Medios06.12.2016
(0)guardarlectura zen
Por el desplome de sus ganancias, Televisa busca CEO y piensa vender su torre corporativa a Higa
LPOSufre por la baja en las audiencias y encuentra un fuerte competidor en Imagen TV, de Grupo Imagen.

Es un fin de año de turbulencias para el conglomerado que conduce Emilio Azcárraga Jean. Recortes de presentadores estrella, bajas en el rating, menores ingresos publicitarios y un competidor amenazante en Imagen TV configuran un cuadro de situación al límite.

En sus últimos encuentros Azcárraga señala que es imperioso reinventar a la compañía, que tiene en el fútbol a su último gran bastión. El directivo ha comenzado a acariciar la idea de quedar como presidente pero incorporar un CEO que sea capaz de llevar a la empresa hacia los negocios de la convergencia digital.   

Para Azcárraga ese futuro está en tres ejes: deportes, entretenimiento a través de Blim y telecomunicaciones. Las noticias están figurando cada vez más abajo aunque siguen representando ingresos de parte de gobiernos e instituciones oficiales.

El esquema que se menciona en la sala de toma de decisiones es recuperar el liderazgo en contenidos blandos y apostar por un desembarco en Estados Unidos mediante un incremento en la participación accionaria de Univisión. El problema es que ese trámite está demorado por la autoridad regulatoria en EU. 

Además de los informativos de Joaquín López Dóriga, Televisa cancelará desde el 1 de enero de 2017 los programas de Adela Micha, Víctor Trujillo, Maricarmen Cortés, José Yuste y Marco Antonio Mares. En tanto los programas de Denise Maerker y Loret de Mola están muy lejos de alcanzar una posición de liderazgo.

El dato más relevante del nuevo clima de época es que Televisa se encamina a vender su corporativo en Santa Fe. Ya habría existido un encuentro con ejecutivos del Grupo Higa, también cercano a Los Pinos, con el objetivo de convencerlos de comprar el inmueble.

El reporte del tercer trimestre del grupo mediático ante la Bolsa Mexicana de Valores reveló los costados más oscuros del presente actual. La utilidad neta de los accionistas de Grupo Televisa disminuyó 84% al registrar 2,062 millones de pesos, en comparación con los 6,545 que registró en 2015. 

Las ventas de la televisora también se redujeron 6.59%, mientras la venta de publicidad disminuyó 1.5% al alcanzar 5,397 millones de pesos, contra los 5,479 millones del mismo periodo en 2015, año en el que se registró una caída de más de 29% de ingresos publicitarios.




Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.