Isaac Montoya Márquez
"La oposición no tiene autoridad moral para decirle a AMLO qué rumbo debe o no tomar el país"
Isaac Montoya, líder de las juventudes de Morena, charló a profundidad sobre los vínculos de chavistas con México.

"Somos una enorme organización que trata de incluir a sectores representativos de la población mexicana para ayudar al nuevo gobierno en la construcción de un nuevo acuerdo social y lograr así la reconciliación del país". De este modo, el líder de las juventudes de Morena definió a su partido, al que además atribuyó las cualidades de "izquierda", "nacionalista-revolucionario", con "un modelo anti-neoliberal pero no anticapitalista".

En un diálogo distendido con LPO, Isaac Montoya explicó de qué se trataba ese fortalecimiento de lazos e intercambio de experiencias y puntos de vista que hizo a la ex viceministra de Cultura de Maduro, Rodbexa Poleo, declararse morenista. Igualmente, Montoya Márquez abordó las prioridades en materia de juventud del partido más influyente y poderoso del país. Y concluyó revelando un rostro poco conocido de López Obrador.

Comencemos hablando de la visita de integrantes del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) a la alcaldía de Azcapotzalco...

Fue una visita oficial de compañeros y compañeras de la Juventud del PSUV. Nos pidieron armar algunas reuniones para intercambiar experiencias. De todas las militancias se aprende algo. Y nosotros somos un partido-movimiento que queremos perfeccionar mecanismos en el trabajo territorial. Ellos tienen una experiencia interesante. Independientemente de las cosas que se puedan cuestionar de las decisiones en su gobierno, nadie podría poner en duda lo bien que han hecho en el tema territorial y militante. Muchos desconocen ese trabajo por el sesgo que existe, respecto de todo lo que huela, guiñe o refiera a Venezuela y que es en automático descalificado.

Eso a mí me parece muy peligroso, porque se pierden de vista experiencias y procesos populares en América Latina. Ellos, les guste o no a sus detractores, llegaron con un respaldo popular impresionante, y con una organización de base que construyeron desde entonces, y del cual podríamos aprender.

No vienen ellos a decirnos qué hacer o cómo se hace. Y no todo se asume como una receta. Tampoco significa que deseemos conducirnos desde Morena, o desde el nuevo gobierno, con el rumbo o ejemplo histórico de Venezuela. Los indicadores del rumbo soberano y digno que debemos tomar están en nuestro propio país, en nuestra historia (tenemos aquí a Juárez, a Zapata, a Villa, a Lázaro Cárdenas). Hay que aprender de los aciertos y de los errores de ellos. Pero tampoco vamos a hacer lo que otros quieren que hagamos, no es un tema maniqueo.

No vamos a obedecer a definiciones coyunturales que surjan del PAN. Quienes, de pronto, quieren cazar figuras como si se trataran del mismísimo demonio, y se indignan y se rasgan las vestiduras por la presencia de Maduro.

Pero durante la campaña se atacó a AMLO por expresiones similares en voz de Héctor Díaz-Polanco. ¿No te parece polémico el acercamiento de Morena con sectores del chavismo?

Nosotros estamos en una posición soberana de invitar y de tener vinculación con los compañeros que queramos, decidamos. Lo polémico sería asumir la postura de "con este sí me junto y con este no". No vamos a obedecer a definiciones coyunturales que surjan de partidos políticos como el PAN. Quienes, de pronto, quieren cazar figuras como si se trataran del mismísimo demonio, y se indignan y se rasgan las vestiduras por la presencia de Nicolás Maduro en la toma de protesta de Andrés Manuel, pero que en su momento fueron muy amigables y tuvieron un trato cercano con estos mismos gobernantes a los que hoy desconocen y descalifican.

En cambio, esa postura -la de Acción Nacional- que quiere escandalizar y asustar, abre la puerta a la polarización y a la fractura. Ellos quieren propiciarla, por ello disfrazan la censura dando voz a ciertos sectores que polarizan. Todo lo que tenga que ver con Venezuela es negativo, nos dicen. Me parece peligroso ese terreno -incluso diplomático, al que ya han entrado ellos- de excluir de todo a Venezuela. Ahora se habla mucho de Venezuela, aunque antes se hablaba de Cuba. Han dejado de hablar Cuba, misteriosamente, pero la intención es la misma: aislar.

¿No al aislamiento, pero con la denuncia de lo que ocurre allá?

Reafirmo, no es maniqueo. No puede ser un tema que se limite a la fórmula: izquierda igual a PSUV, igual a Gobierno de Venezuela, igual a negativo; como quieren llevarlo, a ese terreno simplista. Morena es más que eso. Porque nosotros podríamos replicar con la misma fórmula: derecha igual a Honduras, igual a golpe de estado, igual al partido del presidente Juan Orlando [Hernández]. Tanto uno como otro me parecen análisis reducidos y bastante perversos que no contribuyen a que se eleve el debate. Y, al final, esas formulitas conducen a un falso debate.

Ahora estamos enfrentando grandes problemas internos en el país que nos heredaron gobiernos emanados del PAN y del PRI. Eso es lo que preocupa. Si ellos no pueden mirar más que al exterior -porque les apena ver qué país nos entregan-, hay que recordarles que callaron ante situaciones como la de Honduras, han callado ante la situación que se vive en Argentina, en Brasil... Entonces, me parece una trampa el debate al que quieren conducirnos. No caeré en la trampa.

Asumir posturas soberanas significa no-importar recetas de Estados Unidos, ni de Europa, China, ni de Venezuela para decirnos con quién juntarnos y con quién no.

¿Y por qué sólo Venezuela?

Nuestro interés no sólo está en Venezuela. Hay una cuestión en la juventud venezolana que se ha integrado a los ministerios, y otros espacios de máxima relevancia, que a nosotros como Juventud Morena nos llama la atención. Como lo hacen también los procesos de integración en el gobierno y los partidos de Brasil, de Uruguay con el Frente Amplio, de la nueva mayoría en Chile, con alas progresistas en Argentina, con el MAS en Bolivia (con especial admiración a ellos y su gobierno-pueblo). Tenemos relación con Podemos, con Izquierda Unida de España; con la izquierda de Portugal (que está gobernando en este momento y es un modelo muy exitoso de gestión y administración). También hay relación con compañeros de Italia, de Alemania...

Tenemos una relación muy amplia con varias naciones, y aunque nuestra obligación es tender puentes, no significa que vamos a replicar tales modelos, y mucho menos ellos replicarán lo que nosotros hacemos. Disponer de un mapeo, de un pulso global, podría ayudar en algún momento en distintas áreas de nuestra vida interna. 

Al mismo tiempo que los venezolanos, Juan Carlos Monedero estuvo en México, y me comentó que así como AMLO tiene una increíble amistad con Jeremy Corbyn la tendrá con Pablo Iglesias...

Morena obtuvo su registro apenas en 2014. Y no vamos a frenar, ni vamos a desconocer que queremos aprender de experiencias históricas de organizaciones, partidos, movimientos, gobiernos, que tienen una visión social, popular y de izquierda, y que han sido exitosos en mayor o menor medida, en grandes sectores o en breves momentos.

Omitir la situación geopolítica para atender definiciones coyunturales sería un error. Y quienes nos critican lo saben. Tenemos que atender esa Doctrina Estrada y ese llamado a la libre autodeterminación de los pueblos, porque finalmente cuando hay ya un gobierno de las siglas que sea, emanado de la fuerza política que sea, tenemos que respetar la decisión de cada nación.

Lo que marchó no fue la sociedad civil en contra de la cancelación del aeropuerto, fueron sectores que ahora serán de presión -y que antes eran grupos dominantes- en contra de la diversidad.

Para caer en la generalización, muchos de los que los acusan de chavistas fueron quienes salieron a las calles en la Marcha Fifí...

Nosotros, por más firmeza en nuestras definiciones ideológicas, jamás celebraremos ni acompañaremos expresiones de violencia e intolerancia. Así, vimos una marcha convocada por conservadores, abiertamente privilegiados, que habían callado durante años el estado de impunidad en el que vivimos en México y que ahora deciden levantar la voz por la cancelación de un aeropuerto. Lo cual es ridículo.

Los empresarios directamente involucrados en el proyecto aceptaron la decisión de Andrés Manuel. Por ello, tenemos voces autorizadas como la de Miguel Alemán Magnani, dueño de Interjet, quien afirmó estar totalmente de acuerdo en que se tome esta decisión. Y nos respalda, al criticar que no pueden atenderse esos llamados catastróficos de que, con el cambio del proyecto, el país se irá a la ruina.

Y la noticia sobre la marcha no fue esto. Utilizaron como pretexto la cancelación del Nuevo Aeropuerto para manifestar su desprecio a la vida y a la diferencia...

"No sé quién mordería mi cartulina, si un chairo o uno de la caravana migrante, porque ambos tienen hambre". ¿Siniestro?

Esos que salen a marchar para defender supuestamente a la vida, salieron para humillar a los migrantes y hacer expresiones de odio, con tintes xenófobos, clasistas, elitistas... Lo que marchó no fue la sociedad civil en contra de la cancelación del aeropuerto, fueron sectores que ahora serán de presión -y que antes eran grupos dominantes- en contra de la diversidad, en contra de la inclusión social, y en contra de que haya una transformación profunda en México.

Ese franco enfrentamiento, como una especie de guerra civil (primero ideológica y después que trascienda), donde o eres fifí o eres chairo, no debe seguir. Quienes en realidad están asumiendo ese argumento y lo están llevando a su máxima potencia son ciertos grupos acostumbrados a saquear, que venían dominando en el país, y que ahora están en la oposición (porque el pueblo se cansó). ¡Y apenas se dan cuenta de que en México hay polarización! Cuando ellos durante más de tres décadas la generaron con esa visión excluyente (de capitalismo de cuates), donde la mayoría no era escuchada, vista, atendida, ni representada.

A pesar de que no se les excluirá, ni se le va a expropiar, ni a marginar (como ellos sí lo hicieron), tampoco va a refrendarse su estatus de privilegio, al cual estaban bien acostumbrados haciendo uso de la corrupción. Entonces, quién lo duda aún, tienen muy poquita autoridad moral para decirnos qué rumbo debe tomar el país, y con quién juntarnos y con quién no.

¿Como miembro del partido político en ascenso, cuál es ahora tu responsabilidad al frente de la Secretaría de Jóvenes?

Desde el inicio en Morena y en la Juventud Morena, no hubo un escenario B, luchamos para ganar, para lograr lo que se logró: el Ejecutivo Federal, la mayoría en el Congreso de la Unión, muchas alcaldías, gubernaturas. Ante los resultados en las urnas, puedo asegurar que pudimos llegar a sectores de la juventud a quienes antes no habíamos llegado. Pero la responsabilidad sigue siendo la de un inicio: lograr llegar a la mayor juventud del país, lograr incorporar a nuevos cuadros bajo el principio de que la política no es sinónimo de corrupción, de agandalle, de influyentismo, y que para hacer política en Morena no es necesario dejar jirones de dignidad en el camino, ni traicionar, ni pertenecer a una tribu o ser de sangre azul o miembro de un grupo dinosaurezco...

Si somos conscientes de ello, nos va a tocar ser la generación que rescate a México. Pero si somos como aquellos que entran en política por una visión patrimonialista, o por el poder como sinónimo de dominación, entonces seremos la generación que tuvo en sus manos la posibilidad de transformar a México, y refrendar así el mismo camino de la decadencia. No puedo permitir eso, esa será mi labor: consolidar a la generación de la regeneración.

Nos va a tocar ser la generación que rescate a México. Pero si somos como aquellos que entran en política por una visión patrimonialista, o por el poder como sinónimo de dominación, entonces seremos la generación que tuvo en sus manos la posibilidad de transformar a México, y refrendar así el mismo camino de la decadencia.

Es por ello que Morena cuenta con 25% de los dos millones de jóvenes afiliados a un partido político, 500 mil jóvenes reconocidos por el INE, medio millón...

Sólo en este sector, tienen más militantes que por ejemplo el total de afiliados al PAN, con 280 mil personas inscritas en su padrón...

Así es. Nosotros nacimos como un partido de masas, donde caben todos los sectores del país. El PAN es un partido de cuadros completamente excluyente que busca aparentemente a los mejores, pero que en realidad son candados para buscar a los mismos cuadros, a los de siempre.

Por el contrario, en Morena la juventud ocupa espacios de determinación muy relevantes. Tenemos en este momento a Citlalli Hernández Mora, quien era la diputada más joven de la Ciudad de México y pasó a ser senadora de la república; tenemos a Paty Ortiz Couturier, que fue diputada constituyente y ahora la alcaldesa más joven de la Ciudad de México en Magdalena Contreras. Tenemos a la bancada más joven en San Lázaro, el promedio de edad de nosotros es de 30 años.

AMLO implementará un combo de programas sociales que tienen en los jóvenes a un sector prioritario. Analistas aseguran que no es suficiente, y otros incluso aseguran que es incorrecto destinar el presupuesto a esto.

A mí no me lo parece. Y por el contrario, creo que por primera vez en muchas décadas se rescatará a la juventud del abandono. Andrés Manuel no será un presidente de escritorio, y como seguirá saliendo a las calles -como lo ha hecho hasta ahora- seguirá conociendo la realidad de los programas que lleve a cabo. Los jóvenes tienen en él a un aliado. Y los números con los que contamos nosotros reflejan un panorama distinto a aquel del que me hablas. Ningún presidente había presentado un plan tan ambicioso para nuestro sector, como no sea ¡claro! realizar toda clase de esfuerzos para que migres o te unas al crimen.

Por último, ¿AMLO será lo contrario al espíritu de la juventud, como alertan algunos (autoritario, solemne)?

No. Andrés Manuel López Obrador es una persona íntegra, completamente honesta, que lucha por sus ideas y convicciones. Y el Andrés Manuel que vemos en plazas públicas abarrotadas (el que vimos en los debates o en entrevistas), es el mismo Andrés Manuel a puerta cerrada. Divertido, ingenioso, abierto. Es una persona transparente, y al que no le han podido encontrar nada porque lo que dice en los círculos privados es consecuente con lo que sostiene en público.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.