Brasil
La elección en Brasil inquieta a empresarios regios: temen un estallido por un final cerrado
Inquietud por un escenario de inestabilidad social y política. Los negocios en juego.

Ya empezó la cuenta regresiva para saber quién será el próximo mandatario en Brasil y al interior de la inversión privada regiomontana existe una ola de incertidumbre ante la actual inestabilidad financiera y las repercusiones que podría traer un escenario de conteo muy cerrado -con eventuales denuncias de fraude- como golpe a las filiales que operan en el país sudamericano.

La inquietud se coloca en gran medida con el candidato de ultraderecha, Jair Bolsonaro, quien ya advierte que de no ganar declarará las elecciones fraudulentas, un guiño a la inestabilidad sociopolítica que los empresarios mexicanos interpretan como devenir de un escenario de fuerte inestabilidad social y política.

La regiomontana química Alpek realizó el pasado febrero la compra de las acciones de las petroleras Suape y Citepe pertenecientes a Petrobras, las cuales operan a un nivel aproximado del 58% y del que se esperaba en los próximos años se realizaran ajustes en las materias primas para incrementar la producción y aportar al flujo operativo.

De igual manera, Grupo Alfa opera a Nemak en Brasil, mientras que la firma regiomontana en tecnologías de la información Softek obtiene ya el 15% de sus ingresos totales en el país amazónico, siendo el tercer cliente más importante después de Estados Unidos y México.

[Bolsonaro alienta el golpe: "No aceptaré un resultado que no sea mi victoria"]

El sector empresarial encuentra así una preocupación por el futuro político en una nación que además de presentar incertidumbre en materia electoral, cuenta con un gran déficit de cuenta corriente. Al momento, Brasil gasta más de lo que recauda con un déficit de 7 puntos del PIB.

Además de esto, el endeudamiento trepa al 80% de su producto interno y el desempleo, el cual ha llegado al 12%, podría continuar alzándose. Estas situaciones han mantenido a Alfa, Femsa y Softek alerta durante los últimos meses al operar en un país que se observa inestable y en donde la presión fiscal ha golpeado a la inversión pública.

El panorama no es favorable cuando a esto se le suma a un candidato que alienta el golpe. En los últimos días, el PT de Lula ha compartido fragmentos del candidato Bolsonaro en una entrevista de 1999, cuando afirmó que "a través del voto no se cambiaría nada en Brasil, solo a partir de una guerra civil".

[Bolsonaro trepó a los 39 puntos y amplía la diferencia con Haddad]

Y es que a pesar de que el ultraderechista se encuentra como puntero en las encuestas (14 puntos de ventaja a Fernando Haddad según Data Folha) podría no alcanzarle para llegar al 50 por ciento necesario para ganar la elección, teniendo una alta probabilidad de segunda vuelta electoral en octubre y en donde muchos analistas prevén una cerrada lucha con el PT.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.