Argentina27.07.2016
(0)guardarlectura zen
Empresarios creen que el dólar barato les permitirá invadir el mercado argentino
LPO (Buenos Aires)La misión comercial llegó a Buenos Aires. Software, finanzas, automóviles y consumo masivo.

Llegó a Buenos Aires la primera delegación de empresarios mexicanos de la Cámara de Comercio Argentina-México que acompañarán hasta que termine la semana al presidente de México, Enrique Peña Nieto. Los atrae el cambio de administración y la posibilidad de que Macri haga una apertura gradual de la economía, “o digámosle ' ya no prohibición' de importaciones”, comentó uno de los empresarios.

En una primera etapa los productores de bienes de consumo masivo no buscan la creación de fábricas locales, pero sí proponen la generación de nuevos centros de distribución. Los interesados en el país destacan que aquí los precios son altos, el tipo de cambio está atrasado y en muchos casos la posición dominante de algunas empresas sugiere que hay margen para ingresar. “Se habla mucho de apertura, pero hay que ver si en la letra chica se observan cambios. Por el momento prima la expectativa”, aclaró uno de los invitados. 

Entre la comitiva, priman los rubros de consumo masivo. Por ejemplo, hay empresarios de la industria de alimentos elaborados, que es casualmente uno de los rubros que más creció en la composición de las importaciones argentinas. En lo que va del año, según los números del Indec, las importaciones de alimentos y bebidas elaborados para la industria y para el hogar subieron un 83,7% y un 14% respectivamente, en relación al primer semestre de 2015.

Pese a que ya desde 2011 importan cereales al país, la empresa internacional Michel es una de las que busca aprovechar la apertura de Argentina al mundo para ingresar al mercado de las golosinas. Vienen con dulces y chocolates similares a algunos de los que ya existen en el mercado y también con nuevos. 

Apuestan a que, como lograron en Chile en los últimos veinte años, los argentinos comiencen a consumir malvaviscos, explicó Alejandro Rivera, director de ventas internacionales. Es que pese a la caída de la venta de golosinas, las importaciones subieron 27,5% en los primeros cinco meses del año, según un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales. 

Además, apuntan a convertirse en los proveedores de cereales procesados, como copos y hojuelas, de grandes cadenas de supermercados. Es que muchos supermercados tienen sus marcas propias y Michel tiene escala de producción suficiente como para abastecer desde su planta en México los requisitos de stock de más de una cadena. 

“Creo que los productos aquí están caros. No terminamos de revisar en profundidad la estructura de costos, pero los precios aquí son altos y en ese sentido creemos que hay una oportunidad. Los fletes son razonables similares a un envío a Costa Rica; aunque en un rubro como el nuestro, que no tiene grandes márgenes, con aranceles entre el 13 y el 17% no sabemos si es factible; pero tal vez haya una revisión arancelaria en el mediano plazo, esperamos” dijo a LPO Enersto Ortegón, el director de exportaciones de Lambi, una fábrica de pañales que está presente en veintidós países de la región.

“Argentina y Brasil estaban en nuestra wish list, pero sabíamos que eran países cerrados al comercio. Este evento entre los presidentes nos animó a explorar un nuevo mercado. Acá la mayoría de los productos son de industria argentina, pero en el caso de los pañales están concentrados solamente en dos transnacionales y otro productor local con dificultades para cumplir contratos de abastecimiento, por lo que escuchamos hoy”, agregó Ortegón.

Se habla mucho de apertura, pero hay que ver si en la letra chica se observan cambios. Por el momento prima la expectativa.

El tema de la recesión, no los desalienta: “La pregunta es dónde no hay contracción en el mundo”, retrucó el empresario. “Para nosotros que buscamos competir por precio, este escenario es una oportunidad porque el consumidor puede darle una oportunidad a nuestro producto y además sentimos que es un cliente a veces desatendido por las transnacionales. Esta estrategia de ingreso siempre nos funcionó”. 

Además de empresas de consumo masivo, llegaron empresarios interesados en participar del sector financiero directo para conducir capitales extranjeros hacia las energéticas y la construcción y en la complementación del sector automotriz. También una consultora vino en busca de articular las industrias del software entre países.

En México hace siete años que rige la factura electrónica, mientras que en Argentina entrará en vigencia recién en diciembre. Como anticipan que las dificultades que surjan en su implementación no van a diferir de las que tuvieron allá, creen que la interconexión de empresas y profesionales de la programación va a generar una sinergia interesante. 

Además, Fernando Aldana y Rodrigo González, de inQbiz, destacaron que los 65 millones de internautas mexicanos son un mercado al que los empresarios pyme del software argentino seguramente apunten ahora que no hay restricciones cambiarias. Los consultores estiman que los recursos humanos argentinos en el rubro tecnología tienen buena reputación en México y hay espacio para la expansión de pymes. 

Aun así destacaron dos desventajas para el empresariado argentino en competencia con el mexicano. En primer lugar, advirtieron que la cultura de negocios mexicana depende del “networking”, o la recomendación de otros empresarios y el boca en boca para acceder a nuevos clientes, lo cual es una barrera para los que recién se inician. Y en segunda instancia, el mexicano es más sesudo en sus inversiones por lo que el “empiezo por acá y después vemos cómo seguimos” no existe, por lo que a la hora de hacer negocios, prima la planificación.

Aun así, varios destacaron el éxito de las empanadas argentinas en México. Desde el restaurante de comida argentina El Gaucho en Monterrey que las viralizó en la ciudad o El Noble, que sosteniendo la calidad y cumpliendo con las expectativas generadas por el boca en boca logró armar una cadena de locales.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.