Crisis en la UNAM: Morena dice que los "médicos priistas" de la rectoría están knock-out
Graue se quedó sin el salvoconducto de Narro. De la Fuente no penetra en el círculo más íntimo de AMLO. ¿Se inicia una nueva era?

Tiene vida propia. La tensión que vive por estos días en la UNAM es difícil de encasillar como un conflicto político de transición. Las variables que impactan alrededor de la universidad más grande de México son enormes, y por momentos cuesta encontrar una única explicación a los explosivos conflictos que se desatan entre estudiantes, maestros, rectores y grupos delictivos que se enquistaron en la vida diaria de los colegios.

Esta vez, el estallido fue en Colegio de Ciencia y Humanidades (CCH) de Azcapotzalco, una de las prepas especiales que para muchos investigadores de la UNAM fueron siempre "el talón de Aquiles" de la universidad. "Son espacios muy olvidados para las autoridades, por eso gran parte de los problemas comienzan allí", resumió a LPO un profesor que pidió el anonimato.

Pero, ¿qué son exactamente las CCH? Se trata de preparatorias que se crearon en la década del 70 por Pablo González Casanova para resolver rápidamente el problema de poblaciones urbanas que crecían y no tenían vacantes en las prepas tradicionales. "El problema es que resultaron espacios de segunda, con profesores que en realidad eran alumnos avanzados. Se usaron también para cooptar a ex líderes del movimiento del 68, para desarmar los resabios de ese conflicto", agregó la misma fuente.

Se volvieron así espacios marginales a la vida de Ciudad Universitaria, muchas de ellas desprotegidas y en lugares más vulnerables en su contexto geográfico. El montaje de negocios del crimen organizado caló más fuerte allí. Por eso, es difícil buscar causas políticos, más que sociales y de seguridad.

Lo que parece inevitable, es leer los impactos políticos que sí tendrá el próximo año, cuando Enrique Graue -hoy en el ojo de la tormenta- deba buscar la reelección como rector, ungir a un delfín para la sucesión, o darle paso a un nuevo grupo político, como creen que ocurrirá en Morena.

Los últimos rectores de la UNAM están todos referenciados como los "Médicos del PRI", en referencia a la dinastía que arrancó Juan Ramón de la Fuente, que siguió José Narro y que ahora domina Enrique Graue. "Eso se termina en un año, arranca una nueva era en la UNAM", se ilusionan en Morena.

En medio de las huelgas que piden la renuncia de Graue, lo que parece claro es que los alfiles de AMLO en la UNAM buscarán instalar a nuevo grupo en la rectoría. "Nadie piensa que a López Obrador le convenga arrancar su mandato con una crisis universitaria, así que Graue va a finalizar su mandato", explican desde la rectoría a este medio.

El problema es la sucesión. Graue no sólo llegará lastimado, sino que su mentor José Narro ya quedó fuera del poder. Algunos creen que la última carta de los "Médicos del PRI" la tendría De la Fuente, ahora que consiguió un acercamiento con AMLO, pero en Morena entienden que su designación como embajador ante la ONU es una posición que lo termina de sacar de la política interior y de la universitaria. "Es el precio que le pusieron a su colaboración con Mancera", explican desde Morena.

Existen tres grandes personajes del círculo de AMLO que tienen vida propia en la UNAM. El primero es Javier Jíménez Espriú, que tiene un excelente vínculo con el rector de Ingeniería, Carlos Agustín Escalante Sandoval, quien además tiene un lazo de camaradería con Carlos Slim. En silencio, es un prospecto que empieza a emerger.

El segundo personaje fuerte de Morena en la UNAM es John Ackerman, investigador que en rigor no podría asumir ese rol porque no nació en territorio mexicano. Su vinculación tan directa con una integrante del Gabinete -su mujer, Irma Eréndira, encabezará Función Pública- y sus posturas radicales no parecen encaminarlo a buen puerto.

La tercera es Rosaura Ruiz, que será la Secretaria de Educación de Claudia Sheinbaum, histórica investigadora de la UNAM. Ruiz fue directora de la Facultad de Ciencias, de donde salió también la Jefa de Gobierno electa. Además de su encargo en la Ciudad, no podría competir porque no renunció a tiempo de la Junta de Gobierno, pero no se descarta que tenga un rol central en la renovación. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.