Harry Litman
"Trump obstruyó a la justicia, pero todavía no está claro que sea motivo de remoción"
El ex fiscal Federal Harry Litman habló en exclusiva con LPO sobre las más recientes revelaciones del Russiagate.

El 9 de junio de 2016, cuatro meses antes de la elección presidencial, Donald Trump Jr., Jared Kushner y Paul Manafort se reunieron en la Trump Tower con representantes del Gobierno de Vladimir Putin, entre ellos la abogada Natalia Veselnistkaya. Hoy se sabe que el propósito de la reunión era entregar a la campaña Trump información perjudicial para la candidata demócrata Hillary Clinton, pero las explicaciones del presidente y su hijo han cambiado con el paso de los meses. 

Originalmente Trump Jr. publicó un comunicado, que después se supo fue redactado por su padre a bordo del Air Force One, donde dijo que la reunión se había organizado para discutir el tema de la adopción de niños rusos por parte de ciudadanos estadounidenses. Sin embargo, días después, el 8 de julio de 2017, el hijo del presidente se enteró que el New York Times estaba a punto de publicar una serie de correos electrónicos en los que quedaba claro que la intención de la reunión era recibir "mugre" contra Clinton por parte del Gobierno ruso. Trump Jr. se adelantó al periodicazo del Times y él mismo difundió los correos desde su cuenta de Twitter una hora antes de que salieran en sitio del diario neoyorkino. Desde entonces la estrategia del presidente ha cambiado con respecto a la reunión y en general a la relación de miembros de su campaña con Rusia. El domingo Trump sorprendió al mundo cuando por primera vez reconoció de manera casual y abierta que en efecto la reunión había tenido el propósito de recolectar "información sobre un oponente", aunque insistió en que había sido "totalmente legal" y que era algo que "se hace todo el tiempo en la política". No todos estuvieron de acuerdo con el presidente.


[Las] Fake News reportan, una completa fabricación, que estoy preocupado por la reunión que mi maravilloso hijo, Donald, tuvo en la Trump Tower. Esta fue una reunión para obtener información sobre un oponente, totalmente legal y algo que pasa todo el tiempo en la política - y no llegó a nada. ¡Yo no sabía nada!

LPO habló en exclusiva con Harry Litman, ex vice fiscal General, exfiscal Federal de los EU, y desde hace años profesor de leyes en instituciones como Georgetown, Berkeley y UCLA, donde actualmente trabaja. También colabora como columnista en el New York Times, el Washington Post y el LA Times, así como la cadena de noticias CNN.

De acuerdo con Litman, el hijo del mandatario "podría estar en problemas serios, porque los hechos bajo la ley de EU podrían sumar conspiración para obtener algo de valor de un Gobierno extranjero", explicó. El abogado aclaró que Trump en su tuit no reconoció tal cual que su hijo supiera de antemano cuál era el objetivo de la reunión con Veselnitskaya, "pero sí tuiteó el equivalente a eso, [y] cuando se une con la otra información que tenemos, ahora sabemos que supo de la naturaleza de la reunión por adelantado y podemos inferir que lo sabía él también".

Donald Trump a punto de abordar el helicóptero presidencial Marine 1

En una reciente columna que publicó en el LA Times, Litman explicó que Trump Jr. accedió a la invitación de un Gobierno extranjero para influenciar una elección estadounidense, y junto a las acciones del entonces candidato Trump "aunque circunstanciales, indican que él tenía la intención de usar dicha información". Bajo la ley de conspiración es irrelevante, explica el especialista, que la información al final haya carecido de valor, como justificaron tanto el presidente como su hijo.

"De acuerdo con la ley de Estados Unidos no tienes permitido recibir contribuciones de extranjeros; la idea es que la campaña debe depender de ciudadanos de Estados Unidos, no puedes aceptar contribuciones de fuera y eso es exactamente lo que [Trump Jr.] hizo", agrega el abogado.

"Trump Jr. dijo: 'Sí Rusia, ven y danos algo de esa mugre y nosotros no vamos a reportar esta contribución '. La ley electoral  contempla las contribuciones 'en especie', esto es servicios e información, no dinero. Trump Jr. participó en una conspiración con otros para obtener esta información y violar la ley. También hay otra ley relacionada que podrían haber violado. Se trata de conspirar para intentar impedir las funciones del Gobierno de los Estados Unidos", explica.

En su columna elabora más a fondo el punto. En febrero pasado Robert S. Mueller III, investigador del Russiagate, presentó cargos contra individuos y asociaciones rusas involucradas en la manipulación de la elección de 2016, a quienes acusó de conspirar para influenciar la campaña y perjudicar a Clinton y a los senadores republicanos Ted Cruz y Marco Rubio, rivales de Trump en las primarias. Mueller acusó a estos rusos bajo la cláusula de defraudación.

"Como lo deja claro tanto el precedente como el manual de los Fiscales Federales de Estados Unidos, el estatuto criminaliza 'cualquier conspiración con el propósito de impedir, obstruir o derrotar la función legal de cualquier departamento de gobierno' aún si el objeto de la conspiración no es una ofensa criminal", señala Litman.

Es decir, aún si las partes "conspiran" para llevar a cabo una actividad no criminal, si en el proceso impiden el funcionamiento de alguna agencia del Gobierno estarían en violación de la ley.

Mientras tanto, el presidente y su abogado Rudy Giuliani, exalcalde y exfiscal de Nueva York, han insistido en que la "colusión" entre su campaña y los rusos -aún si hubiera ocurrido- no es un delito. "En eso tiene razón", dice Litman, "Giuliani ha hecho un par de argumentos que no son muy respetados por los abogados. Ha intentado decir que la colusión no es un crimen, mientras que el presidente ha dicho desde hace meses que no hubo colusión [...] Pero Giuliani tiene razón, el crimen es conspiración, no colusión. También ha intentado decir que el presidente puedes hacer lo que quiere siempre y cuando no esté violando la ley".

Harry Litman, exfiscal federal, abogado y profesor de derecho en UCLA

¿Es posible entonces que Trump deba enfrentar un impeachment?

"Si bien es un proceso principalmente político, también es de cierta manera un proceso legal. Importa no sólo lo que sea que piense el Congreso, hay algunas cosas que merecen la remoción del cargo", evalúa Litman.

Y agrega: "El aspecto más decepcionante es que Trump se ha comportado de manera corrupta y criminal. Los presidentes a veces hacen eso y la Constitución tiene un proceso para lidiar con ellos, pero el Congreso ha sido realmente cómplice en investigarlo".

Pero para este ex procurador, antes que nada hay que determinar con certeza qué ocurrió. "Hay tantas acusaciones contra él y se ha comportado de forma tan anticonstitucional de tantas maneras. Si sólo fuera el asunto de Rusia, y si en verdad él no hubiera sabido nada [de antemano], no diría que debería ser removido del cargo. Si fuera honesto y explicara las cosas... pero eso no va a ocurrir", se  lamenta.

Enseguida se detiene a pensarlo un momento. "¿Es eso causa para el impeachment? No lo sé. Ha habido serias fallas de su parte y eso me preocupa", matiza.  

"Necesitamos conocer los hechos por parte de Mueller, pero por ahora parece que [Trump] obstruyó a la justicia e intentó protegerse a sí mismo, participó en una conspiración para encubrir las comunicaciones con Rusia. Hay cosas muy serias en general y otras que puedes calificar como crímenes, algunos pequeños, otros grandes. Ha causado un daño terrible al país al hacer creer que las agencias de la ley están en su contra", concluye.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.