Petróleo 13.03.2017
(0)guardarlectura zen
El plan energético de Trump genera dudas en el mercado: "Esperamos que no perfore los US$50"
LPOTras la ratificación de Rick Perry, el precio del petróleo tiene semanas a la baja. Los escenarios.

Apenas Rick Perry fue ratificado por el Senado estadounidense como nuevo secretario de Energía, el crudo en los inventarios de aquel país tocó máximos históricos y empujó a la baja los precios del petróleo. La caída enciende alarma pero aún no es tiempo para alarmas, dicen desde el mercado.

Tras su confirmación el pasado 2 de marzo, los precios del petróleo han visto importantes caídas, como no se había visto desde febrero de 2016 y los factores que explican este comportamiento son varias, pero una que no se puede perder de vista es la producción petrolera en Estados Unidos y los registros en sus inventarios.

En el mercado existe cierta precaución sobre las medidas que Perry implementará y que tienen que ver con una idea clara de incrementar la producción del petróleo en Estados Unidos, con un presidente que ha dejado claro que piensa que los energéticos es un área en la que Estados Unidos tiene que actuar duramente para producir recursos.

Por eso, para lograr la meta de Trump de impulsar la oferta y la demanda del petróleo estadounidense y con un proyecto que busca además reducir las regulaciones, los personajes claves en el mercado son Perry y Tillerson.

La producción ahora está en 9.5 millones de barriles diarios y que pretende que llegue a 11 millones en 10 años.

"Ya se está viendo este plan con mayor actividad de perforación de pozos de shale gas, el anuncio de construcción de ductos de gas y su plan de incrementar su producción, que actualmente está en 9.5 millones de barriles diarios y pretende que llegue a 11 millones en 10 años", explicó a LPO Ramsés Pech, director de la consultora Caravia y Asociados.

Y justo a unos días de ser notificado el ex gobernador de Texas, se registraron al menos cuatro máximos históricos consecutivos en los inventarios del crudo de EU, lo que desató una ola vendedora, con lo que los referenciales cayeron hasta en 5%.

Durante la jornada de este lunes se seguían viendo los descensos. El Brent perdía cuatro centavos de dólar respecto al cierre previo, de 51.37 dólares por barril. En tanto, el crudo estadunidense West Texas Intermediate (WTI) para entregas en abril, caía nueve centavos de dólar y se cotizaba en 48.40 dólares por barril.

Un sondeo de Bloomberg preveía la existencia del petróleo podría aumentar en 1.29 millones de barriles durante la semana pasada, pero llegaron a los 8.2 millones, alcanzando una cifra sin precedente en aquel país.

En febrero de 2016 también se registró una caída importante en el precio crudo también debido a un alza en los inventarios globales, así como un bombeo en ascenso de los principales competidores, incluyendo Estados Unidos y desde entonces no se había visto una caída tan abrupta del precio.

Pero los analistas coinciden en que es algo coyuntural y que de acuerdo con las predicciones de un mejor entorno económico, se verá un mejor desempeño en los precios. "Estamos viendo movimientos coyunturales pero la expectativa es que en este año ronde los 55 dólares por barril y para 2018 seguiría esta línea. No se espera que rompa el piso de los 50 dólares", señaló a LPO Arturo Carranza, analista del sector energético.

Aunque Pech reconoció que esta proyección hay que verla con cuidado, pues aún estará por verse los acuerdos de bajar la producción por parte de la OPEP y los resultados que tenga la política energética en Estados Unidos y el crecimiento de la economía mundial.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.