Voto 2018
Monterrey: De un gobierno arcaico a un modelo de gobierno digital
Por Enrique Barrios
El debate en la elección por la alcaldía regia luce quedado en el tiempo. Los grandes temas que se discuten en diferentes ciudades del mundo por ahora no aparecen en la conversación.

 Participar de cualquier contienda electoral implica siempre el ejercicio de la observación comparativa. Ya sea para un país, un estado o u municipio, quienes somos candidatos vivimos el tiempo que dura la campaña observando las plataformas, las propuestas y las ideas de nuestros adversarios. Si una idea nos parece mala buscamos ser diferentes y que el electorado lo capte. Si es buena intentamos comunicar una mejor. Si directamente es excelente pensamos como suscribirla o acompañarla pero con nuestro propio tamiz.

Ese ejercicio aplicado a la actual elección de Monterrey ofrece una conclusión dura de aceptar para quienes aquí vivimos: la de Monterrey es una elección muy pobre en materia de ideas. No solo es pobre por la falta de audacia en las propuestas, el nulo enfoque disruptivo de nuestras problemáticas o la falta de pensamiento lateral. Es una campaña pobre y además vieja. Si viajáramos en el tiempo hacia la elección, por ejemplo, del 2000, no encontraríamos grandes diferencias en los temas que se debaten.

Por poner un aspecto muy concreto. Ningún candidato ha sido capaz de enarbolar la menor propuesta en un tema tan actual y necesario como es el gobierno digital. En un mundo occidental en el cual las democracias se ven afectadas por la desconexión entre política y ciudadanía, los mecanismos de gobierno digital se han convertido en una vía de cerrar esa brecha mediante más control, mayor transparencia y una mejor participación ciudadana.

Un trabajo de la CEPAL del año 2011 firmado por los investigadores Alejandra Naser y Gaston Concha aporta un enfoque a considerar. Explican que la noción de valor público está enraizada en las preferencias de las personas en el sentido de que solo ellas pueden determinar lo que es valioso para su comunidad: "el Gobierno Electrónico se justifica en la medida en la que amplía la capacidad del Estado de generar valor público".

Para bajarlo conceptos más sencillos. ¿Cuántas veces padecemos en nuestras vidas la complejidad de los trámites burocráticos?, ¿Cuántas horas de filas hacemos por mes?, ¿Cuántas veces nos envían de regreso porque justo faltaba tal o cual forma por completar? De eso se trata. De buscar mediante la tecnología de facilitar la vida de los ciudadanos. En esta campaña la tecnología solo aparece para fabricar memes, orquestar guerras sucias o invertir en publicidad de Google o Facebook.

Consultas públicas en línea, foros digitales de debate entre habitantes de colonias, plebiscitos sobre la continuidad o la puesta en marcha de políticas públicas. Nada de eso está en esta campaña. Donde sí está es en algunos municipios y estados de Austria, Gran Bretaña, Costa Rica, Brasil y Sudáfrica. Esto no es el futuro. Es el presente. Y en Monterrey por momentos estamos demasiado lejos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.