Negocios
David Martínez opera para que Slim no logre la concesión del Nuevo Aeropuerto de CDMX
Ya circula un dossier contra la fallida experiencia de FCC en Chile. Nuevos conflictos.

Desde hace algunos días circula  al interior de Morena, con suma discreción, un dossier de unas 5 páginas que explica porque la constructora española FCC, que controla Carlos Slim, no debería ser la concesionaria del Nuevo Aeropuerto de la CDMX. Ese documento fue elaborado por un ejecutivo de Fintech, la firma del regiomontano David Martínez que a su vez controla el Grupo OMA, que tiene la concesión de diversos aeropuertos en el país, entre ellos el de Monterrey.

El documento explica, de modo muy concreto, que FCC casi no tiene experiencia en concesiones de aeropuertos. Resalta que solo participó en un 15% de la concesión del Aeropuerto de Santiago de Chile. un negocio en el cual jugaban además una de las constructoras más grandes del país sudamericano -Agunsa- en conjunto con ACS, la firma de Florentino Pérez, dueño del Real Madrid. El documento explica que cuando se valuaron los resultados de esa operación, por parte del gobierno chileno, se encontraron fuertes deficiencias.  En febrero del 2015 perdieron la concesión a manos de un consorcio francés.

La división de concesiones de FCC, según el texto, administra carreteras, túneles y hasta una prisión estatal en Bélgica. Pero ninguna experiencia en aeropuertos. También se agrega que la empresa está implicada en la trama de sobornos del Partido Popular español. 

Es una pelea subterránea y a considerar porque ICA (que controla Martínez) armó un consorcio con la constructora mexicana de Slim para el edificio terminal y le fue adjudicado. El comentario que circula entre Londres y Nueva York (donde Martínez pasa la mayor parte de su tiempo), es que Slim lo dejaría afuera del consorcio para la concesión del NAICM.

A esto se suma el litigio que arrastran en Argentina, donde Martínez acaba de constituir el principal operador telecom en sociedad con el Grupo Clarín dejando en obvia desventaja a Claro, la telefónica que Slim compró y por la cual tuvo algún roce ya con el gobierno de Mauricio Macri.

Ya desde la campaña presidencial mexicana Slim trae el mensaje de que la concesión del Aeropuerto le terminará ahorrando recursos al Estado. El caso es que detrás de todo lo que Slim emite siempre hay algún negocio que le incumbe. Cuando en enero del 2017 salió a declarar sobre la tensión con el nuevo gobierno de Donald Trump en EU acababa de realizar una fuerte inversión en la cementera Elementia en el país vecino y no quería problemas con el republicano. Cuando meses atrás defendió el Nuevo Aeropuerto públicamente era obvio que en realidad su gran preocupación era la cantidad de dinero que tiene invertido en las fibras de la megaobra. Y ahora habla de la concesión y de usar materiales mexicanos como "ahorro". 

Javier Jiménez Espriú, propuesto por AMLO para ocupar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), consideró días atrás que Carlos Slim defendió la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México pues "tiene muchos intereses" en él, con inversiones por más de 90 mil millones de pesos. "Es lógico que una persona con tantos intereses y con una visión empresarial, defienda el aeropuerto", le dijo el futuro secretario a la periodista Carmen Aristegui.

En la campaña AMLO había dicho que "Si él considera que es buen negocio, que lo construya con su dinero y se la da la concesión, pero que el dinero del pueblo de México no se malgaste".


"



Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.