Banxico
Por su pelea con AMLO, Díaz de León intentó renunciar a Banxico y empresarios lo frenan
Hombres de la IP lo contuvieron. Los detalles de la plática en la Casona de la Roma.

En sus múltiples incursiones por las capitales del mundo, es habitual que Agustín Carstens recuerde que él fue uno de los redactores de las normas de autonomía del Banxico, allá por mediados de los 90. Siempre auto-complaciente, el titular del Banco de Pagos Internacionales dice que con ese reglamento se aseguró la adecuada coordinación entre la entidad y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Efectivamente, en el articulo 43 Carstens instaló que el Comisión de Cambios de Banxico sea presidido por el Secretario de Hacienda. En paralelo, agregó que si el gobernador del Banxico no acata un dictamen de dicho comité la penalidad es su salida del cargo. Esas normas se escribieron en la época de mayor apogeo del liberalismo en Occidente. Giros del destino: son los mismos mecanismos que ayer lunes motivaron el intento de renuncia de Alejandro Díaz de León.

Tras las críticas de Andrés Manuel López Obrador del fin de semana, el gobernador del Banxico debió ser contenido por un grupo de colaboradores, allegados y empresarios que le pidieron permanecer en puesto. Lo convencían de que su salida, en el momento actual, afectaría el clima económico de una transición que por ahora se refleja como leve y tersa. Un dato notable: entre los múltiples que intervinieron no hubo nadie ni remotamente cercano a Enrique Peña Nieto. El Presidente ya se mueve en su propia dimensión, a la cual ciertas cuestiones de agenda ya no penetran.

El razonamiento de Díaz de León es pragmático: cree que será muy difícil la convivencia con Carlos Urzúa en Hacienda y con el subgobernador que en diciembre AMLO propondrá al Senado. Ante un futuro inmediato de cierta turbulencia, el banquero central preferiría liberar el espacio y alejarse, para descomprimir antes de tiempo una tensión que ya mostró sus primeras esquirlas. Pero el poder económico pide lo contrario: que se sostenga en su posición actual.

El artículo 43 de la Ley del Banco de México establece las causas de remoción de un miembro de la Junta de Gobierno. Carstens agregó: 'El Gobernador podrá ser removido también por no cumplir los acuerdos de la Comisión de Cambios'.

Y no es tanto una cuestión de la persona. Es el paradigma de las llamadas "expectativas racionales" en el cual se ubica el actual gobernador. El paradigma de los mercados. Esa estructura intelectual que rechaza la emisión de dinero, la manipulación de tasas y está a favor del control estricto de la inflación. Un paradigma que, Díaz de León, entiende será motivo de conflicto con el gobierno entrante, que busca tasas de crecimiento muy por encima de lo que el entorno internacional le permitirá crecer a México. Es muy sencillo: el banquero cree que el plan económico de Urzúa es inviable.

Moody's a AMLO: "Debe respetar la autonomía de Banxico, de eso depende la estabilidad macro"

Experto aplicado, estudioso de la economía, ha trazado sus propios números y analizado las propuestas que se conocen. Su conclusión es que para cumplir las promesas de campaña se requiere de crecer al 4% (el doble de lo actual) y recaudar a nivel federal un 27% más. Metas propias de un tigre asiático en un mundo donde ya comienzan a haber múltiples señales de que la fase expansiva de la economía internacional ha llegado a su fin. 

Algo de todo esto le explicó Díaz de León a AMLO en la casona de la colonia Roma la semana pasada. En esa incursión dejó un frase que impactó al presidente electo: "Es momento de entender que cada peso que hay en el Tesoro ya está comprometido". La contundencia de un tecnócrata frente a un hombre que es un político-voluntarista nato. Un creyente de sus principios al cual la economía comienza a marcarle límites muy definidos. De ahí que la reunión no haya salido como se esperaba.

La confrontación que llegará en enero tiene un sustrato de recursos pero fundamentalmente de filosofías contrapuestas. Vicente Fox chocaba a menudo con Banxico porque la entidad le advertía que su exceso de gasto sobrecalentaba la economía. Felipe Calderón tuvo cruces memorables con Guillermo Ortíz hasta que lo reemplazó por su favorito Carstens. Y luego este último chocaba contra Luis Videgaray porque le advertía que el gasto del Estado era excesivo. Todas estas historias nunca tocaron la macro porque todos sus actores convivían en el mismo paradigma. Lo que viene será diferente.

El enigma que prevalece en el campamento de Morena es quién será el elegido para tan decisiva contienda en el mes de diciembre, cuando el tabasqueño haga su primera propuesta para la Junta de Gobierno de la entidad. Recientemente AMLO dijo que alguna vez Mario Delgado, actual coordinador en San Lázaro, había solicitado esa posición. En paralelo, dio a entender que su favorito sería Mario Di Constanzo, quien actualmente reporta en Condusef, pero que a este lo tendría comprometido para otras tareas en el sexenio que viene. Conclusión: todavía no hay una idea clara sobre quién será el enviado del presidente electo.

AMLO muy duro con Díaz de León: "Si hay desequilibrios, será por culpa de Banxico"

El drama del Banxico está íntimamente vinculado con los dichos de AMLO sobre un "país en bancarrota". Ambas situaciones dan cuenta de que ahora AMLO tiene una visión mucho más integral de la actualidad nacional. Está mejor enterado de los problemas desgarradores y conoce mejor el tamaño sideral de los desafíos que vienen. En definitiva, dejó de ser un opositor para conocer los vericuetos de lo que implica ser poder real.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
¿Por qué si el mundo se ha regido por los paradigmas neoliberales, se está llegando al límite del crecimiento de la economía global?
Económicamente habrá múltiples razones en cargo y descargo por argumentar, pero la lógica minimalista que lo explica es que los paradigmas del modelo eran falaces y por tanto el modelo inviable a largo plazo erga orbi... Entonces, ¿Para qué continuarlo? Mientras más subsista, mayores rezagos generará. Así como de acelerado se implementó a través de reformas macreoestructurales y reglamentarias, así debe ser reversionado.