Negocios29.10.2016
(0)guardarlectura zen
Vergara cada vez más complicado por Chivas TV: crece el frente judicial contra el servicio
Por Hugo CarreónA las demandas por fallas técnicas se suman litigios por los cambios en los términos y condiciones.

Chivas TV amenaza con convertirse en un frente judicial para el empresario Jorge Vergara. Lo que debía ser el futuro del negocio de la televización del fútbol se ha transformado en un enredo judicial todavía con final abierto.

Desde su creación el concepto Chivas TV no pasó inadvertido. Tal y como lo marca su propia historia como presidente del equipo más popular de México, Vergara anunció a mediados de este año que no renovaría contrato con Televisa, dueña de los derechos de trasmisión del equipo rojiblanco desde 1994. En lugar de eso, el propietario de Omnilife, creó su propia señal para transmitir los juegos por internet.

Más allá de lo innovador del caso, el tema Chivas TV tomó un rumbo que nadie imaginó debido a las fallas que presentó desde el día de su primer transmisión, la afición que contrató el servicio no quedó para nada conforme con lo que estaba viendo y no hablamos precisamente del desempeño de su equipo. La señal se perdió y si bien la calidad era buena mientras estaba activa, no hay nada peor para un aficionado al fútbol que la señal se vaya en un momento clave del partido. Desde luego las quejas llegaron primero a través de las redes sociales pero hubo quien lo llevó más lejos, a instancias legales y la PROFECO tomó cartas en el asunto.

Chivas sin embargo, lejos de calmar la ira de sus hinchas, cambió los términos de uso dejando de alguna forma fuera de poder presentar una queja ante la Procuraduría Federal del Consumidor. Otra de esas condiciones para poder ver sin dificultades los partidos de Chivas es el ancho de banda, el cual debe ser dos veces mayor al que pide Netflix.

Pese a que la inconformidad de la afición rojiblanca fue muy grande, de forma oficial la PROFECO solo registró cerca de 10 denuncias por el mal servicio de las primeras transmisiones Consultada por LPO, la abogada Ivonne Muñoz quien se especializa en temas informáticos sostiene que no es legal pagar por un servicio que no permite a los usuarios presentar quejas: "Chivas violo algunos artículos de  la ley que protege a los consumidores, no establece temas de devolución al cliente en caso de fallas en el servicio y no establece medios de contacto".

El caso va en ascenso porque además de las denuncias por las fallas en el servicio, Vergara se arriesga a un litigio aún mayor por el cambio en las condiciones de uso. En el interior del equipo la directiva comienza a creer que Chivas TV pudo haber sido un proyecto demasiado apresurado. "Se pensó que por ser un servicio realizado a través de Internet no existe un marco jurídico y que no hay autoridades competentes", señaló un abogado cercano a equipo.

Otra observación interna es que Chivas TV no puede comprometerse a la continuidad del servicio dado que depende de enlaces de conexión, sistemas operativos, características tecnológicas, redundancia de servidores y más elementos que están fuera de su control. Al parecer son temas que no fueron previstos por quien tuvo la idea de este negocio.

La investigación sigue y pese a que la señal del servicio de streaming de Chivas ha sido buena en los últimos partidos la PROFECO tiene bajo la lupa cualquier cosa que pueda pasar sobretodo en las próximas semanas en las que el equipo rayado jugará la liguilla del fútbol mexicano y pueda caerse el sistema ante una posible saturación del servicio como ya ocurrió a principios de temporada.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.