Calificadoras
Moody's advierte que si no hay acuerdo en noviembre, bonos del Aeropuerto serán "basura"
Será clave el entendimiento que logre Urzúa y Romo con inversionistas y constructores. Fuerte vigilancia a los primeros meses de AMLO.

Por ahora, la calificación crediticia de Moody's a México permanece sin cambios (A3 con perspectiva Estable) pero lo que por ahora ocupa más su análisis es la eventual negociación de Carlos Urzúa y Alfonso Romo con los inversionistas de Texcoco. Sin un resultado favorable, los bonos del NACIM serán degradados a "basura".

Y es que la primera reacción contundente de esta agencia calificadora fue bajar la calificación de los bonos del aeropuerto, pasando de ?Baa1' a ?Baa3', que es el nivel antes de llegar a ser, lo que coloquialmente se conoce como "bonos basura" y que es el primer nivel del grado especulativo, es decir, que presentan un riesgo elevado de impago.

Adrián Garza, analista líder en bonos del Aeropuerto, explicó que darán hasta el primero de diciembre para tener más certezas sobre los pasos que dará el próximo Gobierno en materia de si cumplirán con su promesa de pagar todo lo que se tenga que pagar por la cancelación de la mega obra impulsada por esta administración.

Confirmado: Romo avisa que ya prepara con Urzúa la estrategia para tranquilizar al mercado

"Estamos colocando en revisión de posible baja los bonos del aeropuerto", dijo. Consideró que por el momento no se ha dado ningún paso contundente hacia la cancelación pero ahora dependerá mucho de la relación del Gobierno sobre el apoyo extraordinario que dará por incumplimiento.

Hay aspectos positivos que permiten la espera, por ejemplo, la generación sólida de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) que pagan los pasajeros y que permite precisamente el pago a los acreedores de bonos por 6,000 millones de dólares.

El analista de Moody's expuso que este año hubo un incremento de 25% por parte del pago de la TUA de viajeros internacionales, lo que generó un flujo de efectivo mayor al estimado, lo que propicia que la calidad crediticia del aeropuerto sea mejor de lo anticipado. No obstante, es enfático en que preocupa la manera en que ocurrirá la cancelación y en qué términos sucederá, qué mecanismos se tomarán ante los contratos.

Por el momento, los analistas de la calificadora no perciben pista alguna que les permita seguir una ruta. Será crucial que no se detone el incumplimiento, pues eso abonaría a la deuda. Pero así como podría llegar a un nivel más bajo, si la calificadora percibe un respaldo sólido a acreedores, también existe la posibilidad de un ajuste al alza.

Para Garza aún es difícil trazar escenarios posibles, pues el tema cruza también aspectos legales. Lo que no descarta es que la deuda pueda ser pagada por los flujos de la TUA del AICM, pues recuerda que los contratos son por hasta 50 años.

"Al día de hoy tenemos solo un anuncio. A partir del 1° de diciembre podrían detonarse eventos destacables a considerar", señaló el también experto en infraestructura.

México mantiene la calificación

En cuanto a la nota soberana, en contra de lo que ya han hecho algunas agencias, Moody's guarda prudencia y no realiza cambios ni en su perspectiva ni en su nota crediticia para el país, aunque en su turno, Jaime Reusche, analista soberano de la calificadora, reconoce que esta noticia "es una señal negativa a largo plazo y puede desacelerar las inversiones y por tanto, la marcha de la economía".

Resaltó que por ahora el clima es de incertidumbre sobre las políticas públicas que tomará la administración de AMLO, "hay muchos interrogantes en cuanto a temas fiscales y económicos. Trataremos de tener toda la comunicación posible con el próximo Gobierno", dijo Reusche, confirmando que hasta ahora, no han sido convocados por el equipo económico de Urzúa y Romo.

"Seguiremos en modo de observación sobre cómo sigan las políticas económicas y cuentas fiscales. Por ahora tenemos un colchón, hay un punto de partida favorable que da margen para evaluar por seis meses, salvo que ocurriera un shock, pues el país cuenta con buena salud financiera, con un crecimiento más bien moderado, pero con finanzas fuertes", explicó Reusche.

El dólar pega otro salto por reacción negativa de calificadoras a Texcoco: ya cotiza cerca de $20.50

Pero como ya vienen repitiendo en el mercado, la clave será el paquete presupuestal que se entregue a más tardar diciembre: "Ahí vamos a mirar con mucho detalle la composición del presupuesto y que deje margen de maniobra ante eventos de choque".

En ese sentido, refirió, por ejemplo, a eventos como mayores tasas de interés. Y es que reconoció que si bien por ahora la depreciación del peso no tiene gran impacto en los indicadores de deuda en dólares -además de que contribuye en otros conceptos, como como los ingresos-, si prende alertas las crecientes tasas de interés, que pueden tener un impacto indirecto en la deuda doméstica. "Por eso es tan importante la prudencia fiscal de López Obrador", puntualizó. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.