Voto 2018
Sánchez Cordero quiere convencer a AMLO para despenalizar el cultivo de la amapola
Quiere avanzar con el uso lúdico de la marihuana y permitir la plantación que deriva en la goma de opio.

En medio del segundo debate presidencial, León Krauze le preguntó a AMLO qué medida concreta tomaría para frenar el avance de la plantación masiva de amapolas en algunas regiones del país, que profundizó en los últimos años la crisis de violencia. El tabasqueño dijo que apostaría por la sustitución de cultivo, una idea que es resistida en su propio eventual Gabinete.

Efectivamente, el cultivo de la amapola se extendió en los últimos años en México, sobre todo en Tierra Caliente, esa zona conflictiva que comparten Guerrero y Michoacán. Allí las disputas ya no son por los mercados urbanos, sino también por el control de estas plantaciones en medio de las sierras, volviendo una verdadera carnicería a la región.

La amapola es una planta cuyo fruta -en una de sus variedades- ofrece una alto contenido en alcaloides obtenidos de la savia exudada mediante incisiones practicadas artificialmente en su fruto. Es la "goma del opio", base de la producción de la morfina, la heroína y otros opiacios, que se consumen algunos de manera legal y otros de forma ilegal.

Estados Unidos se ha convertido en las últimas décadas en uno de los mayores consumidores de opiacios. La adicción a la heroína es considerada por las autoridades como una verdadera epidemia. El propio Donald Trump reconoció que se trataba de una "nación de adictos".

Con un mercado tan voraz, la ecuación es muy sencilla: para los campesinos de Guerrero es mucho más rentable plantar amapola que cualquier otro cultivo. Se estima que un kilo de la planta se paga hasta en 900 dólares. "Ellos me dijeron que si los llevan a la cárcel al menos seguirán comiendo", fue la explicación que dio el propio López Obrador.

En el Gabinete existe otro planteo, mucho más incómodo. La ex ministra de la Corte Suprema, Olga Sánchez Cordero, nominada para la Secretaría de Gobernación, quiere convencer a AMLO de avanzar con la despenalización para usos médicos de la amapola, un camino que ya tomaron países como la India, Turquía o Australia.

La idea sería regular ese mercado, concentrándose en la venta de la goma de opio para la producción de morfina, un medicamento altamente utilizado -de forma legal- en los Estados Unidos. No es una planteo nuevo: hasta el propio gobernador del PRI en Guerrero, Hector Astudillo, pidió evaluar esa vía para frenar la violencia.

Sánchez Cordero fue una de las ministras de la Corte con mirada más progresista sobre los derechos de minorías. También impulsa desde su nuevo rol en el entorno de AMLO un debate por la despenalización de uso lúdico de la marihuana.

Se trata, sin embargo, de temas espinosos en medio de la campaña. Según pudo saber LPO, la recomendación a AMLO fue evitar a toda cosa cualquier tipo de declaración polémica en esta nueva fase de la campaña, la recta final, en donde su equipo pide "flotar" hasta el día de la elección.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.