Sociedad10.11.2017
(1)guardarlectura zen
Y el culpable es...
Por Andrea Castillo Guzman
Los mexicanos nos hemos vuelto indolentes ante los mayores males que padecemos en nuestro país y eso es un grave problema.

 Masaru Emoto, un investigador de origen japonés, llevó a cabo diversos experimentos con el agua para ver como a ésta le afectaba si se le decían palabras amorosas vs. insultos. De seguro muchos de ustedes ya han escuchado hablar sobre esto y conocen el final de la historia.

Pero para aquellos que vivan en una cueva y no hayan escuchado hablar del tema, el experimento resulta en que los copos de nieve que se formaron del agua que se le dijeron palabras amorosas eran hermosos, mientras que los copos de nieve del agua que se le dijeron insultos resultaron horrendos.

Masaru Emoto decidió incursionar más en su investigación, e hizo una prueba ahora con arroz, sometiéndolo a tres variables diferentes: Amor, odio e indiferencia. ¿y adivinen que resultó? El arroz que estaba en peor estado de descomposición era el que fue ignorado, el que fue sometido a la indiferencia. Lo anterior se puede resumir con el conocido dicho "Pégame, pero no me dejes".

O sea que lo peor y más atroz que podemos hacerle a alguien o a algo es: IGNORARLO.

Ok, ok... se preguntarán a que voy con todo este rollo mareador, pues quiero que cada uno de ustedes piense para sus adentros - no le tienen que decir a nadie- ¿Qué tanto se han involucrado en la política? ¿Qué tanto se han interesado por ser buenos ciudadanos? ¿Qué tanto están informados sobre lo que acontece en nuestro país? OJO y estar informados no es leer las noticias que nos aparecen en Facebook.

¿Les va cayendo el veinte? ¿No? Déjenme les ayudo un poquito más, ¿Cuántas veces han dicho, "la política es un cochinero por eso no me meto", "me choca la política", "Todos son iguales", "yo a eso no le entiendo ni me interesa"?

Bueno queridos lectores, lamento decirles que nuestra sociedad mexicana se ha vuelto indolente e indiferente ante los mayores males que padecemos en nuestro país y eso es un grave problema. ¿Por qué? Porque por eso tenemos la situación que tenemos. No sirve de nada indignarse, platicar con tu compañero godín sobre la pésima situación económico y/o política que tenemos o despotricar sobre los políticos que quedan impunes ante sus crímenes.

Aceptemos nuestra responsabilidad, la falta de involucramiento en la política por parte de nuestra sociedad mexicana ha provocado que esta se eche a perder, se pudra, se apeste, se enferme. Aceptemos nuestro pedacito de responsabilidad y entendamos que sí de verdad queremos que las cosas sean diferentes y mejores, cada uno de nosotros tiene un papel importante por hacer. Cada uno de nosotros somos en parte responsables por la situación en la que se encuentra México.

No esperemos a un caudillo heroico que llegue y nos salve a todos, no seamos víctimas. Lamento decirles que eso no va a pasar. Lo que sí podemos hacer es ejercer nuestra ciudadanía, informarnos, leer, escuchar las diferentes opiniones, vigilar, exigir, participar, involucrarnos. Eso sí que nos ayudaría a cambiar nuestra situación.

Así es que la próxima vez que quieras seguir siendo indiferente e ignorando lo que pasa en la política, piénselo dos veces querido lector, y este dispuesto a asumir las consecuencias.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Soy menos positivo, veo un México con una enfermedad crónica avanzada que no se cuido y al que ya le salieron problemas por todo el cuerpo. Mis dudas son ¿explotara, sera lenta, en cuanto tiempo? y ¿habrá canto del cisne?