Sonora
Tensión en Sonora: En medio de protestas, Pavlovich consigue pasar Ley Veto
La gobernadora priista logró blindarse del Congreso entrante de mayoría morenista con una reforma que le permite acotar las decisiones del cuerpo local.

Mientras en la capital de la nación Andrés Manuel López Obrador recibía su confirmación como presidente electo de México, a 2 mil kilómetros de distancia el Congreso de Sonora, aún bajo el control de la gobernadora priista Claudia Pavlovich, aprobó una reforma a la Constitución del estado que dará al ejecutivo estatal poderes extraordinarios sobre el legislativo sonorense, que en poco tiempo estará conformado por una mayoría morenista.

El mes pasado Pavlovich tuvo que echar para atrás su iniciativa ante las protestas de los sonerenses, quienes vieron en las acciones de la gobernadora la intención de blindarse del Congreso local entrante, que contará con mayoría morenista. Esta vez lograron pasar la reforma con todo y las protestas en el palacio de Gobierno y el Congreso local.

Las protestas alcanzaron tales niveles que los legisladores estatales tuvieron que salir por una puerta trasera y a bordo de camionetas para evadir a los manifestantes.

No es cosa menor. El próximo Congreso del estado tendrá no sólo mayoría simple de Morena, sino que además contará con mayoría calificada al unirse con los legisladores del PT y el PES. La situación pintaba difícil para los siguientes tres años de la gobernadora.

Entre los nuevos poderes que los diputados sonorenses le dieron a su gobernadora está el "veto al presupuesto", que le permitirá a Pavlovich rechazar el presupuesto del estado sin consultar al Congreso si es que no le parece cómo está formulado. Es decir, le quita al legislativo local el poder de decisión sobre el los dineros del estado.

La llamada Ley Veto también obliga al Congreso a publicar con por lo menos dos días de anticipación los temas que vayan a discutir en el pleno, así como la creación de lo que llamaron una "agenda legislativa conjunta con el Ejecutivo que le permitirá a la gobernadora supervisar lo que se discuta en el órgano local.

Por si fuera poco también limitó los poderes del Congreso local para designar a un gobernador sustituto en caso de que el o la que esté en funciones se ausente durante más de 90 días.

Sólo tres de los 30 diputados que asistieron a la sesión-dos panistas y uno de MC-votaron en contra de la impopular iniciativa. Entre los 27 que votaron a favor apareció también el único morenista del Congreso local, el diputado José Ángel Rochín, quien se alineó con la bancada del PRI comandada por el primo de la gobernadora, Epifanio Salido.

Bajo los nuevos estatutos, cualquier reforma futura deberá ser enviada a los 72 municipios del estado, y contar con la aprobación de los cabildos locales en por lo menos 37 de ellos. En total, la nueva Constitución demanda que las reformas pasen por 480 funcionarios en menos de 27 días, una tarea bíblica.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.