Negocios
El nuevo titular de BBVA elogia a AMLO y Bancomer acelera su cabildeo en Morena
Es Carlos Torres Vila que ya habla de "un buen panorama" para México. Operativo cicatriz tras la salida de Robles.

El gigante financiero BBVA Bancomer está tratando de acomodar su posición ante la llegada de la nueva administración de Morena. Sus negocios mantienen velocidad de crucero, pero los recientes movimientos electorales admiten una lectura en clave mexicana. Quieren caer de pie en la nueva administración y así proteger su mercado más rentable a nivel global.

El mandamás de la entidad Francisco González fue reemplazado por Carlos Torres Vila, antes consejero delegado, que fue el encargado de lanzar los primeros piropos a Andrés Manuel López Obrador tras su victoria. Torres declaró que veía "señales positivas" en el presidente electo y "un panorama positivo por delante en México". 

Su designación se combina con el encumbramiento de Jaime Serra Puche como titular de Bancomer. Una figura cercana a Esteban Moctezuma, próximo secretario de Educación.

LPO pudo conocer que los acercamientos están en marcha con figuras del próximo Gobierno como Gerardo Esquivel, Alfonso Romo y Mario Di Constanzo, actualmente en el Condusef. La importancia de México para la segunda entidad financiera española se explica sola: más del 40% del beneficio global lo aporta este país. En la primera mitad de 2018 ganó más de 1,200 millones de dólares, un 16% más que hace un año.

BBVA está haciendo todos sus esfuerzos para tejer una relación cercana con el nuevo Gobierno, muy necesaria si cabe en el muy regulado sector bancario mexicano. Las entidades están sujetas a unos sistemas de control estrictos, impuestos por el FMI al Banxico.

Estos movimientos de seducción tienen el objetivo de neutralizar las voces "anti-bancos" que predican al interior de Morena, capitaneadas por Alfonso Ramírez Cuevas, presidente de la Comisión de Presupuestos en la Cámara de Diputados. Tal como informó este medio, dichas voces hablan de nuevos impuestos a la banca o la obligación legal de abrir el grifo del préstamo. Si hace falta capital para financiar la Cuarta Transformación, BBVA no está dispuesto a que salga de su bolsillo.

La recién anunciada salida de Francisco González de la presidencia de BBVA puede dulcificar las relaciones con el nuevo gobierno de AMLO.  Meses atrás González le pedía a los mexicanos votar por un candidato "con una visión realista" y no por un "populista". Su salida se volvió imperiosa para la entidad dueña de Bancomer.

Las alertas se encendieron recientemente cuando la entidad despidió a 1,500 trabajadores en el país, aunque las fuentes consultadas indican que este movimiento respondía exclusivamente al profundo proceso de digitalización en el que está inmerso y en ningún caso a perspectivas negativas con la llegada del nuevo gobierno. Los informes internos de liquidez son positivos, "hay confianza en la estabilidad del país", según cuentan a LPO fuentes de la entidad.

Carlos Torres tiene la tarea de mantener calmadas las aguas entre Bancomer y Morena, que bajaban muy revueltas desde la campaña electoral, en la época de Luis Robles al frente del banco. Su pública amistad con Luis Videgaray y su defensa encendida de la gestión de Enrique Peña Nieto en las convenciones bancarias de Acapulco terminaron por costarle el puesto el pasado junio, cuando AMLO ya era favorito indiscutible en las encuestas.



Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.