Trump en el Vaticano
Así fue la incómoda visita de Trump a Francisco
Sostuvieron una reunión repleta de tensiones. Francisco ha sido muy crítico de la retórica de Trump.

 Hace poco más de un año el papa Francisco cuestionó si Donald Trump de verdad era un cristiano. El papa criticó en más de una ocasión los discursos anti migración y en contra de los refugiados que el entonces candidato usó como base de su plataforma política, así como su intención de construir un muro en la frontera con México. Trump por su parte acusó al pontífice de ser un instrumento del gobierno mexicano y calificó como "una desgracia" que un líder religioso cuestionara la fe de las personas. "Soy un cristiano orgulloso", respondió el candidato.

Hoy el magnate, ya como presidente, visitó al pontífice en Roma, como parte de una gira que lo ha llevado a visitar los lugares sagrados de las tres religiones más importantes del mundo, Arabia Saudita, Jerusalén y el Vaticano.

Las imágenes del primer encuentro le han dado la vuelta al mundo y, como era previsible, inspirado miles de memes en las redes sociales. "Este es un gran honor", le dijo el presidente a su santidad, quien al principio no le ofreció ni una sonrisa. Los líderes se reunieron en privado, después de que la prensa hizo sus fotografías, durante media hora. En el momento de la foto con ambos posando, Trump se veía genuinamente emocionado, mientras que su santidad se mostró más bien serio.

El papa regaló a Trump un libro con sus ideas y preocupaciones sobre el cambio climático, un tema en que el presidente se ha mostrado poco interesado. Desde que tomó posesión Trump se ha dedicado a destruir todas las previsiones y regulaciones creadas durante la era de Barack Obama para detener el calentamiento global, estimular el uso de energías renovables e imponer límites al uso del carbón.

Francisco también le entregó una medalla que, dijo, era un símbolo de la paz. En su despedida, Trump le dijo al líder católico: "No voy a olvidar lo que me dijo".

Las televisoras norteamericanas reportaron que los líderes hablaron sobre la situación en medio oriente, la protección de comunidades cristianas alrededor del mundo, y otros temas de geopolítica.

Al final del encuentro, mientras se despedían, el pontífice se mostró más sonriente y amigable con el mandatario y la delegación estadounidense. Trump fue acompañado de su esposa Melania, su hija Ivanka y su yerno y asesor estrella, Jared Kushner.

El tour presidencial continua ahora en Bruselas, donde Trump se reunirá con el rey Philippe de Bélgica, y mañana asistirá a una reunión de la OTAN, otra organización a la que Trump criticó duramente a lo largo de la campaña. El viernes volará a Sicilia, la última parada, donde atenderá una serie de reuniones del G7. 

"El honor de mi vida conocer a su santidad el papa Francisco. Dejo el Vaticano más determinado que nunca a perseguir la PAZ en nuestro mundo".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.