Transición
Gobernadores del PRI temen que Peña Nieto reviva a Nuño y piden exponer a Ochoa
El regreso vacacional. Historias de una madrugada al límite. El ex dirigente ahora habla con particulares.

Esta semana tuvo lugar una cena organizada por Emilio Azcárraga con un grupo mínimo de gobernadores del PRI. El anfitrión dejó fluir la conversación y solo presumió en algunos momentos la excelente relación que estaría construyendo Bernardo Gómez con el entorno directo de Andrés Manuel López Obrador. Una amistad que se consolida en las tardes de la colonia Roma pero no en la casona donde despacha el presidente electo, sino en la oficina de la calle San Luis Potosí.

Fuera de estas cuestiones empresarias, los gobernadores del PRI manifestaron preocupación por el regreso al país de Aurelio Nuño. Tal como se ha comentado en algunas columnas, el ex Secretario de Educación volvió de un viaje por Europa y Medio Oriente -sus merecidas vacaciones después de la caótica campaña que encabezó junto a José Antonio Meade- y ya anima diversos conciliábulos en Polanco y Las Lomas. 

Por estos días, el gran temor de los gobernadores es que Enrique Peña Nieto utilice su último tramo en el poder para ubicar a Nuño en alguna posición de centralidad en el tricolor y que eso termine por hundir la imagen de un partido que debe resurgir de la peor de sus debacles.

Nuño es un gran perdedor del proceso electoral. No se aseguró posiciones pluris, despertó demasiado tarde a la realidad de su candidato -y de su partido en general- y sobre el final de la campaña tensionó su relación con Luis Videgaray cuando expulsó del war room a Alejandra Sota porque entendía que la asesora, una vez más, estaba hundiendo al candidato para el cual debía trabajar. Una increíble torticolis justificó su desaparición. 

La madrugada del desplome había importantes hombres de negocios que experimentaban una fuerte incertidumbre por el triunfo de un candidato en quien no terminaban de confiar que se mezclaba con un éxtasis por la derrota de Meade, que era sobre todo la caída de Nuño, el niño mimado de EPN. 

Más de un ejecutivo esa noche recordaba con predilección las veces que fueron a ver al presidente a Los Pinos pero Peña Nieto nunca aparecía y en su lugar llegaba Nuño como jefe de la oficina presidencial y le decía que el mandatario estaba ocupado y que tenía que hablar con él. Destratos que los empresarios no olvidan fácilmente.

Se trata, en todo caso, de una simbiosis que puede tener sus impactos en el futuro inmediato. Porque a Nuño le queda el afecto del presidente saliente. Y los mandatarios estatales temen que Peña use sus capacidades finales para asegurar financiamiento del PRI y como contrapartida reposicionar a Nuño como un vocero y defensor de las reformas estructurales.

La otra cuestión es el siempre difícil Enrique Ochoa. Los gobernadores creen que se aproxima el momento de tener que exponer a un culpable de la derrota y que Ochoa ha sacado todos los números en ese sorteo. El ex dirigente se mueve como por fuera de la realidad, con una frivolidad que conmueve. Circula por restaurantes y saluda con candor al resto de los comensales, pero lo cierto es que ya está sintiendo los efectos de su nueva realidad. 

Esta semana, por ejemplo, llamó a un funcionario del Gabinete y este le replicó que hablara con su particular. Una realidad gélida. En Los Pinos, Peña Nieto escucha criticas voraces contra el ex dirigente pero ya hace tiempo dejó de defenderlo. Las elecciones de candidatos que realizó y el haberse otorgado a sí mismo una pluri destrozaron su imagen al interior del Partido y las bases piden por una exposición frontal. Algo que, posiblemente, no tardará en suceder.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.