Energía
Pemex no levanta su producción y podrían obligarla a devolver los campos de la Ronda Cero
La CNH pidió que cotice en bolsa, pero en el mercado hay dudas. El fantasma de la devolución.

La situación de Pemex es grave, no sólo por su delicada situación financiera sino porque las opciones que tiene para revertirla son cada vez más limitadas. Esta semana el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Juan Carlos Zepeda, recomendó la cotización de Pemex en la bolsa con el fin de obtener el financiamiento necesario para que así la empresa estatal pueda llevar a cabo sus proyectos. Habrá que ver si esto será posible y, en todo caso de serlo, si será suficiente.

En 2017 se le otorgó a Pemex una prórroga de dos años para que se demuestren resultados en las 101 áreas de exploración que había adquirido bajo la amenaza de que, de no cumplirse las expectativas esperadas, se le serían quitadas 95.

Efectivamente, según se estableció en la Ley de Hidrocarburos, de no poseer los recursos para llevar a cabo la actividad prometida se exigiría la devolución de los campos. Así se afirmó en un acta cuando la Secretaría de Energía dio a conocer que concedió a Petróleos Mexicanos la aprobación de la extensión de la vigencia por dos años en las 101 asignaciones de exploración concedidas durante la Ronda Cero en 2014. De estas, 36 habían alcanzado el 100% con la actividad física, en tanto las restantes 65 habían cumplido parcialmente las metas de la actividad.

"Juan Carlos Zepeda va a pedir en cualquier momento que se devuelvan los campos. Pemex no tiene dinero para llevar a cabo las actividades a las que se comprometió. A nadie le interesa asociarse con Pemex porque no va a poder aportar nada de capital. Fíjense lo que pasó con la convocatoria para el proceso de temporada abierta para la asignación de capacidad de la infraestructura de almacenamiento de petrolíferos. Fue un desierto, nadie se presentó ", señaló Ramsés Pech, analista del sector energético en diálogo con LPO.

Zepeda va a pedir en cualquier momento que se devuelvan los campos. Pemex no tiene dinero para cumplir con las actividades a las que se comprometió. A nadie le interesa asociarse con Pemex porque puede aportar nada de capital

Si bien es cierto que las nuevas rondas traerán nuevas inversiones, Petróleos Mexicanos se encuentra en dificultades para venderse como un socio competente, sobre todo si se tiene en cuenta, además de su escaces de fondos, el control político sobre su actividad operativa y la relación incestuosa con un sindicato gravemente cuestionado por su accionar y su trasparencia.

En pocas palabras: si Pemex no encuentra la forma de hacer rentable su actividad en las áreas que se le fueron asignadas, la ley contempla la recuperación de dichos campos -los que no alcancen las metas prestablecidas-.

"El mensaje es claro: Los resultados financieros de Pemex indican que no tiene dinero para hacer frente a sus asignaciones. Deben indicar en cuáles áreas sí podrán cumplir con los objetivos y en cuáles no para así buscar socios o directamente licitarlas en el mercado" , agregó Pech.

Según el balance de Pemex, en 2017 la empresa estatal presentó un activo valuado en aproximadamente 118 mil millones de dólares cuyo valor había caído un 4,2% con respecto al 2016. En cuanto al pasivo, si bien este disminuyó en su valor un 4,9%, para 2017, está valuado en alrededor de 180 mil millones de dólares. Esto deja un patrimonio neto negativo de unos 61 mil millones de dólares. A su vez, se destaca que la deuda de largo plazo casi se ha duplicado en este sexenio y que los gastos de capital siguen siendo superiores al flujo de efectivo.

En resumidas cuentas, las obligaciones de Pemex superan a sus recursos y si no se generan ingresos suficientes, no podrá hacerles frente. Además, para peor, perderá parte de sus activos adquiridos. Esto empeora si se considera que la mayoría de sus activos están descapitalizados y que no hay planes por parte del gobierno de subir el presupuesto asignado.

"Con más deuda, los pagos de intereses son mayores y esto no pinta nada bien si no se recuperan los indicadores de producción. Y la producción de crudo probablemente sufrirá otro bajón en el próximo sexenio por la declinación prevista en Ku-Maloob-Zaap y otros yacimientos maduros, antes de que los nuevos contratos y las asociaciones permitan un leve repunte", señaló David Shields, Director de Energía a Debate en un reciente artículo publicado en Reforma.

Según lo afirmado por el Presidente Enrique Peña Nieto, el futuro de Pemex son las asociaciones con compañías privadas. No obstante, esta afirmación no tiene demasiada validez si se tiene en cuenta su crisis financiera y operativa.

Juan Carlos Zepeda, titular de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Cotizar en bolsa ¿Una solución viable?

Si bien la CNH ha sido muy insistente con esta acción, lo cierto es que, si Pemex decide cotizar, deberá mantener un registro ante la Securities Exchange Comission (SEC) teniendo la obligación de entregar cierta información correspondiente a sus estados financieros. Y, dado que el estado actual de estos últimos es más que lamentable, sus acciones no valdrían nada por lo que habrá que ver cuánto financiamiento real se podría obtener. Además, antes que nada, la empresa estatal debería limpiar la corrupción que la afecta y cerrar todos los casos porque, de lo contrario, estaría expuesta a graves sanciones.

Hay que tener en cuenta que muchos de los activos de Pemex son obsoletos por lo que una correcta revaluación mostraría un balance en peores condiciones de lo que se muestra actualmente

"Hay que tener en cuenta que muchos de los activos de Pemex son obsoletos por lo que una correcta revaluación mostraría un balance en peores condiciones de lo que se muestra actualmente. La única forma de que las acciones valgan algo sería que el gobierno capitalizara a la empresa eliminando los pasivos laborales y la deuda, los cuales, entre ambos, suman unos 150 mil millones de dólares", señaló Pech.

La pregunta del millón es si la nación estaría dispuesta a endeudarse para que Pemex pueda cotizar. Se debe tener en cuenta que actualmente los indicadores de la deuda externa están al límite de lo tolerable por lo que no es seguro que sea una opción para el gobierno.

Por otro lado, aun si el Gobierno estuviera dispuesto a hacer semejante sacrificio, todavía debe analizarse cómo resolver el problema del precio de las acciones. "En la bolsa se cotiza y es un mercado volátil que si no tienes activos y balances estables puedes perder. En la ley dice que existe un instrumento a través del cual residentes mexicanos podrían comprar acciones de Pemex pero la pregunta es quién lo haría teniendo en cuenta la existencia de un balance tan malo y considerando que la parte operativa del negocio va en caída", finalizó Pech. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.