Voto 2018
AMLO y la fuerza de la alternancia
Por Gilberto P. Miranda
Es difícil cuestionar al tabasqueño con el mote de "radical" cuando México requiere de cambios urgentes en un sistema que muestra fisuras desesperantes.

En su más reciente edición, la revista Bloomberg Business Week publicó un análisis de López Obrador que tituló: "México ama a AMLO ¿Los negocios? No tanto".

En particular, llamaron mi atención dos elementos: primero, que Monterrey como símbolo del empresariado y diversas de sus figuras son mencionadas constantemente como el centro de la preocupación por una eventual victoria de López Obrador el próximo julio.

Segundo, un insight que encontré particularmente esclarecedor. Al referenciar la polémica generada por la propuesta de amnistía del candidato puntero, los autores señalan: "Una perogrullada política parece emerger de todo esto: cuando importantes instituciones gubernamentales están profundamente rotas, la política de la continuidad se vuelve insostenible, y los extremos son atraídos hacia el centro ¿cómo podría ser criticado un candidato por ser muy radical, cuando cambios radicales se necesitan desesperadamente?".

Al menos desde dieciocho meses antes de la elección presidencial, sostuve en diversos foros que quien ganase la bandera de la alternativa tendría las mejores posibilidades de triunfo. En ese marco, se abrían dos caminos: o irrumpía con fuerza una candidatura independiente, o el líder de Morena se proclamaba como el receptáculo del rechazo e inconformidad a las opciones tradicionales.

Aunque aún falta un trecho para el día de la elección, respecto a ese último punto se impuso la lógica: fue el tabasqueño quien pudo emerger como la alternativa, pues las candidaturas independientes (ambas con una carrera política hecha desde los partidos) no solamente fallaron en constituirse como opciones competitivas, sino que incluso la legalidad de su proceso fue severamente cuestionada. Al menos en esta elección, las opciones sin partido quedarán en lo anecdótico.

En diversas partes del globo ha crecido la tendencia de opciones políticas anti-sistema. Incluso el texto de Bloomberg compara el nacionalismo de Trump y su arenga a los trabajadores de la industria pesada norteamericana lastimados por el TLCAN con la que hoy hace AMLO con los campesinos, naturalmente reconociendo que el líder norteamericano y el candidato tabasqueño contrastan en sus formas de pensar. Sin embargo, en encuestas recientes, por ejemplo la de Grupo Reforma, al desagregar los datos se revela que el segmento que más apoya a Andrés Manuel son las personas con mayor grado de estudios. Abonando otra perogrullada, habrá que decir que en ese segmento difícilmente hay campesinos.

Hasta ahora, la realidad ha resultado una loza demasiado pesada como para levantar candidaturas presentadas por las dos marcas que han gobernado México en el siglo XXI. Quizá la reflexión no pase por considerar la de AMLO una candidatura anti-sistema (lleva más de una década funcionando como la principal oposición a las fuerzas tradicionales) sino por el hecho que, de darse, haya tardado tanto en llegar ¿En qué escenario la descomposición política (corrupción), económica (pobreza) y social (violencia) no acabarían por buscar una vía de desfogue y cobrar factura?

Desfogar significa dar salida al fuego. Si fuéramos otro país, ese fuego de tantos agravios por largo tiempo acumulados ya hubiese estallado las calderas. Aquí, estamos temerosos de lo que suceda en las urnas.

Sea cual sea el resultado, lo que importa son dos cosas: primera, que la elección sea limpia y la voluntad respetada. Segundo, que quien resulte ganador actúe con estatura de Estado y comience un largo camino de reconstrucción. El aliento mismo de nuestras posibilidades democráticas pasa por entender que la supervivencia de la República está por encima de cualquier interés, pugna, ideología o personaje.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.