Patricia Mercado16.05.2018
(0)guardarlectura zen
"El PES va a cambiar de bando, se va a ir con el PRI y AMLO les está dando la entrada"
Por Hernán SarquisLa candidata al Senado por MC habló de su agenda laboral y los peligros de la ultraderecha para México.

Patricia Mercado es una política con una larga trayectoria en los movimientos progresistas y feministas mexicanos. En los años ochenta estuvo en la candidatura de la activista Rosario Ibarra de Piedra, y más adelante se unió a la coalición que impulsó la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas y que se convertiría en el PRD. En los '90, Mercado estuvo en la lucha por los derechos de las mujeres y en 2006 se lanzó como candidata a la Presidencia de México: obtuvo 1,128,850 votos. 

En 2013, se integró al Gabinete del Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, donde ocupó la Secretaría del Trabajo durante un año y medio. En 2015 fue nombrada secretaria de Gobierno, donde le tocó sortear uno de los momentos más complicados en la historia de la capital cuando un sismo devastó partes de la capital en septiembre del año pasado y cobró 229 vidas, dejando a miles en la calle. Hoy Mercado encabeza la lista plurinominal para el Senado con Movimiento Ciudadano.

 ¿Como se dio tu entrada a Movimiento Ciudadano?

No soy militante. MC tiene en sus estatutos que el 50% de las candidaturas obligatoriamente son externas. Firmé y me comprometí a formar parte de su grupo parlamentario en el Senado. Pero eso es un compromiso no es una cadena. Es lealtad para tratar siempre de salir como sección parlamentaria juntos. Pero no tengo obligación de votar con MC, aunque es un partido con una agenda con la que estamos muy empatados. No hay contradicciones.

 Se tiene una confianza de que las mujeres podríamos ser distintas. No somos distintas, pero podríamos ser distintas, y yo creo que hay que honrar esa confianza. No solamente es la llegada al poder, si no la llegada para hacer una política distinta a partir de ser nuevas en este terreno

¿Qué estarías haciendo si no estuvieras en esta lista con el Frente?

Yo estaba muy convencida de que saliendo de la Secretaría Gobierno regresaría a la sociedad civil y veríamos qué sucedía después de la campaña. Yo creo que hubiera regresado al Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, donde dirigí un proyecto como de cuatro años, el proyecto SUMA, de formación de mujeres líderes políticas. En general se tiene una confianza de que las mujeres podríamos ser distintas. No somos distintas, pero podríamos ser distintas, y yo creo que hay que honrar esa confianza, y eso era SUMA. No solamente es la llegada al poder, si no la llegada para hacer una política distinta a partir de ser nuevas en este terreno.

Es interesante la posición en la que te encuentras, de pronto alineada con un partido como el PAN, que no se ha caracterizado por la lucha por los derechos laborales. ¿Cómo empatas tu formación y tus creencias con las prioridades de este partido?

En México hay una pluralidad política muy grande y una diversidad social muy organizada y expresándose. Esa es la realidad de México. Necesitas construir acuerdos con los otros, con esos con los que a lo mejor no has coincidido. Esos acuerdos tienen que ser muy transparentes, muy sobre la mesa. No solamente por intereses políticos de tener mayor poder o mayor representación y mas puestos, sino a través de acuerdos muy claros que la ciudadanía pueda seguir. 

En ese sentido, es muy importante que en el Frente hay un acuerdo no sólo electoral. Y luego viene la coalición electoral, hay algunos temas como el aborto que no está, pero bueno, en ninguna coalición está. Ese es un tema que nos corresponde a los sectores progresistas de la sociedad, al movimiento feminista y demás, seguir trabajando para que lo que sucede en la CDMX ocurra en toda la República.

Además, este PAN de Anaya, de Madero y de Corral, que efectivamente rompió con la vieja alianza con el PRI, es una corriente mucho más liberal. Siempre hemos dicho que nadie puede solo, por eso me parece muy importante el Gobierno de Coalición. Aquí en el Frente hay reglas claras. Hay documentos firmados, compromisos hechos. Hay una coalición que se mueve todos los días. Cuando algo no me parece lo puedo decir, sin mayor problema. En la otra coalición a todos les cuesta mucho trabajo descifrar cómo seguir a Andrés Manuel en estas contradicciones. Prefiero un candidato que se equivoque y que pregunte.

Tú siempre impulsaste causas que hoy son hasta mainstream pero que en su momento eran muy controversiales, como el matrimonio igualitario o el aborto. Hoy advertías en tu cuenta de Twitter sobre el peligro de votar un proyecto que parece de izquierda, el de AMLO, y termine la gente metiendo a la ultraderecha al Congreso a través del PES. ¿Qué es lo que te preocupa?

Cuando Morena dice "vota por Morena y este es el proyecto de izquierda", tiene alrededor de cuarenta distritos donde si votas por Morena estarás votando por un candidato que puso el PES, que es de militancia ultraconservadora. Es un partido militante. Es un partido que además va a cambiar de bando. El PES se va a ir con el PRI, y más aún con el PRI conservador que ya vieron un caminito para entrar. Yo espero que Beatriz Paredes y Juárez y todos lo demás traigan de vuelta al PRI a su posición liberal, pero no lo sé. Me preocupa el PRI de Meade y de Mikel y del presidente. No me preocupa el PRI de Paredes, ni de Sauri, ni de Chong, ese es un PRI liberal.

Cuando Morena dice "vota por Morena y este es el proyecto de izquierda", tiene alrededor de cuarenta distritos donde si votas por Morena estarás votando por un candidato que puso el PES, que es de militancia ultraconservadora

¿Te preocupa que empiecen a meter legislación conservadora, como penalizar el aborto?

Ya lo hicieron. Ya metieron el tema de objeción de consciencia, y luego en el Senado el PRI y el PAN la votaron. Ahí tienes un tema. Yo espero que no les den la CONAPO en Gobernación si gana Andrés Manuel. Que no les dé la Secretaria de Salud. ¿Qué les va a dar? Esta corriente viene por un tema de valores, de los valores que ellos tienen, porque nosotros tenemos otros. Aguas con darles ese tipo de cargos, donde tiene que ver con políticas ligadas a los valores morales que ellos tienen. Dice la gente "que bárbaro, la alianza del PRD y el PAN". Esta de Morena y el PES es mucho más fuerte porque no se está aclarando, es una especie de fraude a la ciudadanía que quiere votar por la izquierda.

Vi que entre tus temas aparece la importancia del Estado laico.

Ya está legislado que la República es laica, pero no está definido qué significa eso. Se entiende que es libertad de culto, pero no solamente es eso, es todo el tema de cómo desarrollas la política pública desde una perspectiva de inclusión y no discriminación. Por ejemplo, en un Estado laico jamás hubieras podido votar la ley de objeción de consciencia que se votó. No puedes decir como doctor si te llega una mujer trans "ay pues no puedo atenderla". ¿Cómo de qué no?

El tema es la discriminación. No puedes hacer una política de igualdad si antes no haces una política robustísima de no discriminación. El Estado laico te exige que, independientemente de tus creencias, tienes que garantizar igualdad de oportunidades y de trato, y la no discriminación. Temas como el embarazo adolescente que está incontrolable. Necesitamos educación sexual, no información sexual. Tienes que poner condones en todos los baños, no hacer una clínica donde el joven toque la puerta y pida un condón. Tiene que ser accesible. Cada embarazo adolescente es una nueva familia en situación de pobreza. No vas a detener la pobreza si no detienes el embarazo adolescente. Que no se nos atraviesen las creencias religiosas para poder resolver con política pública ese tipo de problemas.

No vas a detener la pobreza si no detienes el embarazo adolescente. Que no se nos atraviesen las creencias religiosas para poder resolver con política pública ese tipo de problemas

Si las tendencias siguen como van al llegar a julio, ¿qué temas crees que podrías empatar con Morena en su agenda legislativa?

Yo espero que la agenda laboral. Que todos le entremos al asunto. Todos hemos hablado de empleo, todos hemos hablado de salario. Está Luisa María Alcalde Luján que viene de una familia de laboralistas, y ella sería la Secretaria del Trabajo si gana Andrés Manuel, me veo trabajando una agenda con ella. Todo lo que es la Procuraduría de Defensa del Trabajo, el Servicio Nacional de Empleo que necesita una gran renovación después de casi 30 años.

¿Qué temas te gustaría impulsar en esta agenda laboral, de entrada?

La seguridad social universal. Que hoy puedas estar en una nómina, mañana resulta que eres músico y vas a estar en un bar y pasado resulta que eres consultor. Que tus derechos sean transportables, que haya una seguridad social universal. Ellos no tienen esto en su agenda, pero también espero una discusión muy seria sobre la renta básica.

¿Ves viable una iniciativa así en México?

A lo mejor en 20 años, pero hay que empezar ahorita. Yo empezaría con los jóvenes de 18 a 23 años. Todavía son pocos, darles una renta básica, no para los ninis, sino para todos los jóvenes, que tengan ese piso común, estén haciendo algo o no. Y ya ahí montar políticas de generación de empleo, de créditos, de abrir los mercados.

¿La Reforma Educativa? ¿Apoyas echarla para atrás, como lo ha propuesto AMLO?

No estoy de acuerdo con echarla para atrás. Estoy de acuerdo con lo que ha dicho Anaya, creo que se ha implementado mal.

Es decir, ¿el problema no es la ley por sí misma?

A lo mejor se puede reformar, pero me parece que la evaluación a los maestros no puede ser el centro de la implementación de la reforma. La evaluación atenta contra los derechos laborales de los trabajadores. El núcleo tendría que ser la capacitación, la formación escuela por escuela, infraestructura, escuelas de tiempo completo. Formar maestros que no le teman a la innovación y a la tecnología. Al contrario, que sea algo que los potencie y les permita trabajar menos en el viejo sistema de calificaciones. Tenemos que apoyar a la escuela desde nuestra vida familiar.

AMLO está hablando de la Reforma Energética a la vieja usanza. Siento que no sabe; no conoce. A lo mejor le hace falta en su equipo una visión más de desarrollo sostenible, sustentable. Le sigue apostando a la generación de energía no renovable

¿Y la postura de Andrés Manuel ante la Reforma Energética?

Está hablando de la Reforma Energética a la vieja usanza. Siento que no sabe; no conoce. A lo mejor le hace falta en su equipo una visión más de desarrollo sostenible, sustentable. Le sigue apostando a la generación de energía no renovable. Creo que tiene razón en querer revisar todo el tema de contratos. También el Frente tiene esa postura. Por otro lado, Cuauhtémoc Cárdenas está planteando que definitivamente se eche para atrás y regresemos a la rectoría del petróleo. Creo que se vuelve a poner en la mesa el tema energético. Todos lo están poniendo en la mesa.

En 2006 tuviste un apoyo muy importante como candidata a la presidencia de la República. Casi un millón 130 mil votos, la mayor cantidad de votos que una candidata mujer había recibido en la historia de México. Me imagino que partidos como el PRD se te acercaron después para que te sumaras a sus proyectos, ¿por qué en aquel momento no te interesó entrar de lleno al sistema?

Cuando se forma el PRD en 1988 yo entré con los que impulsábamos a la señora Rosario Ibarra de Piedra porque creía que teníamos que entrar a esa gran transformación. No se pudo y decidí salirme. Yo ya estaba muy metida en los grupos feministas y decidí seguir por ese camino, para fortalecer ese movimiento. En ese camino el PRD fue siendo muchas cosas, parte de ellas fue un partido que tardó mucho en agarrar la onda de que la agenda de libertades era una agenda pertinente para la izquierda, no solamente la agenda de la justicia social. Esa empezó a ser una diferencia muy significativa para mí. Dejó a un lado todo el tema de libertades y derechos. Empecé a generar una diferencia con la izquierda. Cuando formamos México Posible para las elecciones de 2003 ya un grupo de feministas habíamos dicho "¿Saben qué? Vamos a entrarle de lleno a la política". ¿Pero entrar al PRD y empezarnos a pelear como se pelean todas las compañeras al interior del partido? No. Dijimos "mejor hagamos un partido nuestro". Esa decisión de 1996, de hacer nuestro propio partido, nos llevó al 2006. Marcelo sí agarró la onda y se lanzó con esta agenda muy importante, precisamente para diferenciarse de Calderón. Nosotros pusimos nuestro granito de arena de la legitimidad que le daba una propuesta de izquierda a una agenda libertaria de este tipo.

Hay otro parteaguas cuando decides integrarte al Gobierno del DF con Mancera, primero como secretaria de trabajo, una decisión que a muchos nos sorprendió, y más cuando después tomas la Secretaría de Gobierno.

Decidí que era el momento de entrar a la toma de decisiones. Yo le había dicho antes a Marcelo que quería entrar a la Secretaría del Trabajo, porque ese ha sido mi tema siempre. Yo trabajo desde los 18 años y además me empecé a formar en la agenda laboral. Yo fui presidenta de Mujeres Trabajadoras AC, siempre ha sido mi agenda. Realmente Miguel Ángel Mancera era el mejor de los mundos, te dice "tu sabes qué se tiene que hacer, hazlo". Avanzamos mucho. Inspección del trabajo, seguro de desempleo, el servicio nacional de empleo. Cuando llegamos estábamos en el lugar 26 del país, yo lo dejé en el lugar 10. Realmente estábamos haciendo nuestro trabajo y Mancera me dejó hacer todo. Cuando después me ofreció la Secretaría de Gobierno yo le pedí que me dejara en Trabajo, y él me dijo "no, de verdad, ayúdame en Gobierno porque hay algo que no estamos escuchando y creo que tú tienes la historia, la capacidad y la relación para escuchar a la sociedad civil".

¿Crees que eso mejoró tras tu llegada?

Sí. Nosotros nos regimos por los cinco principios del diálogo. El tema del corredor Chapultepec, por ejemplo. Dijimos "jefe, vamos a hacer una votación transparente, que no se metan, que dejen a los ciudadanos votar". La ciudadanía no creía en esa votación y el Jefe de Gobierno dijo está muy bien, y que no se meta nadie. Lo que decida la gente, adelante. Convencer a los ciudadanos y a las organizaciones civiles de no era simulación, de que fueran a votar, y al final respetamos la decisión de la gente. Y como esas hubo muchas situaciones similares, muchas chiquitas, muchas grandotas. Por supuesto también defender el derecho a la protesta. Ahora dice Claudia [Sheinbaum] "nosotros no vamos a meter a la policía en las protestas", y nosotros tampoco lo hicimos. A veces hay que meterla, con toda la responsabilidad y el respeto a los derechos humanos, o para que dos grupos no se enfrenten, o para meter orden, pero con mucha responsabilidad. En muchas marchas memoria nos dijeron "no queremos policías", y los pusimos a diez cuadras y le explicamos a la policía que los manifestantes iban a hablar con los anarquistas para evitar confrontamientos.

Esos dos años y medio con el Jefe de Gobierno fue una relación de respeto y entendimiento.

¿Qué crees que pudieron haber hecho mejor? Por ejemplo, en el manejo de la crisis del sismo el año pasado.

A mí me dolió mucho lo que ocurrió con la Comisión para la Reconstrucción. Ricardo Becerra era un gran comisionado que había formado un gran grupo, me consta que el Jefe de Gobierno dijo desde el primer momento "¿Cómo es posible que la Asamblea vaya a manejar los recursos de esa manera? ¿Cómo hicieron eso?". Era una Comisión que andaba en la calle, que hablaba con la gente. Nosotros desde la Secretaría de Gobierno ayudábamos a que se sacaran los muebles, a que se hicieran las reuniones, al apoyo con las rentas...

Es decir, ¿Como Gobierno tú sientes que ustedes actuaron a la altura de la crisis?

Sí, en lo que nos tocaba como Secretaría de Gobierno. El Jefe de Gobierno fue quien, digamos, dirigió ese proceso. Me parece que esa Comisión que nombró el Jefe de Gobierno, no fue una comisión ad hoc para él quedar bien. Haber invitado a Mauricio Merino no era de "me voy a robar el dinero y tú vas a estar ahí de adorno". No. El Jefe de Gobierno invitó a Merino para que esto se hiciera bien, con toda transparencia. Pero bueno, había muchos intereses y muchos asuntos que se metieron, y está costando muchísimo trabajo para que los damnificados confíen y vean que los dineros ahí están. Hay muchas cosas que no están claras. Todo eso se está enredando mucho cuando el Jefe de Gobierno trató de darle la mayor transparencia.

 Desafortunadamente [el tema de la reconstrucción] se enredó con intereses que en la Asamblea se hicieron distintos, por más que digan los diputados que no, fue una pésima decisión que todavía no queda muy clara

¿Crees que el Jefe de Gobierno pudo haberlo hecho mejor?

A lo mejor haberle dado poderes superiores a la Comisión, mayor contundencia legal para que hubieran impedido las decisiones que tomaron en la Asamblea Legislativa, que fue lo que tanto dolió e hizo que renunciara el comisionado Becerra. Al Jefe de Gobierno le pudo muchísimo la renuncia. Él había formado esa comisión para que las cosas funcionaran y tuviera mucha legitimidad la reconstrucción. Yo creo que no fue una responsabilidad del Jefe de Gobierno. Desafortunadamente se enredó con intereses que en la Asamblea se hicieron distintos, por más que digan los diputados que no, fue una pésima decisión que todavía no queda muy clara.

¿Consideras que Ricardo Anaya va a defender y a impulsar la agenda progresista que has perseguido toda tu carrera?

Mira, él se ha comprometido a generación de empleo, con trabajo digno. El enfoque está en el salario, pero todo lo demás que yo te he planteado no sé. Él no se ha pronunciado sobre todos los temas, por ejemplo, el asunto de la seguridad social universal, pero Salomón describió cómo este frente se está corriendo hacia la social democracia, no que nosotros nos estemos corriendo hacia la derecha en el terreno económico. Hay un compromiso muy vital contra la desigualdad, y uno de los temas de la desigualdad tiene que ver con el empleo.

Y en temas sociales, libertades individuales, ¿crees que puedas contar con el apoyo de Anaya?

No lo sé. Él lo que ha planteado, y por eso antes de que se termine el proceso estoy presionando para que se defina, en el tema del aborto ha sido "yo no estoy de acuerdo, pero tampoco estoy de acuerdo en la criminalización". Está muy bien, pero entonces plantéalo. Si no estás de acuerdo en la criminalización entonces sácalo del Código Penal, que no sea delito. Que sea un tema de salud.

¿Y derechos LGBTI+?

Él lo que ha dicho es que está de acuerdo con lo que ha dicho la Suprema Corte...

Es decir, no se ha pronunciado.

Creo que se tendría que pronunciar. Los sectores más conservadores en este PAN, con esta alianza, han quedado reducidos ante los sectores más liberales de este PAN. Sí creo que es una plataforma más movida hacia la socialdemocracia. Esa agenda sigue adelante, es una agenda liberal, progresista, de izquierda. Por supuesto que la seguiré impulsando. Afortunadamente tanto él como López Obrador dijeron que estaban dispuestos a debatir el tema de la legalización de las drogas, y eso está muy bien.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.