Energía
Valero apuesta a una subasta judicial para controlar las refinerías de PDVSA en EU
En Washington se instala el rumor de un posible avance de los rusos sobre Citgo. El negocio en México.

El dato circula por el estrecho andarivel del circulo rojo petrolero hace una semana. En un evento en Washington DC, la senadora Lisa Murkowski, influyente titular de la comisión de Energía del Capitolio, dijo que el futuro de la firma Citgo (subsidiaria de la venezolana PDVSA) podría ser en clave judicial. O sea, un juez de EU podría rematar las acciones de esta compañía para así pagar a los acreedores del gobierno de Nicolás Maduro que se multiplican por el mundo a la par que el país sudamericano se hunde en el desastre económico.

Según pudo conocer este medio, la salida judicial es un atajo para EU de modo de evitar que la rusa Rosneft adquiera la titularidad sobre las refinerías de Citgo en caso de que PDVSA caiga en cesación de pagos. Sucede que Citgo, que refina petróleo en Luisiana y Texas es la garantía de PDVSA ante sus acreedores. Esta paraestatal tiene que reunir algo más de 950 millones de dólares en los próximos sesenta días para afrontar vencimientos en el mercado. Los rusos de Rosneft tienen el control sobre el  50% de Citgo Holdings, una de las dos sociedades que controlan las refinerías de EU.

En el actual tablero geopolítico ni republicanos ni demócratas avalarían que una empresa rusa, de estrecha sintonía con el Kremnlin, controle refinerías en su país. De ahí la idea de propiciar una subasta judicial de las acciones de Rosneft y que otro player las adquiera de modo de pagar a la firma rusa y evitar que controlen las instalaciones de tan estratégico negocio.

Este año un juez federal permitió que Crystallex, una compañía minera canadiense extinta, se adueñara de acciones de PDV Holding, la otra sociedad tenedora de bonos que formalmente posee Citgo, como pago por un arbitraje de 1400 millones de dólares por la confiscación gubernamental de una mina en Venezuela. 

Ante estas novedades aparece en el horizonte un interés, que ya se conoce entre algunos hombres de negocios en CDMX, de la compañía Valero, que buscaría comprarle las acciones a Rosneft en la eventual subasta. Valero, cuya sede está en San Antonio, está haciendo grandes negocios con México. 

La compañía, que en el ambiente petrolero es señalada como muy cercana a la familia Bush, tiene el negocio de la venta de gas a México. Conseguir las refinerías de Citgo elevaría con creces sus capacidades. La pregunta que sobrevuela en el aire: ¿Quién lo comprará si el fututo gobierno de Morena sostiene su tesis de que no exportará más crudo?

Esa incertidumbre es muy visible y se demostró hace algunas semanas cuando Valero habría decidido prescindir de los servicios de Diego Fernández de Cevallos, desde siempre su principal cabildero a este lado de la frontera.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.