Claudia Sheinbaum26.02.2017
(0)guardarlectura zen
"El candidato del PRD en DF tendrá que ser muy valiente, pues irá a la elección sólo para perderla"
Por A. Wainstein y J. PérezLa delegada dice que Mancera no la recibe y reveló que le interesaría ocupar la Segob.

Claudia Sheinbaum lleva 30 años viviendo en la demarcación que hoy gobierna, Tlalpan. La delegada de Morena es doctora en física por la Universidad Nacional, y aún mantiene una comisión de la UNAM para asesorar trabajos de investigación de alumnos de la máxima casa de estudios.

Su perfil es el vaso comunicante entre la operación política a lo Bartlett y la cultura política del partido a lo Poniatowska. Respeta a AMLO al grado de dedicarle los mejores adjetivos: "No solamente es un hombre muy inteligente, sencillo, con un gran conocimiento de la historia del país y con una capacidad para gobernar y organizar impresionante, él es sobre todo un referente ético contra la corrupción".

Lo conoció en el 2000, cuando López Obrador la integró a su equipo como secretaria del Medio Ambiente, desde entonces trabaja con él en puestos clave del partido, tanto que confesó a La Política Online que no le desagradaría asumir el cargo que dejará vacante Osorio Chong.

En una entrevista exclusiva con este medio, Sheinbaum reveló que el proceso interno para elegir candidato de Morena para la Ciudad de México tendrá lugar hasta el último trimestre del año (el que disputará a Ricardo Monreal y a Martí Batres), ya que las elecciones en Nayarit, Coahuila, Veracruz y el Estado de México son inaplazables para el partido.

¿Cómo ha sido el vínculo con el Jefe de Gobierno durante este año y medio al frente de la delegación Tlalpan?

Nuestro trabajo en Tlalpan ha sido bueno, y si hubiera condiciones favorables para gobernar y una posición institucional por parte de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México -o de algunas instancias del Gobierno Federal-, sería mucho más fácil la vida, tanto como el trabajo delegacional.

Es un gran desafío hacer un buen gobierno en Tlalpan cuando Mancera ni me recibe. Con Serrano ni relación institucional se puede tener.

El problema es que tenemos la obligación de hacer buen gobierno en medio de una situación donde a mí no me recibe el Jefe de Gobierno. Lo busqué una vez y le planteé tres proyectos de la delegación que para mí son fundamentales y que, desde mi perspectiva, debió encabezar Mancera, y no me volvió a hablar. Y después de eso, no lo he vuelto a ver.

Y aunque hay muchos secretarios con los que podemos hablar, como con el de Finanzas o con el secretario de Seguridad Público, con Serrano ni hablamos porque ni una relación institucional se puede...

¿Venadero sigue viniendo a desayunar por acá?

No lo he visto últimamente. Parece que no le ha gustado. El Jefe de Gobierno debería trabajar con las 16 delegaciones por igual, sin filiación partidista. Y no, no es así, lo que tenemos son recortes presupuestales. Yo no pido más: sólo el apoyo institucional.

La distribución desigual del presupuesto para las delegaciones fue evidente. Pero al interior de Morena, Monreal fue el menos perjudicado. ¿Cree que Mancera apostó por un precandidato -como dijo César Cravioto- para generar fracturas internas entre los delegados de Morena?

No lo sé. Habría que preguntarle a Mancera. Sí está claro que hay una decisión política, tanto de Mancera como del PRD, de poner trabas a los delegados que provenimos de Morena. A unos más y a otros menos. El año pasado nos dieron menos recursos a las delegaciones de Morena que a las del PRD, pero este año sí se sirvieron con la cuchara grande, y no nos dieron nada.

Existe el Consejo Nacional de Morena donde tú puedes debatir todas las diferencias. Yo prefiero no hacerlo público, porque muchos se toman de eso para atacarnos. Me parece que las diferencias se deben resolver adentro.

El Jefe de Gobierno mandó un presupuesto de 204 mil millones de pesos y la Asamblea Legislativa (ALDF) decidió que la Ley de Ingresos puede cambiar, porque podía haber un incremento, y entonces quedaron 3 mil millones adicionales para distribuir entre las delegaciones y entre las distintas entidades de gobierno. Y el asunto es cómo los distribuyeron: de una forma opaca, con moches y con un criterio electorero que castigó los derechos de los habitantes de otras delegaciones; principalmente, a las de Morena.

Por ello, promovimos una controversia constitucional ante la Suprema Corte. No se vale que la distribución de recursos sea a partir del castigo electoral, o que sea para ver si te hablo bonito o feo. No puede ser de acuerdo a lo que se les ocurra a los diputados en ese momento.

Desde los equipos de Monreal dicen que los fondos extra que recibieron son una suerte de Fondo de Capitalidad, porque la Cuauhtémoc es "la capital de la capital". Pero no todos quedaron conformes y lo denunciaron a sus diputados. ¿Cuál es su postura frente a esta polémica?

Prefiero no opinar sobre los asuntos internos de Morena. Ya la Comisión de Honestidad y Justicia resolverá. El tema de fondo no es si Cuauhtémoc requiere más recursos que Tlalpan. Porque yo te puedo decir: "Yo tengo el 20% del territorio de la ciudad, con un 70% de territorio rural, el cual representa los servicios ambientales fundamentales para la capital".

Es hacer un futurismo tremendo. Pero ocupar la Segob en un eventual Gabinete de AMLO me despierta interés, por supuesto.

El tema de fondo -no sólo por el inminente proceso electoral- es la manera como se distribuyen los recursos en las delegaciones.

Este febrero en España, Podemos manifestó que tenían diferencias. Errejón presentó su propuesta, Iglesias la suya. Y así debatieron, resolvieron públicamente sus diferencias. En Morena pareciera haber una disciplina, una cultura de no exponer ningún debate interno, aunque sean evidentes. ¿Por qué?

Existe el Consejo Nacional de Morena donde tú puedes debatir todo lo que quieras. Yo oí parte del debate de Podemos y me pareció interesante. El tema aquí es que la democracia en España es diferente a la de México. Aquí tenemos a una buena parte de los medios esperando que algo pase en Morena para señalarnos y atacarnos. El control de los medios aquí es muy importante.

En particular, me parece que abrir... Muchos tomarían estas diferencias para atacar a Morena. Yo prefiero no abrirlo públicamente. Mis diferencias las manifiesto cuando debo, y me parece que se debe hacer internamente.

En una encuesta recientemente publicada se detalló que en la capital Morena lleva 10 puntos de ventaja con respecto al segundo lugar, independientemente de su candidato. ¿Es su prioridad el proceso electoral de 2018?

La ventaja es resultado del trabajo de Andrés Manuel López Obrador. Luego, cada uno de nosotros tiene su perfil. Y como lo he dicho antes, en Morena se decidirá a través de una encuesta al candidato del partido. Si yo encabezo las preferencias, me daría gusto participar, pero para mí no es un tema personal. No es que yo haya aspirado toda mi vida a la Jefatura de Gobierno.

Andrés Manuel promete definir temas polémicos o que dividen a la sociedad con plebiscitos, apelando a la participación ciudadana. ¿Por qué no abrir ese juego también para la elección de los candidatos? ¿Usted estaría dispuesta a ir a internas por la postulación en la Ciudad?

En muchos casos se promueven candidaturas independientes para voltear el proyecto de AMLO. Al Bronco lo colocaría en ese grupo. Y a Mancera probablemente también.

No es un asunto de si estaría dispuesta a participar. El asunto es que los estatutos de Morena establecen que debe definirse por encuesta. Me parece que la encuesta es una forma transparente y de bajo costo. Te dice quién tiene mejores posibilidades. Las primarias tienen muchos problemas. Por eso se definió que la forma de definir sea a partir de las encuestas.

En caso de que AMLO llegara a la presidencia y usted no sea la postulante de Morena en la Ciudad de México, ¿le gustaría colaborar en el gabinete?

Ahora trabajo en mis tiempos libres como la responsable de Política y Gobierno en el Proyecto de Nación 2018-2024. Sí me gustaría trabajar en el Gabinete de Andrés Manuel. Pero también soy feliz en la academia. No es un asunto personal. Yo me dedico a temas de energía y medio ambiente, y esa ha sido buena parte de mi vida. Yo no soy política, yo hago política: puedo hacerlo desde la academia, en la colonia, en el comité seccional, o puedo hacer política con responsabilidades municipales o de estado.

Menciona a Energía y Medio Ambiente como áreas de interés. ¿Su nuevo rol como responsable de Política y Gobierno en el Proyecto de Nación 2018-2024 la coloca también como una potencial candidata a ocupar la Secretaría de Gobierno en ese eventual gabinete de AMLO?

Es hacer un futurismo tremendo.

Claro, ¿pero es un área de su interés?

Me despierta interés, por supuesto. Porque uno de los grandes temas de México es el tema de la gobernabilidad y la violencia. Haber colaborado en la redacción del Proyecto Alternativo de Nación en 2012 da cierto marco para que yo pueda cumplir con esa responsabilidad, aunque puede cubrir el cargo otra persona.

Tengo la capacidad de coordinar ideas y de orientar esfuerzos, y conozco a fondo el proyecto de Andrés Manuel, quizá por eso me pidió redactar este documento.

Desde hace un tiempo sobrevuela en el ambiente político la idea de que las candidaturas independientes terminaron siendo una herramienta del PRI para promover algunos perfiles que le resten votos a AMLO.

Depende qué candidato. La gran virtud que tiene el planteamiento de Andrés Manuel, de incorporar hombres de todos los partidos, independientes, libre prensadores, es que te permite hacer una gran alianza con la ciudadanía. Pero sí creo que en muchos casos se promueven candidaturas independientes para boicotear el proyecto de la izquierda.

¿Al Bronco lo colocaría en ese grupo?

El hijo de AMLO es un joven muy talentoso. El problema es que si va de candidato en Iztapalapa dirán en Morena hay nepotismo. Una injusticia, porque tiene su propia trayectoria.

Sí. Hay que ver cómo le dan las encuestas al Bronco, ¿no? Pero sí hay un grupo del Gobierno que está vinculado con "la mafia del poder", ese grupo que se ha beneficiado ilícitamente del poder que tiene, que va a utilizar cualquier cosa para que Andrés Manuel no llegue a la presidencia.

Mancera también dice que es independiente.

¿Y quién se lo cree?

Pero hay quien dice que su objetivo es comerle electorado a AMLO.

Probablemente así sea.

Desde Morena nos han dicho que crece la idea de que Andy López Beltrán -el hijo de AMLO- sea candidato en Iztapalapa.

Andrés Manuel López Beltrán es un joven muy talentoso. Y también cree en este proyecto. El problema es que si él empieza su carrera política, dirán que AMLO puso a su hijo, que hay nepotismo.

Y eso es un problema para él, porque se ha formado, ha crecido, tiene su propia vida. En cierta manera es hasta injusto para él. Si él llega a candidato, no será porque Andrés Manuel lo nombre, será por su propia trayectoria. Si es o no lo es, dependerá de Morena.

¿Y a quién avisora como rival en la Ciudad desde el PRD?

Los que aparecen en las encuestas. Pero se necesita ser muy valiente para ser candidato sabiendo que vas a perder.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.