Interna Frente
Anaya quiere darle la alcaldía de Puebla a Lalo Rivera para pagar la declinación de Moreno Valle
Busca equilibrar fuerzas y garantizar al mismo tiempo la candidatura única de Martha Erika Alonso.

Las negociaciones fueron arduas, pero finalmente Ricardo Anaya logró bajar a su último adversario interno para garantizarse así la candidatura presidencial del Frente. Por supuesto, el camino recorrido para evitar una primaria y quedar como postulante único tuvo un costo, elevado en la opinión de varios militantes panistas que debieron ceder espacios para el pago de esos acuerdos.

Anaya tuvo que ceder diputaciones, senadurías y alcaldías para lograr el acuerdo con el Frente. Luego aumentó la oferta para convencer a Mancera. Más tarde, a todos los contendientes presidenciales que menos sombra hacían pero abrían un potencial proceso interno, como Romero Hicks, Ruffo, Derbez. Y finalmente Rafael Moreno Valle.

LPO adelantó que la negociación con Moreno Valle incluiría naturalmente la candidatura para la gubernatura de Puebla, que el ex mandatario reservaba para su esposa, Martha Erika Alonso. Anaya estaba dispuesto a darle ese gusto, pero no quería ceder diputaciones en otras entidades, como también pedía el poblano.

Pero la operación para cerrar este acuerdo tiene un cabo suelto más. Se trata de Eduardo Rivera, el ex alcalde de Puebla, quien tiene una dura batalla política con Moreno Valle.

Rivera Pérez, operador de varias de las últimas campañas panistas, mostró siempre su intención de ser gobernador, situación que lo convirtió en un peligroso competidor de la esposa de Moreno Valle. "Rafa" fue muy duro con "Lalo": desde el Congreso de Puebla abrió una investigación en su contra por supuestas irregularidades en las cuentas públicas de 2013.

Ya bajo el mandato de su delfin, Tony Galli, la Secretaría de Finanzas y Administración poblana avanzó con el embargo de la casa familiar de Rivera, en concepto de pago por la multa de 25 millones de pesos que también le impuso el Congreso del Estado por irregularidades en su cuenta pública.

Pero hay un dato más: Rivera es amigo personal de los Calderón. Anaya sabe que poner a jugar a todos en favor de su cadidatura presidencial, es decir garantizar la candidatura única de Martha Erika y al mismo tiempo contener a "Lalo", debe equilibrar las piezas.

La opción que se baraja por estas horas es ofrecerle a Rivera otra vez la alcaldía de Puebla, una posición importante que además le garantiza "vuelo" para la próxima elección. Es, además, un contrapeso para el podería total que ostenta Moreno Valle en su entidad. ¿Aceptará declinar Lalo y jugar otra vez por la alcaldía?

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.