Tatiana Clouthier01.06.2018
(0)guardarlectura zen
"Los indecisos ya no definen la elección y mucho menos empresarios que piden detener a AMLO"
Por Pedro Jiménez (Nuevo León)La jefa de campaña de López Obrador promete un gobierno de austeridad.

Las campañas presidenciales están tomando su último sprint y conforme se acercan a la meta, pareciera que los partidos han agotado casi todas sus posibilidades de detener la maquinaria electoral de Morena. Tatiana Clouthier ha jugado un rol fundamental en este proceso y continúa en su lucha de tomar lo mejor de su proyecto junto a lo peor de los últimos sexenios para conglomerar un voto masivo que asegure la victoria el primero de julio.

En entrevista para LPO, la coordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador apunta a una presidencia que no será una fuerza hegemónica sin contrapesos aún y con el desfondo electoral del PRI y el PAN, asegurando un gobierno de austeridad republicana centrado en el empoderamiento de la clase media.

Las encuestas publicadas esta semana dejaron una sensación de un resultado casi definitivo o irreversible. Ahora se incrementan las críticas a los sondeos, en base a casos como el de Colombia o el Brexit. ¿Siente su equipo que esto es un preámbulo para un fraude electoral?

No me gustaría conectarlo así y no quisiera siquiera hablar de fraude. Creo que habrá que preguntarle a ellos cuáles son los motivos y qué los mueve a decir eso. Lo que nosotros vemos es que todas las encuestas nos dan una preferencia.

Creo que sí hay un voto oculto, y cuando digo oculto me refiero a que hay un número de indecisos que no son necesariamente como los plantean las encuestas. Los indecisos están entre un 18 por ciento que no te define la elección y de igual manera se distribuyen para todos los sectores.

Hay mucho que hacer y Andrés Manuel ha sido muy claro en esto. Tenemos todavía 30 días y hay que salir a trabajar como lo hicimos desde el primer día, con alegría de quien tiene que conquistar el voto a todas horas y a todo momento.

Creo que sí hay un voto oculto, y cuando digo oculto me refiero a que hay un número de indecisos que no son necesariamente como los plantean las encuestas. Los indecisos están entre un 18 por ciento que no te define la elección y de igual manera se distribuyen para todos los sectores.

Hace un año, todos los especialistas hablaban de que si López Obrador perdía, iba a ser por pronunciarse o proponer asuntos de carácter controvertido. Hoy vemos a un candidato que gira en torno a temas polémicos para la opinión pública: reforma educativa, amnistía, caso Nestora. Y aún así se mantiene a la cabeza. ¿López Obrador despega más por una confianza del electorado o por el enojo colectivo contra el actual Gobierno?

Yo digo que son tres vertientes. No sé realmente cuánto vale cada una, pero una tiene que ver qué hay equipo con Andrés Manuel. Tenemos proyecto y líder, y eso tiene un valor importantísimo.

La segunda es que tenemos por otro lado el gobierno Enrique Peña Nieto que tiene una desaprobación enorme. Este repudio hacia el propio PRI y PAN es muy grande y eso está en otro cajón. No sabríamos qué tanto influye pero ahí está.

En tercera, tenemos también la parte de esta de lo que está frente al elector. Ellos dicen que no les gusta las opciones que están, y ese es otro cajón. Aquí cada quien deberá valorar cuál es la que hace mayor peso.

¿Cómo valoras este llamado que hacen ciertos empresarios de no votar por Andrés Manuel?

Lo veo de dos maneras: una de ellas tiene que ver con el tema de la libertad propiamente. Andrés lo decía ayer en algunos periódicos: bienvenida la disidencia y qué bueno que cada quien dé su opinión.

Lo único es que aquí hay una situación: una cosa es invitar a analizar tu voto y otra cosa es invitar a no votar por él, y el que se lleva se aguanta porque se corren riesgos. Cuando Coparmex ha dicho que no vale que Andrés Manuel haga señalamientos, tampoco se vale del otro lado. El respeto debe de venir de las dos partes, no se va a juzgar solamente una de ellas.

Es muy distinto decir que quiero que se haga un análisis propio del voto a decir "no votes por Andrés". Hay quienes han dicho que eso está en el límite de lo permitido por la ley. La pregunta aquí sería también, ¿cuál es la diferencia entre la CROC o la CTM que induce a sus votantes hacer una cosa y el comportamiento de estos dueños de empresas que han hecho lo mismo? No veo una diferencia amplia.

¿Qué representaría para la historia del país una victoria de Andrés Manuel en un México que, a diferencia de casi toda Sudamérica, jamás ha tenido un presidente progresista ni de izquierda?

El cuerpo normalmente camina dando un paso de cada lado y este país ha caminado con un solo pie. Creo que Andrés viene a dar un balance, a ajustar ese desequilibrio que se ha dado históricamente y que ya es muy evidente.

Tenemos muy poca gente que cada vez tiene más y mucha gente que cada vez tiene menos. Hay que fomentar una clase media que se engrose. En los países del mundo, lo que más funciona es tener una clase media grande. Hay que pensar en cómo generar más riqueza para cada uno de los habitantes de este país.

La pregunta aquí sería también, ¿cuál es la diferencia entre la CROC o la CTM que induce a sus votantes hacer una cosa y el comportamiento de estos dueños de empresas que han hecho lo mismo? No veo una diferencia amplia.

¿Cómo visualizarías los primeros 100 días del gobierno de AMLO?

Primero que nada, una de las primeras cosas que se va a ver es alegría. No solamente en el periodo de los 100 primeros días sino desde el periodo propio de transición. Habrá un país más alegre, un país que tendrá un espíritu diferente y veo muchos ajustes.

Tendremos un presidente más igual a ti y a mí. Habrá menos guaruraje, menos parafernalias que se ponen alrededor de la figura presidencial, y veremos a un servidor público más.

El hecho de que no se vaya a vivir a Los Pinos va ser un mensaje muy importante. Veo una austeridad republicana que empezar a permear y que al mismo tiempo tendrá más recursos para redirigir el presupuesto a cosas que son importantes.

De un modelo caracterizado por el predominio de tres fuerzas políticas, Morena se vislumbra en un Congreso y Senado con una caída histórica de PRI, PAN y PRD. ¿Llegaría López Obrador a una Presidencia con una fuerza hegemónica sin contrapesos reales?

No lo creo así porque cada partido viene en coaliciones y el Congreso se comporta más de forma horizontal que de forma vertical. Habrán temas en los que algunos se moverán más para un lado y algunos para el otro, pero contamos con una gran capacidad de Andrés para poder hacer que las negociaciones sucedan.

¿Crees que las bases de Morena quisieran que AMLO diga que va a investigar a Peña Nieto?

La meta es ver cómo avanzamos y no como retroceder. No nos detenemos a ver este tipo de comentarios, queremos buscar el voto y fuera de eso, cualquier otra cosa es un tema para la militancia y yo no soy militante.

¿Continúas en desacuerdo con la aparición de Napoleón Gómez Urrutia?

No me convence del todo. Lo que siempre he dicho es que tengo muchas preguntas que hacer al respecto y son preguntas que invito yo a la gente a que se las hagan a ellos para que cada quien tome sus decisiones con información.

Hay entidades que son de otra índole donde vamos casi empatados y necesitamos la propia maniobra electoral para lograr más ventaja, por ejemplo, en el caso de Veracruz y Puebla.

¿Sientes que el ataque del PRI a Anaya por el tema del lavado de dinero fue lo que catapultó la campaña de AMLO?

Más que todo, es que hemos trabajado fuertemente. Andrés Manuel hoy visita tres lugares distintos al día, el equipo que nombró como gabinete ha estado a lo largo y ancho del país recorriendo cada uno de los municipios, y los candidatos están haciendo lo propio.

Hemos hecho un buen manejo de redes sociales, hemos tenido capacidad comunicar y la suma de todo esto nos ha dejado en donde hoy estamos. Esto es gracias a nuestros candidatos, al proyecto y al fracaso propio del gobierno del PRI y del PAN. Esa es la fórmula que ha hecho esta espuma.

¿Cómo observas el escenario electoral de Morena para las campañas a las gobernaturas?

En algunas de las entidades se aprecia un poco más de dificultad por las historias propias del panismo que tienen y dónde también ha habido más robo de la elección, como lo es el caso de Guanajuato. El reto que se tiene ahorita es Jalisco, en donde incluso se está haciendo una campaña diferenciada y llegan a pedir el voto por Alfaro y por López Obrador.

Hay entidades que son de otra índole donde vamos casi empatados y necesitamos la propia maniobra electoral para lograr más ventaja, por ejemplo, en el caso de Veracruz y Puebla.

¿Y cómo será el desempeño en Nuevo León?

Creo que se va a dar una sorpresa. Así lo hemos visto, así lo indican las encuestas y así le indica la gente en la calle.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.