Diplomacia14.03.2017
(0)guardarlectura zen
Exclusivo: el Papa rechaza una foto con Peña Nieto para mostrarse juntos contra del muro de Trump
LPONo progresaron dos gestiones en el Vaticano. Las duras críticas de la Iglesia a las reformas. Contactos con AMLO.

Al menos dos empresarios cercanos a Los Pinos hicieron gestiones en el Vaticano para un encuentro en breve entre el Papa y Peña Nieto. La respuesta fue glaciar: Francisco no verá al mandatario en Roma ni antes ni después de la cumbre del G-20 en Hamburgo, tampoco visitará México ni Estados Unidos en 2017 y recién volvería al país en el segundo semestre de 2018, cuando la realidad política sea otra.

El pedido se impulsó bajo la premisa de que el momento es propicio para una foto entre ambos líderes de Estado: la violenta retórica Donald Trump contra uno de los países con mayor fervor católico del mundo, en un contexto en el cual el número de fieles va a la baja.

La respuesta por la negativa llega en paralelo a que diferentes representantes de la Iglesia Católica en México hablan de la pobreza que azota al país, señalan la reforma energética como fuente de desigualdad y critican la política de seguridad. 

Debe decirse: el nuncio Franco Coppola tiene una imagen lamentable de la actual administración y ese es un problema para Los Pinos porque cuando Jorge Bergoglio quiere hablar sobre política mexicana a quien escucha es a su representante diplomático, algo que no ocurre en otras latitudes, donde el Papa se basa más en figuras locales del clero.

Como ya anticipó LPO, Coppola conversa con Andrés Manuel López Obrador y demuestran una sintonía peculiar. Cuando las grandes fortunas del país le piden a AMLO mantener las reformas del actual sexenio, la revista de la Arquidiócesis Primada emite un duro editorial en el cual alega que "son el camino de la desigualdad". "No hubo sensibilidad y sí mucha voracidad excusada en demagogia", reclama en documento.

A la situación de desigualdad económica en el país se suma el factor de lo que Bergoglio tilda como "frivolidad": así como el argentino Mauricio Macri detonó su relación con el entonces arzobispo de Buenos Aires por permitir bodas gay, Peña Nieto incurrió en un movimiento similar cuando en 2016 pidió avanzar en el matrimonio igualitario antes de la debacle electoral.

No es sencillo reconstruir vínculos con el Papa. Macri, ya como presidente, tiene encuentros en extremo protocolares cuando a su antecesora Cristina Kirchner le dispensaba citas de dos horas. A pesar de su pragmatismo, Bergoglio es en esencia un dogmático, un constructor de convenciones y quienes ingresan a las mismas tienen su respaldo. Son los casos de Nicolás Maduro en Venezuela y Juan Manuel Santos en Colombia.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.