sí dio a los senadores-que habrá un voto en el pleno para permitir que el Congreso cumpla su voluntad", expresó la congresista.

Lo cierto es que Ryan necesitará algunos votos demócratas para pasar el nuevo presupuesto. El ala radical del partido republicano no aprobará un presupuesto que incremente el déficit.

Las cuatro sub bancadas de las minorías demócratas -el caucus hispano, el caucus negro, el caucus de los asiáticos americanos, y el caucus progresista-también expresaron su rechazo a un trato que no contemple a los dreamers, o por lo menos que inicie los procesos de debate formal para discutir legislación que los proteja.

Paul Ryan sólo a declarado que los republicanos apoyarán "una ley que el presidente apoye", es decir, se ha negado a tomar una postura firme respecto a los dreamers.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.