Congreso06.09.2017
(0)guardarlectura zen
Aquellos senadores y el "pase automático"
Por Raúl Tortolero
El análisis de la ruptura del PAN en el Senado y los cuestionamientos al liderazgo de Ricardo Anaya.

Si pensamos más a fondo, a quien realmente afectaron los senadores panistas que votaron a favor de Ernesto Cordero para ocupar la Mesa Directiva de la Cámara Alta, es a ellos mismos, a sus nombres. Y a su confiabilidad.

1.-Sabedores de que su bancada había acordado que la senadora Adriana Dávila y la senadora Laura Rojas, ocuparan un semestre cada una, la presidencia de la Mesa Directiva, los 5 senadores negociaron con el priísta Emilio Gamboa sin que lo supiera el coordinador de su propio grupo parlamentario. Diciendo después que si obtuvieron la Mesa "para el PAN", sería imposible que fueran sancionados.

2.-Pero el PAN ya ha dicho que no reconoce la representatividad del instituto en quienes ocupen cargos en la Mesa Directiva del Senado, porque actuaron de manera separada, contradiciendo a sus compañeros de bancada, al Coordinador Fernando Herrera, y por tanto a la línea política del partido en general.

3.-El hecho de que se hubiera platicado y aceptado ya que la senadora Adriana Dávila estuviera en la Mesa e incluso fuera ella en el primer tramo la Presidenta del Senado, y en el segundo lo fuera la senadora Laura Rojas, es prueba de buena política, de inclusión, de integración en responsabilidades importantes a militantes de diversas expresiones internas del PAN. Es sabido que Adriana Dávila -quien es una política inteligente, luchadora y con trayectoria-, es cercana al proyecto de Margarita Zavala. Laura Rojas, igualmente destacada, y con amplios méritos, hubiera hecho de la misma forma un gran papel, un digno papel como Presidenta de la Mesa.

4.- El método es salomónico, incluyente y justo. Ya se había aplicado antes, en la Cámara de diputados, hace un año, cuando se decidió que Javier Bolaños fuera Presidente de la Mesa por un semestre y en el segundo lo fuera Lupita Murguía -quien dicho sea de paso, ha tenido un excelente desempeño al frente de la Cámara baja-. El método funcionó, y podría haber funcionado perfectamente de la misma manera, ahora en la Cámara alta.

5.- En este caso los 5 senadores no tienen ninguna justificación suficiente para sus actos, que apunte al Bien Común, y por ello, sus decisiones han sido objeto de un rechazo generalizado del panismo.

6.-Se apoyaron en el PRI. No en el PAN. El PRI obviamente espera algo de ellos: nada es gratuito. ¿Qué espera de ellos el PRI? Que jueguen a favor de sus intereses, y más, en un año electoral.

7.-Aun cuando exista la posibilidad de que los 5 no avalaran el pase automático del Fiscal General, de que votaran en su momento en contra, ya existe una percepción sobre ellos. No sólo se trata de combatir el "pase automático", sino que Cervantes, por sus filias al PRI, no sea, por ningún método, ni automático, ni otro, el Fiscal General.

8.- Cordero podría evaluar si renuncia a la Mesa Directiva. Llegar de esa manera a ese encargo no fue el camino correcto. Es mejor que el PRI ocupe la Mesa Directiva, a que la ocupe un panista, pero sin el apoyo de su partido de forma institucional.

9.- Al PAN le sería más valioso no contar con esa Mesa Directiva, para de esta forma no tener que asumir ninguna responsabilidad por los sucesivos actos y decisiones de Cordero y sus cercanos, que se desconoce hacia dónde se encaminen. Pero es previsible que no serían actos representativos de un partido al que no han escuchado y por el que no se están rigiendo.

10.-Es tiempo de cerrar filas en el PAN, tiempo de verdadera unidad. Realmente sorprende que en estos momentos complicados haya expresiones en contra de liderazgos del partido, a nivel nacional, o en el senado.

11.-Los reiterados embates del PRI-gobierno en contra de Ricardo Anaya, el Presidente Nacional del PAN, inventando una serie de imprecisiones y con ello creando confusión, sólo responden a la necedad de querer imponer al #FiscalCarnal por 9 años y así cubrirse la espalda de toda la corrupción que hemos conocido de ellos en este sexenio y la que después habremos de conocer. No ha de ser cualquier cosa esa corrupción, que intentan en el PRI-gobierno en todo momento golpear al PAN, ensuciar el nombre de sus dirigentes, y generar división.

12.- Por ello, en realidad, todo aquel que se sume a la división originada por el PRI-gobierno con el doble fin de imponer al fiscal carnal y de sacar raja electorera de cara al 2018, lo único que está haciendo es ayudar al PRI, al hacerse cómplice de sus oscuras metas. Ser autocríticos es correcto y es parte de la democracia que se vive en las filas del PAN, el partido más democrático en este país. Pero hasta ahí. Impulsar la división y descalificar a toda costa el desempeño de los dirigentes, porque así conviene a algunos en sus metas personales, es en los hechos hacerle el caldo gordo al PRI. Y el PAN no está para estas desviaciones poco virtuosas, y mucho menos cuando empiezan ya los tiempos electorales. Antes bien, es la hora de luchar.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.