Negocios10.01.2017
(0)guardarlectura zen
Slim se asocia al deportivo Marca y destapa su desembarco en los medios
LPOLas claves de su sociedad con el grupo dueño del periódico español El Mundo.

Finalmente, tras idas y vueltas, Claro confirmó su alianza con el periódico deportivo español Marca para lanzar una plataforma digital dedicada a la cobertura de noticias 24 horas y de alcance regional. La primera etapa de "Marca Claro" será para México y Sudamérica y la segunda etapa incluye el desembarco en los Estados Unidos.

Claro es propiedad de América Móvil, empresa de Carlos Slim y que ya está incursionando en transmisión de eventos deportivos, de hecho consiguió la licencia de los últimos Juegos Olímpicos en Río de Janeiro y optó por dejar fuera a Televisa.

Unidad Editorial es propietaria de Marca, el periódico generalista de Madrid El Mundo y el matutino especializado en negocios Expansión. Empresas fuertes en España que ahora son controladas por el conglomerado italiano RSC, propiedad de Urbano Cairo y que se forjó tras la fusión de Rizzoli (casa editora) y Corriere Della Sera (principal diario de Italia). 

Esta alianza es vista en el mercado como el inicio del camino de Slim como empresario generador de contenidos.  El magnate tiene acciones en The New York Times, y tiene peso propio en Grupo Reforma y en el semanario Proceso, empresas donde coloca abundante publicidad. La alianza con RSC lo puede colocar como empresario de medios pero ya en primera persona y a través de la marca Claro.

Slim se reunión antes del fin de año con Cairo en España, donde el mexicano tiene intereses y propiedades. La sintonía habría sido excelente, en palabras del operador de Slim, Ignacio Cobo.

Ocurre que la historia de Cairo es de las que le gustan a Slim. Cuando Silvio Berluconi despuntaba como empresario televisivo en Italia en los 80 Cairo se presentó en la oficina del empresario. Días antes Berluconi había dicho en TV que él apostaba por los jóvenes y que si había alguno que tuviera buenas ideas de negocios que se presentara. Cairo fue al canal, espero cinco horas, se reunió veinte minutos con Berlusconi y se transformó en su asistente personal. Tenía 24 años.

Su ascenso fue imparable y cuando tomó experiencia se lanzó por su cuenta en el mercado de la publicidad. El padrinazgo de Berlusconi le valió ser investigado en el Mani Pulite que llevaría a la cárcel a decenas de políticos y empresarios italianos.  Se entregó y pactó con el fiscal 19 meses de prisión por contabilidad falsa y malversación de fondos.  Cuatro años después, en 1999, había prescrito su ficha penal.

Buscó apoyo de banqueros e industriales milaneses (varios cercanos a la política) y se hizo del control del Corriere. De propietario de Cairo Communications (una compañía mediana que reúne una central publicitaria, 21 revistas, la mayoría populares y femeninas, el canal de tv La7 y una operadora digital) y del Torino Football Club, el Toro, Urbano Cairo se ha convertido en el segundo editor de prensa de Italia.

Cuando el nuevo socio de Slim fue a visitar los medios de Unidad Editorial en Madrid lanzó un primer pedido: todos los periodistas de política y de negocios debían vestir traje y la única libertad era que podían optar si usar o no corbata. Fanático de las formas, pragmático en lo político pero más cerca de la centro-derecha, meses atrás instaló la editorial Rizzoli en Estados Unidos. Su próximo paso son los medios de comunicación. Y quiere que el mexicano más rico del globo lo acompañe.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.