Reformas24.03.2017
(0)guardarlectura zen
Regidores por elección directa
Por María Concepción Landa García Téllez
Debemos lograr la elección de regidores y síndicos de forma directa y por demarcación territorial, y no como se ha venido haciendo en planilla cerrada.

Es indispensable lograr en nuestro Estado, una reforma democratizadora en el ámbito que hemos dejado un poco de lado, que es la elección de regidores y síndicos de forma directa y por demarcación territorial, y no como se ha venido haciendo en planilla cerrada.

La constitución política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 115 fracción I, prevé que cada municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección popular directa, integrado por un Presidente Municipal y el número de regidores y síndicos que la ley determine. De igual manera, la Constitución del estado de Nuevo León, establece en su artículo 118, la elección popular directa del ayuntamiento.

La planilla cerrada por lo tanto, representa un coto al derecho que tiene el ciudadano de elegir libremente, pues en ésta no son los ciudadanos quienes eligen a sus regidores y síndicos, sino que los partidos políticos integran la planilla conforme a intereses o compromisos previos y en el orden de prelación que consideran, de tal suerte que el ciudadano se limita a elegir una de entre las opciones cerradas que se le presentan en la boleta, en el orden de prelación impuesto, de tal forma que el voto entonces es por bloque y no por cargo.

En la planilla cerrada se desvirtúa por tanto la esencia misma de la democracia, ya que no hay representación ciudadana, ni voto libre y directo, pues habrá que ajustarse a las opciones presentadas.

La Ley Electoral para el Estado de Nuevo León en el artículo 146 establece que las candidaturas para la renovación de Ayuntamientos se registrarán por planillas ordenadas, completas e integradas por los nombres de los candidatos a Presidente Municipal, Regidores y Síndicos, con los respectivos suplentes de éstos dos últimos, en el número que dispone la Ley Orgánica de la Administración Pública Municipal del Estado de Nuevo León.

En ese sentido, el hecho de conservar tal como está la Ley Electoral del estado de Nuevo León, nos hace participes de alguna manera de la violación a las disposiciones constitucionales ya mencionadas, quebrantando el derecho humano a la participación política de la ciudadanía en la vida pública del estado.

El mecanismo actual de elecciones en bloque, como ha quedado demostrado, favorece la toma de decisiones al interior del cabildo por complicidad o compromiso, mediante votaciones en alianza, todo ello en detrimento de los intereses de la población, habida cuenta que es en sesión de cabildo donde se discuten y analizan los temas de relevancia municipal.

Los regidores deben ser la voz de los ciudadanos en el cabildo, tener no solo la representación, sino también estar legitimados por venir de una elección en la cual fueron votados en forma directa.

Tomando en cuenta todo lo anterior, es por lo que en su momento presenté una iniciativa de ley para modificar la Ley Electoral del Estado de Nuevo León, a fin de que la elección de regidores y síndicos se lleve a cabo de manera individual, mediante voto libre y directo de los candidatos que habrán de contender mediante fórmulas elegidas por demarcación, en forma semejante a como se eligen los diputados locales, con el intención de que el ciudadano sea realmente representado en el municipio correspondiente, buscando en todo momento una relación incluyente, de cercanía, a fin de que sean votados quienes ya son conocidos, con reputación intachable en su demarcación territorial, y que a la vez están conscientes de la problemática que se presenta dicha zona.

La aprobación de esta iniciativa, sería altamente beneficiosa para la comunidad, ya que traería como consecuencia un Ayuntamiento dinámico, incluyente, representativo, cuya toma de decisiones estaría legitimada por el nulo vínculo afectivo o de compromiso hacia el presidente municipal.

Ante las reformas a la ley electoral en materia de reelección, representación proporcional, paridad de género; la votación de regidores por voto directo daría un gran impulso a la auténtica democratización de Nuevo León.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.