Voto 2018
Exclusivo: AMLO cree que Campa sería el enlace ideal para encabezar la transición desde Los Pinos
Lo estima por su defensa en la histórica votación del desafuero. Ebrard, de buen vínculo, sería su contraparte.

Faltan poco más de tres semanas para conocer quién será el próximo Presidente de México. Y aunque los resultados no se pueden prever, los factores de poder ya se empezaron a acomodar a la realidad que marcan las encuestas: si no ocurre nada raro, AMLO conseguiría su objetivo en su tercer intento. Es el clima que se vive en el círculo rojo.

Empresarios, políticos y sindicalistas abrieron diálogo con el candidato de Morena, en una suerte de inicio de la transición. Y lo más importante: como reveló en exclusiva LPO, incluso en Los Pinos ya se empezó a analizar cómo se avanzaría en un eventual proceso de entrega-recepción con AMLO.

Estas pláticas, relatadas por este medio, ocurrieron en la madrugada del miércoles, en una reducida mesa que encabezó Peña Nieto con su círculo de máxima confianza. El Presidente cree que José Antonio González Anaya debería encabezar la transición, por su capacidad y sobre todo por su expertise en materia energética, tema crucial.

En ese escenario, lo secundaría Alfonso Navarrete Prida, un hombre de confianza de EPN, que lo sigue desde Edomex, y que casualmente fue el hombre para la Segob en el momento del proceso electoral. Un dato importante: en la madrugada no salió en ningún momento el nombre de Luis Videgaray, en este momento distanciado de la consideración del mandatario. 

Enterado de estos movimientos, Andrés Manuel López Obrador también comenzó a pensar en la transición. González Anaya es un hombre respetado por Carlos Urzúa, el elegido para la Secretaría de Hacienda, pese a sus diferencias técnico-ideológicas. Le reconocen, por ejemplo, su trabajo en el IMSS. Esa línea de diálogo no parece para nada descabellada.

Sin embargo, AMLO vería con muy buenos ojos la inclusión de Roberto Campa, el actual Secretario de Trabajo, como jefe de los trabajos. El tabasqueño guarda un especial cariño y respeto por quien -desde el PRI- lo defendió en el proceso de desafuero que empujó Vicente Fox. Campa fue un de los pocos priistas en votar en contra.

Un dato que puede poner un poco de luz: desde el Partido Verde, un joven Manuel Velasco también votaba en contra del desafuero. Hoy, muchos años después, el gobernador saliente impulsa desde sus candidatos locales la votación cruzada, para que la estructura del Verde vote a AMLO y no a José Antonio Meade. El tabasqueño tiene memoria.

Siguiendo esta lógica que imagina AMLO, su contraparte para encabezar los equipos de transición desde Morena sería nada menos que Marcelo Ebrard, hombre que fue ganando consideración en la camioneta de López Obrador, espacio donde se toman las decisiones importantes.

Ebrard tiene una larga relación de cordialidad con Campa. Muchos años atrás, el ex Jefe de Gobierno -en épocas de Manuel Camacho como regente del DF- ocupó la Secretaría General del PRI local, momento en que Campa fue Oficial Mayor del tricolor. Sus carreras políticas luego se bifurcarían, pero el trato amistoso quedó.

Otro dato ineludible: durante la gestión de Manuel Camacho en el DF ocurrió el crecimiento exponencial de la maestra Elba Esther Gordillo, que logró entonces el control del Sindicato. Ebrard era un hombre de extrema confianza de Camacho Solís. Campa terminó siendo candidato presidencial en 2006 por Nueva Alianza. Y hoy toda la constelación Gordillo promete cuidar las casillas para Morena.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.