Mercados17.04.2017
(0)guardarlectura zen
El mercado percibe menor riesgo de que calificadoras hagan una baja en la nota crediticia de México
LPOLas alarmas pierden fuerza. Las claves en los remanentes del Banxico y mediciones de riesgo internacionales.

Hasta hace unos meses, el Gobierno mexicano sumaba en sus preocupaciones el alto riesgo que tenía el país de recibir una calificación crediticia negativa, considerando el creciente nivel de su deuda. En el mercado parece que esos temores comienzan a disiparse.

La primera señal favorable la recibió el Gobierno por parte del Banxico. A finales de marzo, el banco central entregó 321,653 millones de pesos en remanentes -equivalentes al 1.5% del PIB-, celebrado por José Antonio Meade porque ayudaría a amortiguar el tema de la deuda.

La noticia fue muy bien recibida por calificadoras como Moody´s, que ya apuntaba que ello sería un factor positivo para la calificación soberana, pues el Gobierno podría disponer del 70% de esos recursos.

Aunque los remanentes fueron menores a los esperados, algunas plumas cercanas a la dependencia que comanda Meade, observan hoy un alivio para su equipo.

El mensaje ya lo daba la subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio, incluso antes de esta noticia, desde la 80 Convención Bancaria, quien dijo que las preocupaciones de las calificadoras estaban ya disipadas.

Y es que surgen otras pistas. Son indicadores en el mercado internacional que miden el riesgo para los inversionistas. Tal es el caso del índice EMBI+ de JPMorgan, que mide el ‘miedo' existente entre inversionistas sobre la deuda mexicana.

Actualmente México es uno de los más bajos entre los países emergentes y en comparación con el resto de los países, muestra una buena perspectiva.

Otra medida que también muestra una mayor confianza en el país es el spread de losCredit Default Swaps a 5 años (CDS 5Y), los cuales determinan el costo de asegurarse contra un impago del gobierno mexicano.

Actualmente, el spread (margen que se utiliza para medir la liquidez del mercado) para México es de 130 puntos base, lo que significa que asegurar contra impago un millón de dólares de deuda del país cuesta 13 mil dólares por año

En ello se observa una reducción, pues en noviembre el país superaba los 190 puntos. En comparación, Brasil se ubica en 228 puntos

Las calificadoras de riesgo crediticio han alertado sobre la vulnerabilidad de las finanzas públicas de México y han puesto en duda la capacidad de la economía para generar ingresos tributarios sostenidos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.