Voto 2018
Calderón cree que Anaya buscará atrincherarse en el PAN y no descarta crear otro partido
LPO ya reveló los contactos de Gil Zuarth y Cordero con los gobernadores, la clave para inclinar la balanza.

Faltan apenas una docena de días para saber quién será el próximo Presidente de México, aunque el círculo rojo ya da por descontado el resultado. Por estos días, las peleas al interior de los partidos son otras: la primera inquietud es cómo se reacomodarán ante un nuevo escenario, impensado algunos años atrás.

En el PAN será momento de saldar viejas disputas, sobre todo entre Ricardo Anaya y los adversarios que fue sumando en su ruta de construcción de la candidatura, que como él mismo admitió dejó muchos "heridos". Felipe Calderón, Roberto Gil Zuarth, Ernesto Cordero y Rafael Moreno Valle, entre otros, ya se relamen con la idea de una derrota del queretano.

Como reveló LPO, Gil Zuarth y Cordero ya iniciaron algunas pláticas con gobernadores panistas, que -como también ocurrirá en el PRI- serían clave en la definición de una nueva constelación de poder en el partido azul.

Pero Calderón no está convencido que Anaya vaya a soltar el partido con tanta facilidad. Primero, porque algunos mandatarios podrían acompañarlo en este línea de "continuidad". Se agita la idea de una alianza con Javier Corral, cuyo sueño presidencial sigue intacto.

En paralelo, existe además una generación de hombres que acompañaron a Anaya en esta travesía que quieren cosechar sus propios frutas. Ahí está Marko Cortés, que pelea voto a voto para ingresar en el Senado, o Damián Zepeda, que aprovechó las giras de Anaya para sumar apoyos de liderazgos.

Por eso será clave también la operación de los dirigente estatales donde no haya gobernadores: Victor Hugo Sondón en Edomex, el cacique Jorge Romero en Ciudad de México, habrá que ver que ocurre en Veracruz con los Yunes.

Pero quizás la clave esté en la depuración que hizo el propio Anaya sobre el padrón del partido, que licuó en parte el peso específico de los gobernadores. Estas ideas son algunas de las que repite Calderón, trazando como viejo político todos los escenarios posibles.

Por eso, si Anaya decidiera abrir una guerra intestina en Acción Nacional, la idea del ex presidente es abandonar el partido, generando una fuga masiva de militantes y liderazgos. "Terminar de vaciarlo como le ocurrió al PRD con Morena", se entusiasma.

En esa lógica, los gobernadores y viejos liderazgos estatales sí serían clave para juntar las firmas que exige el INE. "Nosotros lo acabamos de hacer para que Margarita sea candidata", presume.

La creación de un nuevo partido de centro, acaso volcado ligeramente hacia la centro-derecha, podría empezar a cosechar los rechazos que efectivamente tendría Andrés Manuel López Obrador, un mandatario que tiene altos niveles de aceptación, pero también sólidos índices de negativos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.