Voto 2017
Empate de película en Coahuila: Moreira prepara una avanzada judicial si Riquelme pierde
La pelea es voto a voto. Tambalea su dominio histórico. Tensión con Los Pinos.

En un clima de tensión absoluta Rubén Moreira ya ordenó a su equipo jurídico preparar una avanzada judicial para reclamar presuntas irregularidades por parte de Guillermo Anaya y Armando Guadiana y de ese modo buscar impugnar la elección en la cual el panista ya se autodenominó como vencedor.

El clima en el comando del PRI pasó de una confianza absoluta en las primeras horas del domingo a una situación de desesperación entrada la noche. Hay múltiples cuestionamientos internos especialmente por un punto que Moreira no comprende cómo se pudo fallar con los cálculos: el abstencionismo. 

Hasta las cinco de la tarde diferentes operadores le dijeron al gobernador que la participación apenas arañaba el 50% cuando en realidad habría sobrepasado el 62%. Un error que hasta el momento no tiene más explicación que una espontaneidad en el votante que no se pudo anticipar.

Pero cuidado: hasta la madrugada la elección seguía abierta en una definición de película. Por momentos, las diferencia entre los candidatos llegó a estar en 11 votos. La pelea es palmo a palmo y con cada acta que se ingresa al sistema, la situación cambio. Al menos por un rato. 

Con el 68% de las mesas escrutadas, los dos candidatos tienen 37%, y los separan apenas mil votos. Todo parece indicar que la definición se disputará mañana en los medios de comunicación. 

Riquelme hizo una campaña entre dos fuegos. Si bien tuvo respaldo presencial de su partido, cerca del abanderado aseguran que este no contó ni con la mitad de recursos que tuvieron Alfredo Del Mazo y Manuel Cota. A nivel local la estructura priista que no se identifica con los Moreira hizo una campaña extraordinaria y se explica en los votos del independiente Javier Guerrero. Son todos votos que correspondían a Riquelme.

Ahora Moreira se prepara para batallar en el Tribunal Electoral de la Federación, en caso que su rival lo supere por pocos votos. La apuesta inicial es que se fuerce a una nueva votación entre los dos candidatos mayoritarios.  

El gobernador tiene contactos en ese tribunal. Ese plan solo se vería desactivado si se cumple el pronóstico de los panistas y Anaya termina ganado por entre cinco y siete puntos. Cualquier diferencia menor será objetada.

La jornada electoral en Coahuila no registró hechos de violencia, como se temía en un principio, pero si decenas de irregularidades en casillas que aportan el trasfondo a eventuales presentaciones judiciales. 

El equipo de Anaya permanence en el bunker custodiando el recuento y el candidato suspendió una caravana de la victoria que tenía prevista en la plaza central de Saltillo.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.