EU20.03.2017
(0)guardarlectura zen
Trump insiste en acusar a Obama, pero Spicer no sabe cómo responder a la prensa
LPOTras semanas de investigación nadie apoya las denuncias de Trump. El vocero Spicer ya no sabe qué decir.

 Horas después de que James Comey, director del FBI, testificara bajo juramento que ni su agencia ni el Departamento de Justicia, ni la Agencia de Seguridad Nacional, contaban con indicio alguno de que Barack Obama haya ordenado espiar a Donald Trump, Sean Spicer, se enfrentó al sediento grupo de corresponsales que lo bombardearon con preguntas sobre las recientes revelaciones. Spicer cuenta desde hace 60 días con el puesto menos deseado en la administración Trump; y es que es al Secretario de Prensa a quien le toca sortear, explicar y defender las frecuentes e indescifrables declaraciones del presidente.

Trump arrancó curándose en salud con un tuit, horas antes de que Comey testificara, acusando a los demócratas de inventar el escándalo con Rusia: "Los demócratas inventaron e impulsaron la historia rusa como excusa por su terrible campaña. ¡Tenían una gran ventaja en el Colegio Electoral y perdieron!". Después demandó que lo que el Congreso el FBI "y todos los demás" deberían investigar es la filtración de información clasificada, "¡Deben encontrar al filtrador ya!".

Más adelante, denunció que no existiera una investigación sobre los supuestos nexos de la campaña de Hillary con los rusos:

"Qué hay del contacto de la campaña Clinton con los rusos? También, ¿es verdad que el Comité Nacional Demócrata no permitió al FBI entrar a ver [sus servidores de correo]?"

Pero el tuit que reveló lo que en verdad le arruinó la mañana al presidente (antes de que Comey testificara), fue en el que atacó a la CNN de publicar encuestas falsas. La cadena de noticias reportó el dia de hoy que, de acuerdo a una encuesta de Gallup, Trump tiene apenas 37% de aprobación.

 Por la tarde, cuando a Spicer le tocó hablar frente a los corresponsales de la Casa Blanca, trató como pudo de quitarle peso a las duras declaraciones de Comey frente al Congreso 

"Acabo de escuchar que Fake News CNN está conduciendo encuestas otra vez a pesar de que sus encuestas en la elección estuvieron desastrosamente equivocadas. Fox tiene ratings [de aprobación] mucho más altos".

Por la tarde, cuando a Spicer le tocó hablar frente a los corresponsales de la Casa Blanca, trató como pudo de quitarle peso a las duras declaraciones de Comey frente al Congreso, quien en ese momento seguía siendo interrogado por el Comité de Inteligencia de la Asamblea de Representantes.

Cuando le preguntaron si el presidente estaba listo para retirar sus acusaciones contra Obama, el Secretario de Prensa respondió que no, que se trataba de una investigación en curso y que faltan muchos testimonios todavía. "Hay muchas noticias interesantes sobre las actividades de espionaje contra ciudadanos estadounidenses", dijo.

Cuando habló de Paul Manafort, quien tiene nexos comprobados con el gobierno ruso y que  fue el director de campaña de Trump, Spicer lo mencionó como alguien que tuvo "una participación limitada" en la campaña del presidente.

"Sean", le preguntó otro reportero, "¿qué constituye evidencia conclusiva para el presidente, cuando dice que hay más información por ser revelada?", le cuestionó. "Tienes al director del FBI diciendo que no hay nada que apoye los tuits del presidente sobre intervención de sus comunicaciones, el ex director de Inteligencia Nacional, el Comité de Inteligencia de la Asamblea, todos lo dicen, tenemos una serie de oficiales [diciéndolo]. ¿Cuándo terminará esto para el presidente?", cuestionó el corresponsal.

"No es una cuestión de fechas", respondió Spicer, "es una cuestión de cuando obtengamos respuestas". El Secretario de Prensa intentó desviar la atención sin mucho éxito, citando que en diciembre pasado Michael Flynn, quien después sería forzado a renunciar como asesor de seguridad nacional de Trump por sus nexos con el embajador ruso, fue "destapado" ante el público como el elegido del entonces presidente electo, cuando su identidad estaba protegida por la ley.

"Tienes que pensar en eso de esta manera: el FBI y todas las agencias relevantes de inteligencia tienen acceso a ese documento. Ellos pudieron descifrar quién era", dijo a los confundidos reporteros, sin responder la pregunta.

 El problema de fondo es que la Casa Blanca se está quedando sin respuestas para las alucinantes acusaciones del presidente

Cuando el reportero lo presionó sobre la pregunta original, sobre la acusación de Trump contra Obama, Spicer volvió a cambiar el tema con una ensalada de palabras:

Entiendo lo que dices. A lo que me refiero es que hay mucha información que hemos descubierto sobre lo que pasó en términos de vigilancia durante la elección de 2016 y la transición. Y entonces ves a alguien como Michael Flynn, y te das cuenta que, aunque [las agencias] hayan estado investigando a alguien más en ese momento, ¿cómo es que su nombre que por ley estaba prohibido que se difundiera salió al público? ¿Por qué fue difundida [su identidad]? Porque la gente en la comunidad de inteligencia tuvo acceso a esa información. Ellos pudieron enterarse de quién era. Pero entonces tienes que preguntarte, ¿Por qué un nombre que debió estar protegido por ley fue hecho público? ¿Cuáles fueron los motivos? ¿Qué más necesitamos saber? ¿Quién estuvo detrás de esa revelación?

Es decir, Spicer, de acuerdo a periodistas de varios medios que han intentado analizar su respuesta, respondió a la pregunta con otra pregunta: "¿Quién y por qué difundió que Michael Flynn había hablado con el embajador ruso sobre retirar las sanciones impuestas por el presidente Obama en diciembre?".

El problema de fondo es que la Casa Blanca se está quedando sin respuestas para las alucinantes acusaciones del presidente. Ninguna agencia, funcionario ni congresista de ningún partido se ha animado a prestar verosimilitud a las sospechas de Donald Trump. La primera reacción hace dos semanas fue mandarle la pelota el Congreso y demandar una investigación. El Congreso ya está investigando, y sus conclusiones siguen siendo las mismas: no hay nada que soporte las acusaciones del presidente. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.