Elecciones18.04.2017
(0)guardarlectura zen
Videgaray endurece sus ataques contra Maduro y construye su perfil anti-populista hacia 2018
LPORompió con la larga tradición no intervencionista para marcar contraste con Maduro. AMLO y el diálogo con Trump.

Videgaray metió mano y cambió de un plumazo la larga tradición no intervencionista de la diplomacia mexicana para dar paso a un rol de duro árbitro frente la situación que vive Venezuela. El Canciller se convirtió en el faro de los reclamos de la región ante Nicolás Maduro, en un movimiento que supone varios objetivos al mismo tiempo.

Hace semanas que México se instaló en el grupo de presión hacia Venezuela en el seno de la Organización de Estados Americano (OEA), en donde Videgaray encabezó la ofensiva diplomática para restaurar los "valores democráticos" y exigir elecciones libres en Venezuela.

Sin ir más lejos, este martes lanzó un comunicado: "Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay manifestamos nuestro profundo pesar y rechazo por la muerte de seis ciudadanos en el marco de las jornadas de protesta que tuvieron lugar en la República Bolivariana de Venezuela en los últimos días". Por mencionar uno de otros tantos. 

El conflicto llamó la atención de las naciones desde hace tiempo, pues día a día se ha ido agravando. Pero, ¿por qué ahora México se muestra tan preocupado? Hasta ahora, el Gobierno de Peña Nieto había mantenido el silencio. ¿Qué cambió?

"Muchos creemos que es una respuesta tardía ante el conflicto de Venezuela, pues cada que avanza el tiempo la crisis ha sido mucho más grave, más radical", opinó el catedrático del ITMA, Horacio Vives en diálogo con LPO.

Videgaray confronta con Maduro en juego a dos bandas: construir un perfil anti-populismo que lo coloque como el candidato contra AMLO y mostrar un nuevo gesto de amistad con Trump.

Hay dos elementos que están obligando a mover las piezas, según la lectura de los especialistas en diálogo con La Política Online: la carrera presidencial -que incluye un posicionamiento frente Andrés Manuel López Obrador- y la tensa relación con Estados Unidos bajo gestión de Donald Trump.

México rompió el mutis acaso en el momento más oportuno para tejer con paciencia el sueño presidencial. Videgaray, revivido y anotándose como un triunfo personal -al menos frente a su jefe Peña Nieto- el hecho de haberle atinado a la llegada de Trump en la Casa Blanca empieza la carrera.

"Videgaray tendrá dos cálculos: que hay votantes que opinan que es mejor no meterse contra Estados Unidos e incluso hay quienes se proclaman a favor de este país", opinó a LPO el politólogo de la UNAM, Jorge Márquez.

El tema también es que el tiempo apremia. El politólogo del ITAM, pone sobre la mesa la decidida candidatura de López Obrador, las cerradas dudas en el PAN, mientras que el PRI aún ve complicadas sus postulaciones.

En ese sentido, Márquez considera que con la premura con que se ha vivido este proceso, será factible que para noviembre o diciembre ya se conozcan a todos los candidatos.

Aunque hay visiones divididas sobre los chances del canciller. Por ejemplo, Vives pone sobre la mesa una imagen golpeada con los escándalos de la casa de Malinalco y su salida de Hacienda en un momento tan tenso para la economía.

Marques por su parte, considera una excelente oportunidad para capitalizar el tema de Venezuela, "es un enemigo fácil", dice el politólogo. "Sin dudas está construyendo su candidatura construyendo el antidiscurso a López Obrador y antimercado".

Aunque sea visto como un personaje antipático, si logra que el electorado se enganche con el discurso contra Venezuela y lo ven como el único negociar de Trump, será sin duda el preferido del PRI.

"Aunque sea visto como un personaje antipático, si logra hacer que el electorado se enganche con el discurso contra Venezuela, su defensa a la democracia y el tema de Trump, será sin duda el preferido".

No será sencillo. Aún está además en vilo el tema del TLCAN. Para el catedrático de la ITAM, podría darle herramientas para sentarse de una manera más fortalecido ante Estados Unidos".

Pero no deja de apuntar que es un terreno complejo: "Históricamente las relaciones México-Estados Unidos no habían sido tan malas. Hay interlocución con embajadores, cónsules, etc., pero no hay que olvidar que Trump desde candidato hasta presidente, ha preferido de manera generalizada discursos muy ofensivos contra todos los mexicanos". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.