Tierra Caliente14.12.2016
(0)guardarlectura zen
La violencia en Guerrero no cesa: vecinos secuestran a 20 para negociar con el narco
LPORetuvieron a presuntos integrantes del grupo "Los Tequileros". Plantean un intercambio. El gobierno interviene.

En medio del debate por la estrategia nacional de seguridad para combatir en el narco, un nuevo episodio en Guerrero pone a la luz que la violencia sigue a tope. Un nuevo grupo de vecinos, en este caso en San Miguel de Totolapan, se levantó en autodefensa contra el grupo "Los Tequileros".

Se trata de un grupo delictivo encabezado por Raybel Jacobo de Almonte, alias 'El Tequilero', que conformó su propio grupo tras abrirse paso con La Familia Michoacana. Esta banda tiene como uno de sus "negocios" principales el secuestro extorsivo.

El pasado lunes, esta banda secuestró a Isauro Paz Duque. Su mujer y vecinos decidieron entonces levantarse en armas. Como respuesta, secuestraron a 20 personas que, según dicen, formarían parte del "Los Tequileros", y desde entonces plantean una negociación para liberarlos.

Los pobladores aseguran tener entre los retenidos a la madre de "El Tequilero". El mensaje que enviaron en los medios de comunicación es que la liberarán una vez que encuentren con vida a Isauro Paz Duque.

El Grupo de Coordinación Guerrero -integrado por la Sedena, la Marina, la PGR, la Policía Federal, el CISEN y el Gobierno del Estado- intervino para solicitar la liberación de todos los secuestrados. Hasta el momento, los autodefensas soltaron nada más que a cinco. Los otros 15 detenidos seguían bajo su control.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.