Voto 2018
Exclusivo: Videgaray tiende nexos con AMLO y causa el enojo de EPN
Los encuentros secretos. La furia de Nuño. El ascenso de Quintero. La vendetta contra Slim.

La primera señal fue la semana pasada, cuando el titular del Bancomer, Luis Robles, tuvo un encuentro a solas con una figura central de Morena. Ahora se conoce en el entorno presidencial que el canciller Luis Videgaray estaría programando algunos encuentros por su cuenta en un giro por comenzar a planificar la transición política con el candidato que lidera en los sondeos.

Esta maniobra se dio sin el consentimiento de Enrique Peña Nieto que hace una semana habría congelado su relación con quien fuera el hombre poderoso de su administración. Esa tensión se traduce en que Aurelio Nuño también está distanciado del canciller: expulsó de la campaña a su satélite Alejandra Sota -movimiento que se justificó con una llamativa tortícolis- y encumbró a su némesis Alejandro Quintero, publicista presidencial enfrentado a Videgaray. Quintero viene de promover en la campaña a Carlos Alazraqui, que hará los spots del último mes.

La fricción Videgaray-Peña está al mismo nivel que en el segundo semestre del 2016 cuando el entonces Secretario de Hacienda invitó a Donald Trump a México. El efecto fue desastroso y a la semana en una cumbre multilateral Peña Nieto debió tolerar ser fuertemente reprendido por Susan Rice, consejera de seguridad de Barack Obama, quien en un tono altivo le sugirió -o más bien reclamó- que quien había operado esa jugada en Los Pinos debía irse. 

Ahora, en el más decisivo de los momentos, el conflicto vuelve a la cúpula. El Presidente está en conocimiento de que habría sido el propio Videgaray quien acercó a Morena información sensible sobre las acciones de Carlos Slim en contra de la campaña de AMLO. La semana pasada AMLO acusó al magnate de que este busca convencer a sus empleados de que no lo voten.

La pelea sería particularmente alentada por Enrique Miranda Nava, quien nunca toleró la ascendencia de Videgaray sobre su compadre de la juventud. Videgaray destrozó a Miranda el año pasado porque los distritos que este operó en Edomex se perdieron. Hay combates más recientes: Miranda se dice traicionado por Manuel Velasco en Chiapas y es sabido en el microclima que el gobernador siempre ha sido un protegido del canciller.

Pero lo de Videgaray no es coyuntural o táctico: está obsesionado con que las reformas estructurales -de las cuáles se considera el autor intelectual- perduren. Videgaray entiende que es el artífice de la matriz económica del país y es un convencido, como ha dicho en cenas con empresarios, de que sus reformas tienen por destino estimular la competencia y reducir la desigualdad.

El primer camino para que esas reformas perduraran fue José Antonio Meade como candidato. Pero el ex secretario de Hacienda no demostró la misma capacidad como funcionario que para pedir votos. 

El Plan B fue Ricardo Anaya. Videgaray se acercó al queretano para buscar una alianza.  Lo habría hecho sin el consentimiento presidencial y por eso cuando los empresarios pidieron en Los Pinos que Meade declinara el presidente se opuso terminantemente. Ese fue el primer estallido entre ambos. Hace tres semanas, Peña Nieto creía que estaría reunido para hablar sobre la campaña de Meade y en realidad el encuentro, montado por el canciller, era para desactivarla, no para impulsarla.

El Plan C llegó hace una semana, cuando Videgaray conoció que Jorge Castañeda estaba debilitado en el War Room panista y que Santiago Creel ya había desistido de seguir buscando el apoyo territorial de los gobernadores panistas a su candidato. Fue entonces cuando el canciller comenzó a pensar en cómo hacer para que las reformas sobrevivieran a un gobierno de AMLO.

Primero lo envió a Robles a una reunión secreta y ahora buscaría un encuentro él mismo con el pretexto de diagramar la transición pero con la firme intención de que la matriz que diseñó persista. Ese modelo está, para el itamita, por encima de cualquier nombre o relación. Incluida la que tiene con el Presidente. Los Pinos arde.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Plan D, el peje no acepta hablar con él y EPN lo renuncia antes del fin del sexenio, se queda como el perro de las dos tortas y fin de su carrera como manipulador de presidentes.
1
Planes A, B y C.
Dibujo un escenario pesadamente sombrío, aún antes del primer debate presidencial. Si el candidato del partido de Peña Nieto, no llega siquiera al segundo lugar en la preferencia electoral que todas las encuestas confirman en un estudio tras otro, habría el plan B, arremolinar la oposición a Obrador en torno al panista Anaya. Si aún así ven difícil la posibilidad de obtener una votación mayoritaria, se pondría en marcha un plan C, robarse la elección en el INE o en el Tribunal o en ambos. Meade, como se ve, no será útil ni para armar el fraude maquinado, así que tendrán que recurrir al Frente panista- perredista no para entregarle la banda tricolor, sino con el fin de ensuciar, judicializar y anular las elecciones para mandar a López Obrador a la Chingada, sin importar que el tigre quede suelto.
18 de mayo 2018.