Morena
Empresarios cuestionan la mudanza de Energía, Pemex y CFE que propone AMLO
El líder de Morena quiere mudar sus sedes centrales al sudeste del país. Las críticas al plan.

Impacto de manera positiva la decisión de Andrés Manuel López Obrador de mostrar sus cartas y revelar su "gabinete", aunque su propuesta de convertir a la coordinadora de los diputados de Morena, Rocío Nahle, en secretaria de Energía cayó como balde de agua fría en el sector, como reveló LPO

Pero no fue la única inquietud. También generó tanto o más rechazo su propuesta de descentralizar y relocalizar en el sureste del país las sedes centrales de la Secretaría de Energía, CFE y Pemex.

Rocío Nahle es una profesional reconocida y aguerrida, que promovió causas valiosas, como lo es la buena operación de las refinerías y petroquímicas de Pemex. Hizo carrera en las plantas de Coatzacoalcos y tiene un punto al criticar el abandono de esas áreas de Pemex bajo el argumento de que esa actividad industrial no es o no puede ser rentable en México.

El problema con Nahle es que mantuvo una línea dura promonopólica y ha sido una férrea opositora de la Reforma Energética actual, que promete grandes inversiones en el país en los próximos años. Además, el sector energía hoy es muchísimo más que Pemex y sus refinerías.

Nahle mantuvo una línea de cerrada oposición a la reforma energética y es una defensora del monopolio estatal en el mundo del petróleo.

Entonces, salvo que ella indique lo contrario, se cree que intentará frenar o revertir esa reforma, con sus contratos petroleros privados y con un amplísimo abanico de nuevos jugadores y opciones de marcas, subastas eléctricas y energía limpia, que apuntan a una transición energética que brindará competitividad a México y que si es exitosa irá reduciendo cada vez más el rol de los combustibles fósiles.

AMLO y Nahle defienden a Pemex y en ese sentido tienen argumentos: La reforma energética no cumplió uno de sus objetivos declarador: fortalecer la petrolera estatal de México, darle autonomía y crear una amplia gama de coinversiones con empresas privadas.

Pero a la vez, expertos del sector confirmaron a LPO que es poco viable construir refinerías que demandan miles de millones de dólares, con Pemex en crisis financiera. Más bien, se requiere una reingeniería técnica, financiera y laboral para que las refinerías existentes sean rentables, además de esquemas creativos de alianzas con socios privados para modernizarlas, ampliarlas y complementarlas.

El líder del sindicato de trabajadores de Pemex, Carlos Romero Deschamps.

Por otro lado nadie duda que hay que combatir la corrupción en Pemex, la gran pregunta es hasta donde llegará esa declarada intención de López Obrador. En el sector creen que es probable que Nahle vaya a fondo en el caso Odebrecht que golpea al ex presidente priista Emilio Lozoya, pero la duda es si López Obrador le permitirá hacer lo mismo con los negociados que golpean al poderoso gremio que lidera Carlos Romero Descamps. 

En el campo de la magistratura se vio que AMLO más bien prefiere mantener alianzas corporativas con los sindicatos, que combatir sus prácticas corruptas.

Si se tiene en cuenta como actuó AMLO ante los privilegios del sindicato de maestros y su tendencia por los acuerdos corporativos, es poco probable que quiera ponerle un límite a Deschamps, analizan en el sector.

Por otro lado, la propuesta de descentralización se apoya en la idea de integrar las zonas más relegadas al resto del país, lo cual es una de las deudas pendientes de los gobiernos mexicanos de la última década. Sin embargo la idea de mudar los organismos mencionados opera en detrimento del desarrollo del mismo sector por lo que no está muy claro si el objetivo de potenciar dichas zonas pueda cumplirse con estas medidas.

"El sector energético luego de la reforma ha ganado un dinamismo sorprendente por lo que éste debe estar en contacto con los polos industriales del país. Por eso incomunicar a Pemex ubicándolo en Ciudad del Carmen sería un grave error estratégico y político", destacó un empresario del sector consultado por LPO.

Asimismo, el director de Energía a Debate, David Shields señaló que, de efectuarse una mudanza de la Secretaría de Energía, lo mejor sería moverla para Monterrey que "se ha vuelto el centro neurálgico de los mercados energéticos". Lo mismo con respecto a la CFE, la cual, en caso de quererse trasladar al sur, convendría elegir, en todo caso, Cuernavaca y no Chiapas (como se ha planteado), debido a la presencia allí del Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL).

Javier Jiménez Espriú, quién fue designado por López Obrador para el cargo de secretario de Comunicaciones y Transportes en caso que gane las elecciones. Si bien su área es otra, es un duro opositor de las políticas neoliberales en energía con lo cual se reforzaría en el gabinete el rechazo a las políticas del último sexenio.

La tensión es tan evidente que el candidato para ocupar el puesto de secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, se encargó de enfriar la controversia al afirmar que los acuerdos firmados con el sector privado "serán completamente respetados" y ratificar que no se derogaría la reforma energética.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.