CUMBRE DE LAS AMERICAS
Estados Unidos desplegó en Lima un intenso lobby contra China
Lo hizo de la mano del secretario de Comercio, Will Ross.

La administración de Trump decidió aprovechar la Cumbre de las Américas de Lima para golpear al régimen de Nicolás Madruro y horadar la creciente influencia de China en la región. La ofensiva, que forma parte de una pelea comercial más amplia que tiene Estados Unidos con la potencia asiática, estuvo liderada en esta ciudad por el secretario de Comercio, Wilbur Ross. 

¿Qué es más saludable para Latinoamérica, el superávit comercial con Estados Unidos de US$117 mil millones o el déficit comercial con China que tiene actualmente de US$67 mil millones?", preguntó Ross este jueves a los periodistas que asistieron a la breve rueda de prensa que dio en Lima.

"EE.UU. compra aproximadamente US$406 mil millones en bienes al año a Latinoamérica: 9% agricultura, 6% en minerales, 5% en materias primas y el resto es en manufactura", agregó Ross, quien remarcó que "hay mas variedad en los productos que Estados Unidos compra a la región, que en el caso de China que sólo importa metales".

"Estamos reuniéndonos con otros países para ver cómo resolver el problema comercial relacionado con China. No queremos transferirles simplemente el problema a ustedes. China habla sobre el libre comercio, pero es el país más proteccionista del mundo. Solo han hecho un buen trabajo de relaciones públicas. EE.UU. es por lejos el país con menos proteccionismo del mundo. Es momento de tomar acciones al respecto para hacerlos ver como tal", agregó el secretario.

Si bien la ausencia de Trump en la cumbre se interpretó inicialemnte como una señal del poco interés de su administración por la región, lo cierto es que la delegación norteamericana está demostrando lo contrario.

Ross con funcionarios brasileños 

Ross y Curtis Joseph "C.J." Mahoney, el segundo de la oficina encargada de negociar los tratados comerciales, desplegaron en Lima una intensa actividad, a la que se sumó la hija del presidente Ivanka Trump, que encabezó paneles enfocados en estimular inversiones y fortalecer el rol de la mujer.

Se sumará este viernes a esa task force el vicepresidente Mike Pence, que lejos de lo que muchos suponen tiene una influencia creciente en la administración de Trump y está totalmente alineado con la ptresión a China que encarna el nuevo secretario de Estado, Jhon Bolton.

Otra muestra de la prioridad Casa Blanca le dio a esta ofensiva es que integró una delegación bipartidista de legisladores, liderada por el senador republicano Marco Rubio, un duro tanto en China como en Venezuela. De hecho, antes de viajar a Lima, Rubio se reunió con Trump para ajustar el tono de sus intervenciones.

Esta pelea puede ser oportuna para la Argentina que viene sufriendo un duro castigo comercial de la administración de Trump, pese a su alineamiento político. Este viernes el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, se reunió con Ross, para tratar de asegurar que la suspensión de los aranceles al acepro y aluminio que benefició a la Argentina se conviertan en una medida definitiva.

Queda en el tintero resolver el bloqueo al biodisesel, el principal producto de exportación a Estados Unidos. 

Ivanka Trump con el secretario de Estado 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.