31.05.2018
(0)guardarlectura zen
Villa de Santiago todavía está a tiempo
Por Raphael Martínez
El pueblo mágico más emblemático de Nuevo Léon tiene un enorme potencial para desarrollarse. Ahora le falta tener un gobierno serio y que, sobretodo, sepa como planificar sus finanzas.

 En mi carrera de administración y como tesorero y responsable de las finanzas municipales en algunos municipios de Nuevo León he aprendido diferentes formas de estirar el dinero, hacerlo rendir y he encontrado, también, los mecanismos para conseguir recursos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas.

Parece algo elemental, muy aplicable a la vida cotidiana de cualquier hogar pero que lamentablemente no se traduce cuando se habla a nivel de Gobierno. Es el histórico mal de nuestro país y tal vez de la región entera: múltiples recursos naturales y humanos, pueblos trabajadores y con impulso de progreso que generan una riqueza por lo general mal administrada.

No siempre los recursos se aplican en quienes más lo necesitan y eso es lo que lamentablemente hemos comprobado las últimas semanas en los recorridos que hemos realizado en nuestra campaña en el municipio de Santiago.

Duele ver las condiciones en las que se encuentra el pueblo que amamos, nos duele ver que nuestra gente no cuenta con los servicios básicos, el nivel de insalubridad y los focos de infección que las autoridades han permitido que se hagan.

Quien encabeza una administración debería tener la sensibilidad para destinar los recursos en la gente que más lo necesita, ser responsable y solidario con quienes votaron por él, cumplir las promesas y resolver los problemas más inmediatos de la ciudadanía. Nada de eso ocurre actualmente.

Nuestro querido pueblo de Santiago está en el olvido con calles sin pavimentar, lodosas y llenas de aguas negras. Es una vergüenza que un pueblo con tanto potencial esté en esas condiciones y no es preciso buscar demasiado las causas. El motivo en sí mismo es uno: la mala administración desde la autoridad municipal.

Desde la coalición PT-Morena-PES  venimos a proponer un modelo distinto de municipio: incluyente, seguro, ordenado y sumamente pujante. Hay un enorme valor entre nuestros ciudadanos. He podido verlo en cada recorrido. Ahora hace falta detonarlo con empleo de calidad, con apoyos a quienes inician sus negocios, con seguridad para poder prosperar en paz y planificación para tener un desarrollo ordenado y sostenible. Tenemos muchas cosas por hacer. Todavía estamos a tiempo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.